lunes, 31 de mayo de 2010

Un minuto con María

video

Visitación de la Virgen

Publicado 2010/05/31
Autor : Catholic.net


Como iba llena de la gracia de Dios, inundó la casa de su prima de bendiciones, 31 de mayo

Etimológicamente significa “lo mismo”. Viene del latín.

La Virgen María, iluminada por Dios, sintió vivos deseos de ir a visitar a su prima santa Isabel. En su avanzada edad, estaba embarazada porque para Dios nada hay imposible.

Tuvo muy en cuenta las palabras de san Pablo a los Corintios:" La caridad es servicial, no busca sólo su propio interés, y lo soporta todo".

Un gran apóstol de la Iglesia universal, san Ambrosio, dice estas palabras acerca de este día:"Fue María la que se adelantó para saludar la primera. Ella es la que siempre se adelanta a dar demostraciones de cariño a quienes ama".

María no busca reputación, fama o halagos como sucede en muchas de las visitas de nuestros días.

Como iba llena de la gracia de Dios, inundó la casa de su prima de bendiciones.

"Tan pronto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su vientre e Isabel quedó llena del Espíritu Santo".
Su prima, muy agradecida, le dijo:" Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de vientre. ¿De dónde a mí que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo saltó de gozo el niño en mi vientre".

La Virgen María llevó a Jesús a aquella casa. Si fueras un creyente como Dios manda, harías exactamente igual. El cristiano es portador de la Buena Noticia de Dios, su mensajero, el heraldo que anuncia la buena nueva.

Otro santo universal que se distinguió por su acendrado amor a la Virgen dice estas palabras:" Desde este instante de la Visitación María quedó constituida en “Canal inmenso” por medio del cual la bondad de Dios envía hacia nosotros las cantidades más admirables de gracias, favores y bendiciones".

Una de las claves de la Biblia es saber comunicar a los demás los mensajes de Dios. A veces la gente siente vergüenza. Es una pena que, ante tanta desgracia como anuncian los medios de comunicación social, no haya creyentes que se dediquen a anunciar buenas noticias.

Evangelio del día

Libro del profeta Sofonías 3,14-18

Regocíjate, hija de Sión; grita de júbilo, Israel; alégrate y gózate de todo corazón, Jerusalén. El Señor ha cancelado tu condena, ha expulsado a tus enemigos. El Señor será el rey de Israel, en medio de ti, y ya no temerás. Aquel día dirán a Jerusalén: "No temas, Sión, no desfallezcan tus manos. El Señor, tu Dios, en medio de ti, es un guerrero que salva. Él se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo como en día de fiesta." Apartaré de ti la amenaza, el oprobio que pesa sobre ti.

Interleccional: Isaías 12,2-6

El Señor es mi Dios y salvador: confiaré y no temeré, porque mi fuerza y mi poder es el Señor, él fue mi salvación. Y sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación. Dad gracias al Señor, invocad su nombre, contad a los pueblos sus hazañas, proclamad que su nombre es excelso. Tañed para el Señor, que hizo proezas, anunciadlas a toda la tierra; gritad jubilosos, habitantes de Sión: "Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel."

Evangelio según San Lucas 1,39-56

En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: "¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá."

María dijo: "Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre."
María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa.

Dios descubierto Amor

He aquí el descubrimiento: ¡Dios es amor, Dios es Padre!

Nuestro corazón se abre y se eleva.
Se une a Aquél que lo ama, que piensa en todo,
que cuenta hasta los cabellos de nuestra cabeza.

Las circunstancias alegres o dolorosas
adquieren un significado totalmente nuevo:
todo es previsto y es querido por el amor de Dios.

Ahora nada podrá darnos miedo.

Se abren camino una esperanza, una fuerza,
una seguridad jamás experimentadas,
sintiendo el amor de Aquél que, sigue con su providencia,
tanto la gran historia como la pequeña historia de cada uno.

Es un don de Dios que nos hace exclamar:
"Nosotras hemos creído en el amor".


(De los escritos de Chiara Lubich)
Movimiento de los Focolares

domingo, 30 de mayo de 2010

"¿No sabéis que sois espectáculo para los ángeles y para los hombres?" (Cf. 1 Cor 4, 9)

Publicado 2010/08/23
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad


Redacción (Lunes, 23-08-2010, Gaudium Press) El sonido de la campana resuena por los valles de la sierra anunciando el comienzo del desfile. En el Seminario Santo Tomás de Aquino, de la sociedad clerical Virgo Flos Carmeli, los jóvenes del Instituto Teológico Santo Tomás de Aquino (ITTA) y del Instituto Filosófico Aristotélico Tomista (IFAT), junto con los alumnos de enseñanza media que frecuentan las aulas del Colegio Heraldos del Evangelio-Thabor, en las afueras de San Pablo, Brasil, entonan el Credo renovando su plena adhesión a la Iglesia y pidiendo a Dios sabiduría, en este nuevo día de estudios que se inicia.

Después de la bendición del Superior General, cuando presente, las trompetas tocan anunciando el inicio del cortejo para las aulas. El estandarte de María Santísima va al frente abriendo camino para sus hijos, quienes desfilan al sonido y cadencia de la banda. Con la mirada en el horizonte y paso enérgico, avanzan todos unidos por el mismo ideal, reflexionando, con voluntad firme, sobre los desafíos del aprendizaje y de la vida.

Entretanto, una pregunta podría surgir en un espíritu dicho ‘moderno':

"Pero, ¿para qué tanto ceremonial? Al final, el hombre no debe vivir en medio a la pompa... La organización es benéfica por tener una finalidad práctica. Los únicos medios que deben ser utilizados en la educación es la propia inteligencia. El amor y el esfuerzo ayudarán a ser preciso, pero el libro técnico resuelve todos los problemas del aprendizaje. Al final, no se debe perder tiempo con ceremoniales".

Infelizmente, en el mundo de hoy, diversas personas raciocinan de esta manera, pensando que vivir es considerar apenas el aspecto natural de la vida, olvidándose que el hombre, además de cuerpo, posee algo superior a su naturaleza animal, que es el alma. Además de eso, sin negar la existencia de la vida sobrenatural, muchos viven como si ella no existiese, teniendo el día de mañana, o hasta el momento presente, como único foco de sus consideraciones. Preocupadas solo con los quehaceres, se fijan a esta tierra. Siguen los "placeres" lícitos del mundo, pero muchas veces se dejan conducir por los gozos ilícitos, los cuales, como se sabe y muchas veces se olvida, solo resultan en frustraciones, desastres, discusiones, y tantas otras cosas que llenan las páginas de nuestros diarios, todos los días...

¿Será eso vivir? ¿La vida se resumiría al placer y a lo terrenal? La respuesta, obviamente, es por la negativa. Cuando apreciamos solo las criaturas, olvidándonos que son vestigios del Creador, se anda por un rumbo que, a primera vista, parece ser inundado de delicias y alegrías, pero es por el contrario, saturado de tristezas y sin sabores. Camino fácil a primera vista, pero opuesto a aquel recomendado por Nuestro Señor Jesucristo. Estando bajo el amparo del Redentor, podremos decir con el Salmista: "Aunque camine por el valle tenebroso, ningún mal temeré" (Sl 22,4).

El caos del mundo moderno solo es posible porque los hombres olvidan que, en esta vida, aquello que el hombre no ve, vale más que aquello que él ve. Mucho más valioso que el cuerpo que poseemos, es nuestra alma. Quien mantiene su espíritu inocente, puro y virtuoso como recomiendan los mandamientos de Dios, comúnmente conservará su cuerpo brillante, sagaz y robusto, listo para superar las dificultades de la vida, pues el cuerpo es el reflejo del alma, y el alma confiere la forma al cuerpo (S.th. I, a.3, q.2).

Las disposiciones internas del hombre se reflejan en el cuerpo. La alegría del rostro es un espejo del corazón. Sus acciones reflejan las disposiciones del espíritu. De esta forma, existen sentimientos en el corazón humano que solo llegan a su plenitud cuando son exteriorizados. Así es, por ejemplo, la amistad que se demuestra en un abrazo, también el gesto de felicitar a un amigo por ocasión de su cumpleaños; la intención de agradarlo, refleja esta búsqueda de exteriorización, actitud típica a los sentimientos humanos.

De la misma forma debemos manifestar, por hechos externos, nuestra amistad para con el Creador, a través de actitudes que sean agradables a Dios, "pues el hombre no es puro espíritu, sino posee un cuerpo, que forma parte esencial de su naturaleza y que debe, por tanto, asociarlo al culto de la divinidad. Faltaría algo para ofrecer a Dios si Él fuese homenajeado solamente en espíritu".[1]

Así como un amigo se satisface con una demostración concreta de afecto, Dios también se agrada con actitudes exteriores hacia Él, pues, así como enseña San Santiago "la Fe sin obras es muerta" (Tg 2, 26). Mostramos nuestra Fe por nuestras acciones. Y la ceremonia es un excelente medio de demostrar nuestro afecto a Dios.

Comenta el escritor alemán Fabian Fischer, que "las ceremonias no son solamente exterioridades, no son apenas símbolos, ellas forman el hombre, semejante a la etiqueta, del exterior al interior, constituyendo tradiciones".[2] La ceremonia forma el interior del hombre, eleva su espíritu, perfeccionándolo en sus hábitos de fuera para dentro, en su totalidad. Cuando la ceremonia es religiosa, además del progreso natural a quien la realiza, la persona ejerce el acto de la virtud de la religión. El culto es un verdadero acto de amor al Creador, donde se rinde un homenaje a Dios al reconocer Su grandeza.

Churchil decía que uno de los factores que contribuyeron para la formación de su carácter, fue el cántico del Credo y el Himno Nacional en su escuela. Es más, investigaciones norteamericanas llegaron a la conclusión que jóvenes y adolescentes, participando comunitariamente de ceremonias estudiantiles, adquieren un espíritu más elevado y una preparación intelectual más adecuada para el desempeño de su misión estudiantil, mejorando considerablemente sus vidas e incidiendo menos en serios problemas, que pululan estas generaciones un por todo el orbe.

Tal es la excelencia de las ceremonias que, cuanto más la vida cotidiana es penetrada por ellas, más se asemeja al Cielo. En la tierra el culto exterior no es solo un reflejo, sino, una continuidad ceremoniosa del cielo. Transformar la tierra en Cielo es la intención de estos seminaristas, que unidos en espíritu y devoción a María Santísima, los Ángeles y Santos, hacen de este desfile en la tierra, un preámbulo de las ceremonias que aguardan a los justos en la eternidad. Vivir en ceremonia es vivir un poquito del Cielo.

Por Lucas Antonio Pinatti

________________________________________

[1] Parce que l'homme n'est pas un pur esprit, mais, comme il à un corps qui fait partie essentielle de sa nature, aussi doit-il le faire collaborer au culte de la divinité. Ce ne serait pas tout rendre a Dieu, que de ne lui rien rendre qu'en esprit. (A.VV. Eucharistia - Encyclopédie populaire sur l'Eucharistie. Paris: Librairie Bloud et Gay, 1947, p. 153-158).

[2] Zeremonien sind nichts Äusserliches, sind nicht nur blosse Form, sie wirken, genauso wie die Etikette, von aussen nach innen, sie schaffen Traditionem".. (S. FISCHER-FABIAN. Die Deutschen Cäsaren. Triumph um Tragödie der Kaiser des Mittelalters. Wien: Droemer, 1977. p. 30-31)

sábado, 29 de mayo de 2010

Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos da detalles sobre el proceso de beatificación de los pastores de Fátima

Publicado 2010/05/28
Autor : Gaudium Press


El cardenal José Saraiva Martins, prefecto emérito de la Congregación para la Causa de los Santos, dio una entrevista al diario vaticano L’Osservatore Romano donde revela detalles hasta ahora desconocidos sobre el proceso de los videntes de Fátima

Ciudad del Vaticano (Viernes, 28-05-2010, Gaudium Press) Insistentes pedidos de fieles laicos y obispos del mundo entero, por medio de cartas al Vaticano, contribuyeron significativamente para que los pastores de Fátima se tornasen beatos.

Éste y otros detalles acerca del proceso de beatificación de los videntes de Fátima fueron dados por el prefecto emérito de la Congregación para la Causa de los Santos, cardenal José Saraiva Martins, al diario vaticano L'Osservatore Romano, en entrevista publicada en la edición de antes de ayer del periódico.

El gran volumen de cartas enviadas al Vaticano con pedidos por la beatificación habría hecho, de acuerdo con el cardenal, que Juan Pablo II crease la comisión formada por peritos en diferentes áreas, como teología y pedagogía, que después de un largo análisis concluyeron que los niños, al modo de ellos, eran capaces de practicar las virtudes cristianas en grado heroico. "Gracias a esta conclusión fue posible proceder a la beatificación", dijo el cardenal, explicando que antes de Juan Pablo II, la Iglesia no acostumbraba canonizar niños.

Sobre la causa de la beatificación de la Hermana Lúcia, la última de las videntes, fallecida en 2005, Mons. José Martins dijo que ella todavía está en la fase diocesana de los cinco años que se deben esperar en todos los casos. Con informaciones de la Radio Vaticana.

viernes, 28 de mayo de 2010

Un minuto con María

video

"En la fiesta del Corpus Christi, Jesús quiere entrar en nuestros corazones", dice el arzobispo de Florianópolis, Brasil

Publicado 2010/05/27
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad


Florianópolis (Jueves, 27-05-2010, Gaudium Press) Con la proximidad del feriado religioso de Corpus Christi, que será celebrado el día 3 de junio, Mons. Murilo Krieger, arzobispo metropolitano de la arquidiócesis de Florianópolis, estado de Santa Catarina, Brasil, hace una breve reflexión sobre la importancia de la festividad. Titulado "Es Cristo que pasa", el artículo sobre la institución de la eucaristía fue escrito especialmente para los lectores de Gaudium Press.
El prelado inicia el texto recordando que cuando se aproximaba el día de los panes sin fermento, tradicional fiesta judaica donde se inmolaba el cordero pascual, Jesús dijo a Pedro y Juan: "Id y preparad la cena de la Pascua". Deseando datos más concretos sobre esta celebración, Jesús los mandó entrar a la ciudad, asegurándoles que allá otras personas les darían informaciones más precisas, subraya el arzobispo.

"Entrar a la ciudad. Quien entra en nuestras ciudades, este próximo día 3 de junio, solemnidad de Corpus Christi, es Jesús. Recorrerá nuestras calles, será aclamado y adorado, en una celebración marcada por la fe. Más que entrar a Florianópolis, San Pablo o Río de Janeiro, en Roma, Tokio o el Cairo, lo que él quiere realmente es entrar en nuestras casas, participar de la vida de nuestras familias y entrar en nuestros corazones", dice.

Según Mons. Murilo, ésta es la razón de ser de las alfombras, cantos y oración de este día; éste es el motivo de la Procesión de Corpus Christi. Él además resalta que en cada una de nuestras ciudades, Jesús quiere comer la Pascua con sus discípulos - y nosotros somos esos discípulos. "Comer la Pascua es hacer una experiencia de fraternidad. Nuestras ciudades deben ser un lugar de solidaridad y compartir. Donde está presente el amor de Cristo, no hay lugar para el odio, la injusticia y la opresión", afirma.

Otra cuestión abordada por el prelado es que, entrando en nuestra familia, Jesús nos enseña que su gesto de comunión es posible porque nos perdona. Él resalta que no hay unión, no hay comunión sin perdón, pues sin perdón no hay alianza. "Jesús viene, pues, a enseñarnos a perdonar: perdonar al esposo, la esposa y el hijo; el vecino, el compañero de trabajo y el colega de escuela".

Para el arzobispo, al entrar en nuestro corazón, el Señor viene a proponernos una alianza, ofreciéndose a nosotros, ofreciendo su amistad, sus dones, sus sacramentos y su Iglesia. ¿Y qué nos pide? , pregunta Mons. Murilo. "Nos pide fidelidad al bautismo, coherencia de vida, entusiasmo por su persona y dinamismo misionero", responde.

De acuerdo con el obispo, acogiendo a Jesús en nuestra ciudad en este día de Corpus Christi, participamos de una fiesta que tiene una larga historia, aprobada por el obispo de Liége, Francia, Mons. Roberto de Thourotte, en 1246. Él nos recuerda que en el siglo XIII, una religiosa belga, Hermana Juliana de Mont-Cornillon, se tornó una gran promotora de la devoción a Jesús, presente en la eucaristía, y deseaba una fecha especial para celebrar esta presencia.

Fue entonces, que Mons. Roberto, al ser electo Papa Urbano IV, años después, estableció que cada año, el jueves después de la Fiesta de la Santísima Trinidad, en el todo mundo se celebraría una solemne fiesta en honor al Sacramento del Cuerpo y Sangre del Señor. En latín Corpus Christi, que quiere decir Cuerpo de Cristo.

"Corpus Christi es, pues, la celebración de la presencia de Jesucristo en su Iglesia, en el sacramento de la Eucaristía, bajo las apariencias del pan y el vino. Además de ofrecerse al Padre por la humanidad, se ofrece a todos como alimento de vida, garantizándonos que quien coma de este pan vivirá eternamente; el pan, que yo he de dar, es mi carne para la salvación del mundo (Jn 6,51-52)", concluye Mons. Murilo.

Señal de la Cruz, el Dístico del Cristiano


Publicado 2010/07/27
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad

Redacción (Martes, 27-07-2010, Gaudium Press) Una vez, en Besra en Idumea, ocupaba el trono Episcopal San Julián. Este santo tenía un alma llena de celo y piedad, no medía esfuerzos para traer al redil de Nuestro Señor Jesucristo a las ovejas perdidas de aquel rebaño.

Entretanto, algunos influyentes habitantes de esta ciudad, descontentos con el progreso de la fe, tomaron la resolución de envenenar a este santo hombre de Dios. Para esto, sobornaron al propio criado del Obispo. El infeliz aceptó y recibió de ellos la bebida envenenada. Divinamente de todo avisado, el Santo dice al criado:

"-Ve, y de mi parte, invita a mi cena de hoy a los principales habitantes de la ciudad".

San Julián bien sabía que entre ellos estarían los culpables. Todos accedieron a la invitación. En un dado momento, el santo Obispo sin acusar a nadie, les dice con dulzura evangélica:

"-Visto que quieren envenenar al humilde Julián, he aquí que delante de ustedes paso a beber el veneno." Hizo entonces tres veces la Señal de la Cruz sobre la copa, diciendo: "-Yo te bebo en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo." En seguida, bebió el veneno hasta la última gota y, ¡oh milagro Divino!, San Julián no sintió el menor mal. Sus enemigos, delante de tal prodigio, cayeron de rodillas a sus pies y le pidieron perdón.

¿De dónde viene la fuerza de este simple gesto? ¿Cuál es su origen? ¿En qué momentos debemos hacerla?

Esta Señal Divina, siempre fue considerada como un maestro sabio y conciso, pues resume en sí, de modo simple y didáctico, los dos principales misterios de nuestra fe que son la Unidad y Trinidad de Dios y la Encarnación, Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo.

Entretanto, en los días de hoy, pocos son los que conocen todo lo que contiene, todo lo que enseña, todo lo que opera de sublime, de santo y de divino, y en consecuencia, de soberanamente provechoso para las almas, esta fórmula tan antigua como la Iglesia. Los primeros cristianos hacían la Señal de la Cruz a cada instante. Así afirma San Basilio: "Para los que ponen su esperanza en Jesucristo, hacer la Señal de la Cruz es la primera y más conocida cosa que entre nosotros se practica".

Veamos el ejemplo de Santa Tecla, ilustre por nacimiento, más ilustre todavía por la fe:

"Agarrada por los verdugos, es conducida a la hoguera, hace la Señal de la Cruz, entra en ella a paso firme y se queda tranquila en medio de las llamas". Inmediatamente cae del cielo un torrente de agua, y el fuego es apagado. Y, la joven heroína sale de la hoguera sin haberse quemado un solo cabello. A la manera de esta mártir que al caminar hacia el último suplicio no dejaba de fortalecerse por la Señal de la Cruz, los verdaderos Cristianos de los siglos pasados recurrían siempre a esta señal consoladora para suavizar sus dolores y santificar su muerte.

Hagamos un rápido paseo por los siglos y paremos un instante en Aix la Chapelle para presenciar la muerte del gran emperador:

"... Al día siguiente, al amanecer, Carlos Magno estando bien consciente de lo que debía hacer, extendió la mano derecha y cuando pudo, hizo la Señal de la Cruz en la frente, el pecho y el restante del cuerpo."

Volemos a la bella Francia del siglo XIII para dar la palabra al Príncipe de Joinville, biógrafo y amigo de San Luis IX:

"-A la mesa, en el consejo, en el combate, en todas sus acciones, el rey comenzaba siempre por la Señal de la Cruz".

Ahora estamos delante de Bayard, el caballero sin miedo y sin mácula. Lo vemos herido de muerte, acostado a la sombra de un gran roble haciendo su último gesto que fue una gran Señal de la Cruz hecha con su propia espada.

En 1571, Don Juan de Austria, antes de dar la señal de ataque en la Batalla de Lepanto donde se decidía el futuro de la cristiandad, hizo una grande y lenta Señal de la Cruz repetida por todos sus capitanes y la victoria luego se hizo esperar. Por estos y otros ejemplos, vemos cuán poderosa oración es la Señal de la Cruz. De cuántas gracias nos enriquece ella, y de cuántos peligros preserva nuestra frágil existencia.

¿Cuándo debemos hacer la Señal de la Cruz?

Pero... ¿Cuándo debemos hacer la Señal de la Cruz? Tertuliano nos responde: "A cada movimiento y a cada paso, al entrar y al salir de casa, al encender las luces, estando para comer, al acostar y al levantar, cualquiera que sea el acto que practiquemos o el lugar para donde vamos, siempre marcamos nuestra frente con la Señal de la Cruz."

Y de todas las prácticas litúrgicas, la Señal de la Cruz es la principal, la más común, la más familiar. Es el alma de las oraciones y las bendiciones. La Santa Iglesia en sus ceremonias, en ninguna de ellas deja de emplearla. Comienza, continúa, y todo termina con esta señal. Al destinar para su propio uso el agua, el cáliz, el altar y también aquello que pertenece a sus hijos como las habitaciones, los campos, los rebaños. De todo toma posesión por la Señal de la Cruz.
La primera cosa que hace sobre el cuerpo del niño al salir del seno materno, y la última, cuando ya en la ancianidad, lo entrega a las entrañas de la Tierra, es también esta Divina Señal. ¿Qué decir de la Santa Misa que es la acción por excelencia? La Esposa de Cristo más que nunca lo multiplica... El Sacerdote, en el decorrer de la celebración, al abrir los brazos imitando al Divino crucificado, ¿no es su cuerpo la propia Señal de la Cruz viva? También delante de las tentaciones, nosotros debemos hacer uso de esta señal Liberadora. Oigamos lo que nos dice Orígenes:

"Es tal la fuerza de la Señal de la Cruz, que si la colocares delante de los ojos y lo guardares en el corazón, no habrá concupiscencia, voluptuosidad o furor que pueda resistirle. A la vista de ella desaparece todo el pecado."

Y al final del día, si la fatiga y los fracasos de la jornada llevaren vuestra alma al desánimo o hasta la desesperación. Escuchemos lo que nos aconseja el sabio Prudencio: "Cuando a la invitación del sueño te acostares en tu casto lecho, hacéis la Señal de la Cruz sobre la frente y sobre el corazón, la cruz te preservará de todo pecado. Santificada por esta Señal, tu alma no vacilará ".

Pero para alcanzar tan preciosos beneficios, es necesario que hagamos la Señal de la Cruz bien hecha y con firmeza. La devoción, la confianza, el respeto y la regularidad deben acompañar el movimiento de nuestra mano. Meditando en las palabras pronunciadas, debemos pensar en Dios Padre, Dios Hijo y en el Espíritu Santo. Además, tocando con la mano derecha en el centro de la frente, debemos tener la intención de consagrar al Señor nuestra inteligencia, nuestros pensamientos; tocando el pecho, consagrarle nuestro corazón, nuestros afectos y tocando los hombros, todas nuestras obras.

Sin embargo no permitamos que el respeto humano nos impida manifestar pública y abiertamente la Señal de la Cruz, pues si hoy una gran parte de nuestra sociedad está hundida en la impiedad y el materialismo, la necesidad que tenemos de hacer uso de esta augusta Señal es cada vez mayor. Este estandarte divino que salvó al mundo es dotado de fuerza para salvarlo aún. Y, haciendo eco las palabras de los padres y doctores de la iglesia, concluimos:

¡Salve oh Señal de la Cruz! Estandarte del gran Rey, trofeo inmortal del Señor, Señal de vida, salvación y bendición. Es nuestra poderosa guarda que en vista de los pobres es de gracia y por causa de los débiles no exige esfuerzo. Es la tácita evocación de Jesús crucificado, monumento de la victoria del Divino Redentor. Tus efectos son amplios como el universo, duraderos como los siglos. Tu elocuencia disipa las tinieblas, aclara los caminos. Es el honor de la frente, la gloria de los mártires, la esperanza de los cristianos. Es en fin, el fundamento de la Iglesia.

Por Inácio Almeida

Principales fuentes: 'La Señal de la Cruz' de Mons. Gaume - Catecismo de la Iglesia Católica - Diccionario de Liturgia.

Arquidiócesis de Curitiba, Brasil, promueve Semana Eucarística en preparación a Corpus Christi

Publicado 2010/05/27
Autor : Gaudium Press

Del 27 de mayo al 02 de junio, la arquidiócesis de Curitiba promoverá una Semana Eucarística, realizada tradicionalmente una semana antes de la Fiesta de la exaltación de la Eucaristía, el Corpus Christi

Curitiba (Miércoles, 26-05-2010, Gaudium Press) Así como la arquidiócesis de Florianópolis, también otra arquidiócesis de la región sur de Brasil, la de Curitiba, realizará del 27 de mayo al 02 de junio una Semana Eucarística en preparación para la Fiesta de Corpus Christi. La actividad es realizada tradicionalmente una semana antes de la fiesta de la exaltación de la Eucaristía, en la Iglesia de la Orden, templo de adoración perpetua del Santísimo Sacramento.

De acuerdo con el rector de la Iglesia de la Orden y del Cenáculo Arquidiocesano, monseñor Luís de Gonzaga Gonçalves, la iniciativa tiene como objetivo realizar horas santas de oración. Según el rector, en cada hora santa hay cuatro momentos principales: adorar al Dios vivo en la eucaristía; agradecer todos los beneficios recibidos; pedir perdón por las fallas, pecados y omisiones cometidos y, por último, presentar las súplicas a Dios.

Monseñor Luís resalta también que, en este año, la Semana Eucarística tiene algunas intenciones especiales, marcadas por el arzobispo metropolitano de Curitiba, Mons. Moacyr Vitti. El arzobispo recordará la realización del Congreso Eucarístico Nacional, realizado en Brasilia, pidiendo que el encuentro produzca sus frutos en todo Brasil; y, también, conmemorará el Jubileo de Oro de la realización de la 7ª edición del Congreso Eucarístico, que tuvo su sede en Curitiba en el año 1960.

Programación

Las actividades de la Semana Eucarística, según monseñor Luís de Gonzaga, comenzarán en la mañana del día 27 de mayo con una misa de apertura. En seguida, el Santísimo Sacramento será expuesto solemnemente para adoración de los fieles. A cada hora habrá un grupo de las asociaciones religiosas, pastorales y movimientos de la Iglesia responsables por el momento de adoración.

Al final de la tarde de cada día será realizada una misa solemne presidida siempre por un obispo diferente. Ya confirmaron presencia Mons. Moacyr Vitti, el arzobispo emérito de Curitiba Mons. Pedro Fedalto, y los obispos auxiliares de la ciudad, Mons. Dirceu Vegini, Mons. Rafael Biernaski y Mons. João Carlos Seneme. La adoración nocturna será realizada en la Capilla del Cenáculo, a lado de la Iglesia de la Orden.

Todos estos momentos de oración y adoración culminarán con la Fiesta de Corpus Christi, que acontecerá el día 3 de junio, con una misa campal, frente a la Catedral de Curitiba. En seguida, habrá una procesión solemne hasta el Palacio de Gobierno, donde Mons. Moacyr concederá a los fieles la bendición con el Santísimo Sacramento.

Iglesia en Montevideo, Uruguay, lanza campaña mediática y página web dedicada a la Misión

Publicado 2010/05/27
Autor : Gaudium Press


En el marco de la “Misión Continental” que se está desarrollando en Montevideo, Uruguay, la Arquidiócesis de esta ciudad lanzó recientemente un spot para televisión y una página web que tiene como finalidad ser un sitio misionero

Montevideo (Jueves, 27-05-2010, Gaudium Press) "Somos 2000 años de historia y miles de historias, somos iniciación, y somos fuerza para andar, somos compromiso, somos familia. Somos personas, error y acierto. Somos búsqueda y verdad; esa verdad que llega y te hace libre. Somos un sentido en la vida, somos educación, somos esperanza, somos abrazo. Somos y estamos en cada rincón de Montevideo (...), y somos todo esto porque Jesús está vivo; vive a través de nosotros y nuestra obra; su mejor testimonio. Somos muchos, pero somos uno": con este mensaje la Arquidiócesis de Montevideo, en Uruguay, puso en marcha una campaña mediática y una página web dedicada a la Misión, con el fin de comunicar el mensaje de Jesús haciendo uso de los medios de comunicación.

La campaña, que tuvo una propuesta inicial para la Pascua, fue lanzada oficialmente en el mes de mayo con un spot publicitario que se emitirá hasta el próximo 6 de junio -fiesta de Corpus Christi-, en los principales canales de televisión de Montevideo. Por su parte, el sitio web "Misión en Montevideo" -al que se ingresa a través de www.misionenmontevideo.org.uy -, "no tendrá el objetivo de explicar la misión, sino de ser un sitio misionero", según explicó el padre Miguel Pastorino, director del Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Montevideo (DECOS), al diario uruguayo El Observador.

Un espacio de reflexión y encuentro

De ahí, quienes ingresen a la página web podrá hallar un espacio para la reflexión, para el encuentro y para compartir testimonios de personas que, desde el lugar que ocupan -siendo sacerdotes, religiosos o laicos- recuerdan que "todos los cristianos somos misioneros", como expresó el sacerdote.

El sitio ofrece, entre otras cosas, información sobre los lugares donde la Arquidiócesis uruguaya tiene presencia, las obras en las cuales participa, como son los centros de educación formal y no formal, los comedores, los refugios nocturnos y algunos centros médicos, entre otros. También, cuenta con una sección de enlaces directos a los sites de la Arquidiócesis de Montevideo, Radio Oriental -emisora de la Arquidiócesis-, Lectionautas -que es una página web dedicada a la Palabra de Dios-, entre otros enlaces.

Adicionalmente, se puede encontrar un espacio en audio para escuchar temas que se han tratado en algunos de los programas de Radio Oriental, como son: El celibato sacerdotal, la vida más allá de la muerte, el amor y el sentido de la vida, el poder de la oración, cómo vencer el temor, y otros temas más.

La página también contará con secciones -los cuales se encuentran en construcción- de preguntas frecuentes, novedades, un blog y el ítem "alguien que cambiará tu vida", espacio que dará a conocer el mensaje de Jesús.

"Misión en Montevideo", tal como explicó el Padre Pastorino, es una campaña que va en unidad con la "Misión Continental", fruto de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano del 2007, donde se invitó a la Iglesia en América Latina a estar en un estado permanente de Misión, por medio de una pastoral más misionera.

Con información de la Conferencia Episcopal de Uruguay (CEU)

Santo del día

San Germán de París

Publicado 2010/05/28
Autor : Catholic.net


Obispo, Mayo 28

Gran parte de su vida la conocemos por el testimonio de su colega el obispo Fortunato que asegura estuvo adornado del don de milagros.

Nació Germán en la Borgoña, en Autun, del matrimonio que formaban Eleuterio y Eusebia en el último tercio del siglo V. No tuvo buena suerte en los primeros años de su vida carente del cariño de los suyos y hasta estuvo con el peligro de morir primero por el intento de aborto por parte de su madre y luego por las manipulaciones de su tía, la madre del primo Estratidio con quien estudiaba en Avalon, que intentó envenenarle por celos.

Su pariente de Lazy con quien vive durante 15 años es el que compensa los mimos que no tuvo Germán en la niñez. Allí sí que encuentra amor y un ambiente de trabajo lleno de buen humor y de piedad propicio para el desarrollo integral del muchacho que ya despunta en cualidades por encima de lo común para su edad.

Con los obispos tuvo suerte. Agripin, el de Autun, lo ordena sacerdote solucionándole las dificultades y venciendo la resistencia de Germán para recibir tan alto ministerio en la Iglesia; luego, Nectario, su sucesor, lo nombra abad del monasterio de san Sinforiano, en los arrabales de la ciudad. Modelo de abad que marca el tono sobrenatural de la casa caminando por delante con el ejemplo en la vida de oración, la observancia de la disciplina, el espíritu penitente y la caridad.

Es allí donde comienza a manifestarse en Germán el don de milagros, según el relato de Fortunato. Por lo que cuenta su biógrafo, se había propuesto el santo abad que ningún pobre que se acercara al convento a pedir se fuera sin comida; un día reparte el pan reservado para los monjes porque ya no había más; cuando brota la murmuración y la queja entre los frailes que veían peligrar su pitanza, llegan al convento dos cargas de pan y, al día siguiente, dos carros llenos de comida para las necesidades del monasterio. También se narra el milagro de haber apagado con un roción de agua bendita el fuego del pajar lleno de heno que amenazaba con arruinar el monasterio. Otro más y curioso es cuando el obispo, celoso que de todo hay por las cosas buenas que se hablan de Germán, lo manda poner en la cárcel por no se sabe qué motivo (quizá hoy se le llamaría «incompatibilidad»); las puertas se le abrieron al estilo de lo que pasó al principio de la cristiandad con el apóstol, pero Germán no se marchó antes de que el mismo obispo fuera a darle la libertad; con este episodio cambió el obispo sus celos por admiración.

El rey Childeberto usa su autoridad en el 554 para que sea nombrado obispo de París a la muerte de Eusebio y, además, lo nombra limosnero mayor. También curó al rey cuando estaba enfermo en el castillo de Celles, cerca de Melun, donde se juntan el Yona y el Sena, con la sola imposición de las manos.

Como su vida fue larga, hubo ocasión de intervenir varias veces en los acontecimientos de la familia real. Alguno fue doloroso porque un hombre de bien no puede transigir con la verdad; a Cariberto, rey de París el hijo de Clotario y, por tanto, nieto de Childeberto, tuvo que excomulgarlo por sus devaneos con mujeres a las que va uniendo su vida, después de repudiar a la legítima Ingoberta.

El buen obispo parisino murió octogenario, el 28 de mayo del 576. Se enterró en la tumba que se había mandado preparar en san Sinfroniano. El abad Lanfrido traslada más tarde sus restos, estando presentes el rey Pipino y su hijo Carlos, a san Vicente que después de la invasión de los normandos se llamó ya san Germán. Hoy reposan allí mismo y se veneran en una urna de plata que mandó hacer a los orfebres el abad Guillermo, en el año 1408.

Evangelio del día

Primera Carta de San Pedro 4,7-13

Queridos hermanos: El fin de todas las cosas está cercano. Sed, pues, moderados y sobrios, para poder orar. Ante todo, mantened en tensión el amor mutuo, porque el amor cubre la multitud de los pecados. Ofreceos mutuamente hospitalidad, sin protestar. Que cada uno, con el don que ha recibido, se ponga al servicio de los demás, como buenos administradores de la múltiple gracia de Dios. El que toma la palabra, que hable palabra de Dios. El que se dedica al servicio, que lo haga en virtud del encargo recibido de Dios. Así, Dios será glorificado en todo, por medio de Jesucristo, a quien corresponden la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.

Queridos hermanos, no os extrañéis de ese fuego abrasador que os pone a prueba, como si os sucediera algo extraordinario. Estad alegres cuando compartís los padecimientos de Cristo, para que, cuando se manifieste su gloria, reboséis de gozo.

Salmo 95

Decid a los pueblos: "El Señor es rey, él afianzó el orbe, y no se moverá; él gobierna a los pueblos rectamente." Alégrese el cielo, goce la tierra, retumbe el mar y cuanto lo llena; vitoreen los campos y cuanto hay en ellos, aclamen los árboles del bosque. Delante del Señor, que ya llega, ya llega a regir la tierra: regirá el orbe con justicia y los pueblos con fidelidad.

Evangelio según San Marcos 11,11-26

Después que la muchedumbre lo hubo aclamado, entró Jesús en Jerusalén, derecho hasta el templo, lo estuvo observando todo y, como era ya tarde, se marchó a Betania con los Doce. Al día siguiente, cuando salió de Betania, sintió hambre. Vio de lejos una higuera con hojas y se acercó para ver si encontraba algo; al llegar no encontró más que hojas, porque no era tiempo de higos. Entonces le dijo: "Nunca jamás como nadie de ti." Los discípulos lo oyeron.

Llegaron a Jerusalén, entró en el templo y se puso a echar a los que traficaban allí, volcando las mesas de los cambistas y los puestos de los que vendían palomas. Y no consentía a nadie transportar objetos por el templo. Y los instruía, diciendo: "¿No está escrito: "Mi casa se llamará casa de oración para todos los pueblo"? Vosotros, en cambio, la habéis convertido en cueva de bandidos." Se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas y, como le tenían miedo, porque todo el mundo estaba asombrado de su doctrina, buscaban una manera de acabar con él. Cuando atardeció, salieron de la ciudad.

A la mañana siguiente, al pasar, vieron la higuera seca de raíz. Pedro cayó en la cuenta y dijo a Jesús: "Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado." Jesús contestó: "Tened fe en Dios. Os aseguro que si uno dice a este monte: "Quítate de ahí y tírate al mar", no con dudas, sino con fe en que sucederá lo que dice, lo obtendrá. Por eso os digo: Cualquier cosa que pidáis en la oración, creed que os la han concedido, y la obtendréis. Y cuando os pongáis a orar, perdonad lo que tengáis contra otros, para que también vuestro Padre del cielo os perdone vuestras culpas."

Las primeras páginas de un libro…

Publicado 2010/05/27
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad


San Pablo (Jueves, 27-05-2010, Gaudium Press) Los niños, en su mezcla peculiar de inocencia y desconocimiento, son como libros donde se escriben, a veces líneas substanciosas, admirables y encantadoras, a veces líneas mediocres, sin sentido y hasta innobles. Ellos constituyen, aunque en germen y potencia, el tan incierto porvenir del mundo.

Por esto, es necesario que las instituciones de familia y pedagogía infantil tengan especial celo, cuidado y dedicación en su formación, nunca permitiendo el ocio -madre de todos los vicios-, en sus principiantes, y sin experiencia existencias.

Presentarles metas a ser alcanzadas e ideas a ser realizadas, manteniéndolos siempre ocupados y ampliándoles de a poco los horizontes del alma, puede ser un inteligente medio de evitar tal desvío, pues, como dice Paul Claudel, "¡la juventud no fue hecha para el placer, sino para el heroísmo!".

Analizando las fisionomías y actitudes de los niños en el cliché al lado, nos viene a la mente una pregunta: ¿cuáles son las primeras líneas de estos libros -sus almas- que apenas comienzan a ser escritos, pero que, en breve, saldrán a la luz? ¿Líneas de heroísmo o placer? ¿Líneas de disciplina o libertinaje? ¿Líneas de ocupación sana o de ocio? ¿Líneas donde brillan el empeño y afán de interesarse y dedicarse por algo sublime, o líneas pardas y grises, de una historia mediocre y vacía de significado?

Para nosotros, generación de fines del siglo XX e inicio del XXI, que vivimos envueltos en dramas y dificultades, muchas veces angustiados en la búsqueda de un poco de paz, probablemente la representación se nos figura inocente, pintoresca, incluso un poco distensiva: algunos niños cantan; otro parece declamar, absorto en algo medio irreal contemplado más allá de la ventana; y, más sobresalientes en la escena, dos infantes mutuamente se arrancan los cabellos, siendo plácida y apreciablemente observados por otros dos compañeros. En total, un cuadro que llega hasta despertar risa.

Entretanto, lanzando una mirada más profunda, no podemos dejar de decir que las primeras páginas de las almas de estos pequeños no están siendo objeto de la debida atención por parte de sus responsables, sean ellos padres -si la escena retrata una reunión familiar-, sean ellos educadores -si los niños están en algún centro de enseñanza-. ¡Claramente se nota en los rostros la despreocupación, el ‘laisser faire, laisser passer' (dejar hacer, dejar pasar), y hasta un cierto aire de bobera, como si la vida no fuese seria, y no nos esperase Dios en el juicio final, con el premio o el castigo...!

Y de este joven pintado por Velázquez, ¿Qué decir? ¿Qué escribieron sus formadores en las "primeras páginas" de su alma? La mirada parece estar en desproporción con el tamaño: reflexivo, consecuente y profundo; inspira tal seriedad que se diría un varón experimentado, no un niño.

El sombrero, erguido sin simetría, y el revoloteo de los ropajes parecen querer expresar la audacia imparable, el ideal vibrante, el horizonte sin fronteras del alma de aquel que los porta: está determinado a cumplir su deber cueste lo que cueste, duela lo que duela, sufra lo que sufra.

Sin embargo, ante el posible equívoco de considerar como sinónimos heroísmo y agitación, vemos que el equilibrio de su alma es entero; la serenidad de ánimo, completa; la distancia psíquica, total. Este notable autodominio se entrevé mucho en la curvatura calma y elegante de los brazos conjugados a las manos, a la vez firmes al sostener las riendas y el bastón, sin perder cierto aire de suavidad y ligereza. He aquí un excelente resultado de una buena formación familiar y pedagógica.

Vimos en los dos clichés -primeras líneas de la historia de las almas, y en consecuencia el resto del libro- como se pueden divergir de acuerdo con la formación recibida en la infancia. Ahora, es al padre o madre de familia, profesor en el colegio o que simplemente cuida de niños, que en este momento se dirigen los Ángeles de la Guarda de estos pequeñitos, cobrando una actitud a favor de sus protegidos. Solo les resta escoger con que "literaturas" llenarán las primeras páginas de sus vidas...

Por Flávio Fugyama

Cuando Dios habla de sus criaturas...

Foto: Wtl PhotosPublicado 2010/05/27
Autor: Gaudium Press
Sección: Opinión

Bogotá (Jueves, 27-05-2010, Gaudium Press) Hemos recalcado en este espacio, sobre la utilización de ese camino accesible a todos, de ir a Dios a través de sus criaturas. Verdaderamente, las cosas existentes no son sino la imitación creada de las Ideas Divinas y por eso lo reflejan, lo expresan. Además, "las ideas del Intelecto divino no se distinguen de la misma Esencia de Dios; son simplemente la misma Esencia divina en cuanto imitable ‘ad extra' ", según afirma Jesús García López en su admirable "Metafísica tomista". Las criaturas, en su conjunto, son un maravilloso reflejo de la Esencia de Dios.

Cuando hablamos de "criaturas" nos referimos a las naturales. Otra cosa son los artefactos surgidos de las ideas humanas: ellos reflejan las virtudes o vicios de los hombres.

***

Hay unos trechos sublimes del libro de Job de los que poco se habla. Son la interpelación que hace Dios al siervo paciente, en la que el propio Creador habla de sus obras y de su riquísima acción hacedora. Cedamos la palabra al texto sagrado, en el capítulo 38 y 39:

"¿Quién eres tú para dudar de mi providencia y mostrar con tus palabras tu ignorancia? Muéstrame ahora tu valentía, y respóndeme a estas preguntas: ¿Dónde estabas cuando yo afirmé la tierra? ¡Dímelo, si de veras sabes tanto! ¿Sabes quién decidió cuanto habría de medir, y quién fue el arquitecto que la hizo? (...) Cuando el mar brotó del seno de la tierra, ¿quién

le puso compuertas para contenerlo? Yo le di una nube por vestido y la niebla por pañales. Yo le puse un límite al mar y cerré con llave sus compuertas. Y le dije: ‘Llegarás hasta aquí, y de aquí no pasarás, aquí se romperán tus olas arrogantes.' ".

"¿Alguna vez en tu vida has dado órdenes de que salga la aurora y amanezca el día? ¿Y de que la luz se difunda por la tierra y los malvados vayan a esconderse? (...) ¿Quién es el padre de la lluvia y del rocío? ¿Quién es la madre del hielo y de la escarcha? ¿Quién vuelve el agua dura como la piedra y congela la superficie del océano? ¿Eres tú quien mantiene justas a las Pléyades y separadas las estrellas de Orión? (...) ¿Quién dio instinto inteligente a aves como es ibis o el gallo? ¿Quién es tan sabio que sepa cuántas nubes hay? ¿Quién puede vaciarlas para que den su lluvia, y para que el polvo se convierta en barro y se peguen los terrones entre sí?

"¿Eres tú quien busca presa para las leonas, para que coman sus cachorros hasta llenarse, cuando se esconden en su guarida o se ponen al acecho en la maleza? ¿Quién da de comer a los cuervos, cuando sus crías andan buscando comida y con grandes chillidos me la piden?"
Foto: Martin Heigan
Hasta las carencias de la creación revelan, por su ausencia, la mano del Creador:

"Ahí tienes el avestruz: aletea alegremente, como si tuviera alas de cigüeña, y abandona los huevos en la arena para que se incuben al calor del sol. No piensa que alguien puede aplastarlos, que algún animal puede pisotearlos. Es cruel con sus crías, como si no fueran suyas, y no le importa que resulte inútil su trabajo. Es que yo no le di inteligencia; le negué el buen sentido. Pero cuando se levanta y echa a correr, se ríe de caballos jinetes."

Ante tanta grandeza y tanta verdad, solo cabe la actitud que entonces tuvo Job: "Yo sé que tú lo puedes todo y que no hay nada que no puedas realizar. ¿Quién soy yo para dudar de tu providencia, mostrando así mi ignorancia? Yo estaba hablando de cosas que no entiendo, cosas tan maravillosas que no las puedo comprender. Tú me dijiste: ¿Escucha que quiero hablarte; respóndeme a estas preguntas:" Hasta ahora, solo de oídas te conocía, pero ahora te veo con mis propios ojos." (Job 42, 1- 5)

Gaudium Press / Saúl Castiblanco

jueves, 27 de mayo de 2010

Rector del Santuario de Fátima dice que el mensaje de Fátima está "abierto"

Publicado 2010/05/26
Autor : Gaudium Press

El padre Virgílio Antunes dijo a la agencia Ecclesia que Benedicto XVI mostró que el último mensaje de la Virgen de Fátima no está concluido, sino que debe ser leído a la luz de la historia

Fátima (Miércoles, 26-05-2010, Gaudium Press) Para el rector del Santuario de Fátima, en Portugal, el último de los mensajes de Fátima no está concluido, sino que debe ser entendido a la luz de los acontecimientos históricos. La declaración fue dada a la Agencia Ecclesia.

Según el padre Virgílio Antunes, no hay nada más por revelar sobre -según las palabras del propio Papa Benedicto XVI- el "mensaje más profético" de los últimos tiempos. Esto porque el mensaje ilustra los sufrimientos de la humanidad y la Iglesia, y así debe ser entendido, afirmó.

"No significa que exista una parte por revelar, sino que la profecía de Fátima tiene que ser vista de forma abierta y no cerrarse en relación a otro acontecimiento de la historia", declaró el Padre Antunes, reconociendo que cuando el secreto fue revelado en el 2000 se pensaba que el mensaje había terminado.

"Algunos pensaron que había finalizado con el Papa Juan Pablo II, el obispo vestido de blanco, que contó con la protección de Nuestra Señora en la Plaza de San Pedro, con la caída del Muro de Berlín, el cambio de los regímenes totalitaristas del Este de Europa, el sufrimiento de la Iglesia en el siglo XX".

Para el sacerdote, el mensaje va más allá de momentos históricos puntuales, como habría quedado claro en las recientes declaraciones de Benedicto XVI. "Todo indica que la profecía de Fátima nos ayuda a leer los acontecimientos de la historia y el sentido de la historia, que culminará con el triunfo del Corazón Inmaculado de María, que es la alegría de Dios por la salvación de la humanidad".

miércoles, 26 de mayo de 2010

¿Cuál es el significado de la palabra Eucaristía?

El P. Antonio Guerra, E.P., responde a las dudas de los fieles. En este programa conoceremos un poco el origen y significado de la palabra Eucaristía.

Para ver el video haz click aquí

En la festividad de Pentecostés: "Un día con María"


Publicado 2010/05/25
Autor : Gaudium Press


Más de 500 personas se reunieron en el Colegio Eucarístico, al norte de Bogotá, para vivir una jornada de espiritualidad, de reflexión, de animación cristiana en torno a la Virgen. La celebración fue organizada por los Heraldos del Evangelio

Bogotá (Martes, 25-05-2010, Gaudium Press) "Todos perseveraban unánimes en la oración con algunas mujeres, con María la madre de Jesús" (Hch 1, 14): En el Cenáculo, junto a la Virgen, se hallaban los apóstoles y los discípulos, cuando el ruido como de una ráfaga de viento y lenguas de fuego posadas sobre las cabezas de todos, anunciaron al mundo la llegada del Espíritu Santo en Pentecostés.

De manera afín, el pasado domingo 23, día en que la Iglesia celebraba la festividad de la llegada del Espíritu Consolador, más de 500 personas -amigos y participantes de la Asociación Heraldos del Evangelio- se reunieron en el Auditorio principal del Colegio Eucarístico, al norte de Bogotá, para vivir juntos "Un día con María". Los asistentes provenían no solo de la capital colombiana sino de diversos lugares de todo el país: Cali, Palmira, Pasto, Ibagué...

Desde tempranas horas fueron llegando los participantes. Y en ellos fácilmente se percibía la feliz expectativa por el arribo de la "invitada" especial de la jornada. Es así, que alrededor de las 9 horas hizo su aparición y entrada solemne la Imagen peregrina del Inmaculado Corazón de María, portada en andas por Heraldos del Evangelio y rodeada de cooperadores de esta Asociación. En ese momento "lloré -declaró una de las asistentes- pues sentí que era la propia Virgen María que entraba".

Tras el ingreso magnífico de la imagen de María Santísima, dio inicio la celebración de la eucaristía, oficiada esta vez por el P. Carlos Tejedor E.P., superior de los Heraldos del Evangelio en Colombia. El acompañamiento musical litúrgico quedó a cargo de la rama femenina de la Asociación, que interpretó consagradas melodías gregorianas favoreciendo así la piedad en un ambiente que ya era enormemente bendecido. En la homilía, el sacerdote se explayó sobre el magno acontecimiento habido en Pentecostés hace dos milenios, la manera como el Espíritu Santo había transformado radicalmente a los hombres sobre los cuales se posaran las lenguas de fuego, y la necesidad que tienen los cristianos en la actualidad de recibir ese grande y benéfico influjo del Divino Espíritu Creador.

Antes de la conclusión de la misa, la coronación solemne de la Imagen peregrina del Inmaculado Corazón de María señaló uno de los momentos auge de la jornada. Con los ojos fijos en la estatua de la Virgen, y al instante en que era colocada la corona en la sienes de la imagen, los presentes depositaban en la Madre de Dios todas sus esperanzas y la proclamaban una vez más como Reina del cielo, de la tierra y de sus propios corazones.

Después de la misa se dio inicio a un periodo de Adoración al Santísimo Sacramento. El silencio reparador de esos momentos fue en ocasiones matizado por piadosas narraciones, conteniendo significativas enseñanzas espirituales. La Adoración culminó con una consagración de todos al Divino Espíritu Santo, Patrono de la ocasión.

Entretanto, la calma y la serenidad propias a la exposición del Sacramento del Altar dieron paso a una viva alegría animada por melodías musicales. Jóvenes integrantes de la Academia y Seminario de los Heraldos del Evangelio de Bogotá, que conforman una meritoria banda sinfónica, brindaron a los presentes un espléndido concierto de temas alemanes, ingleses, de pasodobles y cantos marianos populares, que arrancaron vivos y nutridos aplausos del auditorio.

Y así continuó la jornada, en un ambiente de unción, alegría, sacralidad, benevolencia, trascendencia... Un ambiente que ciertamente hacía recordar lo ocurrido en Pentecostés.

Al final, el comentario de un asistente tal vez sirva como resumen de todo lo allí ocurrido: "Salgo de este programa con un aumento de la fe y de la confianza, porque a pesar de los problemas que hay en nuestra Iglesia, veo que ella está hoy está más fuerte que nunca..."

Gaudium Press / Saúl Castiblanco

Papa dedica reflexión del Regina Coeli de este domingo a la Fiesta de Pentecostés

Publicado 2010/05/24
Autor : Gaudium Press

Con el domingo de Pentecostés, celebrado ayer, concluye el tiempo de Pascua en la Iglesia Católica. El Santo Padre recordó que “el Espíritu Santo está siempre presente en la Iglesia en sus grandes y pequeños eventos”

Ciudad del Vaticano (Lunes, 24-05-2010, Gaudium Press) El Papa dedicó su habitual reflexión antes de la recitación del Regina Coeli, en la Plaza de San Pedro, este domingo, al significado de la solemnidad de Pentecostés. La ceremonia del Regina Coeli ocurrió después de la misa que el Pontífice presidió en la Basílica de San Pedro por Pentecostés, que concluye el tiempo pascual en el calendario litúrgico de la Iglesia.

"La Iglesia vive constantemente de la efusión del Espíritu Santo", declaró Benedicto XVI, citando como ejemplos momentos como el bautismo de nuevos miembros y las grandes asambleas y los pequeños encuentros. Los concilios, los Santuarios, como Lourdes, Guadalupe, Pompeya, Loreto; y "donde sea que los cristianos se reúnan en oración con María, el Señor dona su Espíritu", observó el Papa.

Recordó, también, la experiencia de la fe en su reciente visita a Fátima, la cual afirmó que también contó con la presencia del Espíritu Santo.

"Pero la Iglesia conoce innumerables 'pentecostés' que vivifican las comunidades locales", continuó, citando las Liturgias y los encuentros de oración, donde "los jóvenes sienten claramente el llamado de Dios". "Por lo tanto, no hay Iglesia sin Pentecostés. Y me gustaría agregar: no hay Pentecostés sin la Virgen María, como nos refiere el libro de los Hechos de los Apóstoles", afirmó el Papa.

Con la conclusión del período pascual, finalizan también las oraciones marianas del Regina Coeli, recitado en lugar del Ángelus durante todos los domingos pascuales.

Estuvieron presentes en la Plaza San Pedro este domingo, numerosos miembros del movimiento pro Vida. A ellos, el Santo Padre recordó las palabras de Madre Teresa de Calcuta: "Aquel pequeño niño, nacido y aún no nacido, fue creado para una gran cosa: amar y ser amado".

Día de Oración por la Iglesia en China


Benedicto XVI evocó también la oración por los católicos chinos por ocasión del Día de Oración para la Iglesia en China, que se realiza hoy, 24 de mayo. En esta fecha, en memoria litúrgica de la Virgen María Auxilio de los Cristianos, es celebrado el Día Mundial de Oración para la Iglesia en China. El Santo Padre se unió en oración con los católicos chinos que "oran para que la unidad entre ellos y con la Iglesia Universal se profundice cada vez más".

La celebración fue instituida por el propio Papa Benedicto XVI en su carta del 27 de mayo de 2007 dirigida a los católicos de la República Popular de China. La fecha de mayo fue escogida en homenaje a la patrona del día, la Virgen María Auxilio de los Cristianos, que es venerada en el Santuario de Sheshan en Shangai.

Santo del día

San Felipe Neri

Publicado 2010/05/26
Autor : Catholic.net

Apóstol de Roma, Mayo 26

El hombre busca la felicidad, pero nada de este mundo puede dársela. La felicidad es el fruto sobrenatural de la presencia de Dios en el alma. Es la felicidad de los santos. Ellos la viven en las mas adversas circunstancias y nada ni nadie se las puede quitar. San Felipe Neri ilustra admirablemente la felicidad de la santidad. Dispuesto a todo por Cristo, logró maravillas en su vida y la gloria del cielo.

Nació en Florencia, Italia, en 1515, uno de cuatro hijos del notario Francesco y Lucretia Neri. Muy pronto perdieron a su madre pero la segunda esposa de su padre fue para ellos una verdadera madre.

Desde pequeño Felipe era afable, obediente y amante de la oración. En su juventud le gustaba visitar a los padre dominicos del Monasterio de San Marco y según su propio testimonio estos padres le inspiraron a la virtud.

A los 17 años lo enviaron a San Germano, cerca de Monte Casino, como aprendiz de Romolo, un mercante primo de su padre. Su estancia ahí no fue muy prolongarla, ya que al poco tiempo tuvo Felipe la experiencia mística que él llamaría, más tarde, su "conversión" y, desde ese momento, dejaron de interesarle los negocios. Partió a Roma, sin dinero y sin ningún proyecto, confiado únicamente en la Providencia. En la Ciudad Eterna se hospedó en la casa de un aduanero florentino llamado Galeotto Caccia. quien le cedió una buhardilla y le dio lo necesario para comer a cambio de que educase a sus hijos, los cuales -según el testimonio de su propia madre y de una tía -se portaban como ángeles bajo la dirección del santo.. Felipe no necesitaba gran cosa, ya que sólo se alimentaba una vez al día y su dieta se reducía a pan, aceitunas y agua. En su habitación no había más que la cama, una silla, unos cuantos libros y una cuerda para colgar la ropa.

Para leer el artículo completo haz click aquí

Evangelio del día

Primera Carta de San Pedro 1,18-25

Queridos hermanos: Ya sabéis con qué os rescataron de ese proceder inútil recibido de vuestros padres: no con bienes efímeros, con oro o plata, sino a precio de la sangre de Cristo, el Cordero sin defecto ni mancha, previsto antes de la creación del mundo y manifestado al final de los tiempos por vuestro bien. Por Cristo vosotros creéis en Dios, que lo resucitó de entre los muertos y le dio gloria, y así habéis puesto en Dios vuestra fe y vuestra esperanza.

Ahora que estáis purificados por vuestra obediencia a la verdad y habéis llegado a quereros sinceramente como hermanos, amaos unos a otros de corazón e intensamente. Mirad que habéis vuelto a nacer, y no de una semilla mortal, sino de una inmortal, por medio de la palabra de Dios viva y duradera, porque "toda carne es hierba y su belleza como flor campestre: se agosta la hierba, la flor se cae; pero la palabra del Señor permanece para siempre". Y esa palabra es el Evangelio que os anunciamos.

Salmo 147

Glorifica al Señor, Jerusalén; alaba a tu Dios, Sión: que ha reforzado los cerrojos de tus puertas, y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. Ha puesto paz en tus fronteras, te sacia con flor de harina. Él envía su mensaje a la tierra, y su palabra corre veloz. Anuncia su palabra a Jacob, sus decretos y mandatos a Israel; con ninguna nación obró así, ni les dio a conocer sus mandatos.

Evangelio según San Marcos 10,32-45

En aquel tiempo, los discípulos iban subiendo camino de Jerusalén, y Jesús se les adelantaba; los discípulos se extrañaban, y los que seguían iban asustados. Él tomó aparte otra vez a los Doce y se puso a decirles lo que le iba a suceder: "Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, se burlarán de él, le escupirán, lo azotarán y lo matarán; y a los tres días resucitará."

Se le acercaron los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron: "Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir." Les preguntó: "¿Qué queréis que haga por vosotros?" Contestaron: "Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda." Jesús replicó: "No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?" Contestaron: "Lo somos." Jesús les dijo: "El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está reservado."

Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús, reuniéndolos, les dijo: "Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar la vida en rescate por todos."

María "Auxilio de los Cristianos", devoción que nació en las primeras comunidades cristianas

Publicado 2010/05/24
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad

Bogotá (Lunes, 24-05-2010, Gaudium Press) Hoy la Iglesia celebra la fiesta de María "Auxilio de los Cristianos". La historia de esta denominación, que recibió la Madre de Dios, se remota a las primeras comunidades cristianas, de quienes se dice invocaban con frecuencia la protección y el amparo de la Virgen María, cuando eran víctimas de las persecuciones romanas, incluso uno de los títulos que con mayor frecuencia se utilizaba para hacer referencia a la Virgen, era el de "Auxiliadora".

Fue en el siglo VIII cuando la devoción a María Auxiliadora empezó a ser extensiva, esto gracias a San Juan Damasceno, teólogo y Doctor de la Iglesia, quien creó la jaculatoria "María Auxiliadora, rogad por nosotros", y quien decía que la Virgen es Auxiliadora "para conseguir la salvación, (...) para evitar los peligros, (...) en la hora de la muerte".

Pero, fue solo hacia el año 1572 cuando la devoción a la madre Auxiliadora se hizo popular, debido a que Pío V quiso, en modo de agradecimiento a la Madre de Dios -a quien se le atribuyó la victoria de la flota cristiana frente a la turca, en la batalla del golfo de Lepanto, donde se pidió su intercesión con el rezo del rosario-, ordenó incluir, en la oración mariana, la jaculatoria que siglo atrás había creado San Juan Damasceno.

Siglos más tarde, más exactamente en el año 1814, fue Pío VII quién instituyó el 24 de mayo como la fiesta de María Auxiliadora, esto como homenaje a la Madre de Jesús a quien el pontífice pidió constantemente su auxilillo durante su cautiverio de 5 años de cárcel, por orden de Napoleón.

La devoción mariana de San Juan Bosco

Se puede decir que el mayor impulso que recibió la devoción a María "Auxilio de los Cristianos", se debe gracias a San Juan Bosco, quien se encargó, a través de la Obra Salesiana, de propagar el amor a la Auxiliadora en el mundo entero.

La historia narra que en varias ocasiones se le apareció en sueños a Don Bosco la Madre de Dios. En uno de los cuales, la Virgen le pedía al hoy santo que construyera un templo y que la invocara con el nombre de "Auxiliadora". El mismo San Juan Bosco, cuando vio terminado el templo en su honor dijo: "cada ladrillo de este templo corresponde a un milagro de la Santísima Virgen", puesto que la construcción empezó con únicamente 3 monedas de 20 centavos, y logró ser terminada en escasamente 4 años.

Hoy la Basílica de María Auxiliadora en Valdocco en Turin, Italia, es la casa madre de la Obra Salesiana, y el santuario más importante dedicado a la Auxiliadora.

frase del día

Dios nos consuela en nuestra lucha, para así nosotros poder consolar a los que están en la tribulación y piden nuestra ayuda.

Congregación de las Hermanas Franciscanas Misioneras de Jesús celebraron 30 años de presencia en la Arquidiócesis de La Serena, norte de Chile

Publicado 2010/05/25
Autor: Gaudium Press
Sección: América


La Serena (Martes, 25-05-2010, Gaudium Press) El domingo 23, en la parroquia San Pedro de Coquimbo, de la Arquidiócesis de La Serena, las Hermanas Franciscanas Misioneras de Jesús celebraron por medio de la Santa Misa sus 30 años de vida junto a la comunidad.

La eucaristía fue encabezada por monseñor Manuel Donoso, arzobispo de La Serena, quien en su homilía destacó "la herencia franciscana de servicio al prójimo, desde la sencillez, desde la familia, que tienen estas Hermanas" y elevó una oración a Dios solicitando "que les dé la gracia, especialmente la gracia de las vocaciones".

Por su parte, la Hermana María Isabel Lillo, superiora de esta congregación, destacó que la obra de las Misioneras Franciscanas no sólo se reduce al Hogar Redes -su obra más reconocida-, sino que también al trabajo que realizan en los colegios y diferentes casas de acogida en las localidades de Coquimbo y Vicuña. También agradeció a los presentes el apoyo y sus oraciones.

martes, 25 de mayo de 2010

Homilía de Monseñor Juan S. Clá Dias

La Iglesia Infalible. Cristo le confió su rebaño a Pedro, el primer Papa de Su Iglesia.

Este es el centro de la meditación de esta homilía de Monseñor Juan S. Clá Dias, Fundador de los Heraldos del Evangelio. Haga una pausa de tan sólo 10 minutos para escuchar y meditar estas inspiradas palabras.

Para ello, solo tiene que prender el audio de su equipo y hacer click AQUI El video está íntegramente traducido al español.

¡Que la Virgen lo bendiga a Usted y su familia!

¡ESCRIBANOS sus comentarios o sugerencias!

Heraldos del Evangelio Uruguay
Javier de Viana 2384 - Montevideo
Tel. 413 4134

lunes, 24 de mayo de 2010

Y renovarás la faz de la Tierra... II parte


Publicado 2010/05/21
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad


Redacción (Viernes, 21-05-2010, Gaudium Press) El alma que se abre a las inspiraciones del Espíritu, al mismo tiempo en que es iluminada por la doctrina de la Iglesia, se torna, de cierto modo, inerrante. Esta misteriosa actuación del Espíritu Santo pasa por encima de todas las debilidades y miserias, transformando completamente a aquellos que la reciben. Para los corazones así renovados, la única ley consistirá en obedecer al dulcis Hospes animæ (dulce Huésped del alma), dejándolo operar en su interior, como recomendaba insistentemente la santa carmelita, Madre Maravillas de Jesús, a cada una de sus hijas espirituales: "Si tú Le dejas..." - Si tú Le permites...
Para leer el artículo completo haz click aquí

Un minuto con María


Pidamos a María que nos de un rechazo completo al pecado, en especial a nuestros pecados.

Para ver el video haz click aquí

Evangelio del día

Primera Carta de San Pedro 1,3-9

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, pura, imperecedera, que os está reservada en el cielo. La fuerza de Dios os custodia en la fe para la salvación que aguarda a manifestarse en el momento final.

Alegraos de ello, aunque de momento tengáis que sufrir un poco, en pruebas diversas: así la comprobación de vuestra fe -de más precio que el oro, que, aunque perecedero, lo aquilatan al fuego- llegará a ser alabanza y gloria y honor cuando se manifieste Jesucristo. No habéis visto a Jesucristo, y lo amáis; no lo veis, y creéis en él; y os alegráis con un gozo inefable y transfigurado, alcanzando así la meta de vuestra fe: vuestra propia salvación.

Salmo 110

Doy gracias al Señor de todo corazón, en compañía de los rectos, en la asamblea. Grandes son las obras del Señor, dignas de estudio para los que las aman. Él da alimento a sus fieles, recordando siempre su alianza; mostró a su pueblo la fuerza de su obrar, dándoles la heredad de los gentiles. Envió la redención a su pueblo, ratificó para siempre su alianza; la alabanza del Señor dura por siempre.

Evangelio según San Marcos 10,17-27

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: "Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?" Jesús le contestó: "¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre." Él replicó: "Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño." Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: "Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dales el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, luego sígueme." A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico.

Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: "¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!" Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: "Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios." Ellos se espantaron y comentaban: "Entonces, ¿quién podrá salvarse?" Jesús se les quedó mirando y les dijo: "Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo."

Santo del día

María Auxiliadora
Publicado 2010/05/24
Autor : Catholic.net


Advocación Mariana, Mayo 24

Los cristianos de la Iglesia de la antigüedad en Grecia, Egipto, Antioquía, Efeso, Alejandría y Atenas acostumbraban llamar a la Santísima Virgen con el nombre de Auxiliadora, que en su idioma, el griego, se dice con la palabra "Boetéia", que significa "La que trae auxilios venidos del cielo". Ya San Juan Crisóstomo, arzobispo de Constantinopla nacido en 345, la llama "Auxilio potentísimo" de los seguidores de Cristo. Los dos títulos que más se leen en los antiguos monumentos de Oriente (Grecia, Turquía, Egipto) son: Madre de Dios y Auxiliadora. (Teotocos y Boetéia). En el año 476 el gran orador Proclo decía: "La Madre de Dios es nuestra Auxiliadora porque nos trae auxilios de lo alto". San Sabas de Cesarea en el año 532 llama a la Virgen "Auxiliadora de los que sufren" y narra el hecho de un enfermo gravísimo que llevado junto a una imagen de Nuestra Señora recuperó la salud y que aquella imagen de la "Auxiliadora de los enfermos" se volvió sumamente popular entre la gente de su siglo.

El gran poeta griego Romano Melone, año 518, llama a María "Auxiliadora de los que rezan, exterminio de los malos espíritus y ayuda de los que somos débiles" e insiste en que recemos para que Ella sea también "Auxiliadora de los que gobiernan" y así cumplamos lo que dijo Cristo: "Dad al gobernante lo que es del gobernante" y lo que dijo Jeremías: "Orad por la nación donde estáis viviendo, porque su bien será vuestro bien". En las iglesias de las naciones de Asia Menor la fiesta de María Auxiliadora se celebra el 1º de octubre, desde antes del año mil (En Europa y América se celebre el 24 de mayo). San Sofronio, Arzobispo de Jerusalén dijo en el año 560: "María es Auxiliadora de los que están en la tierra y la alegría de los que ya están en el cielo". San Juan Damasceno, famoso predicador, año 749, es el primero en propagar esta jaculatoria: "María Auxiliadora rogad por nosotros". Y repite: "La Virgen es auxiliadora para conseguir la salvación. Auxiliadora para evitar los peligros, Auxiliadora en la hora de la muerte".

San Germán, Arzobispo de Constantinopla, año 733, dijo en un sermón: "Oh María Tú eres Poderosa Auxiliadora de los pobres, valiente Auxiliadora contra los enemigos de la fe. Auxiliadora de los ejércitos para que defiendan la patria. Auxiliadora de los gobernantes para que nos consigan el bienestar, Auxiliadora del pueblo humilde que necesita de tu ayuda".

La batalla de Lepanto.

Para leer el artículo completo haz click aquí


sábado, 22 de mayo de 2010

La gloria y el dolor

¿Quién no se encanta al visitar o conocer las maravillosas riquezas de la Santa Iglesia? A algunos, tocará de manera toda especial la imponencia de sus construcciones, que reflejando el alma de los que las idealizaron, parecen invitar a quienes las contemplan a elevarse con sus torres, que a veces parecen tocar el cielo. Otros se entusiasmarán con los interiores de las catedrales, con sus paredes pintadas por los rayos de sol que, atravesando los vitrales, forman una armonía encantadora de luces y colores. Para otros todavía, estará impresa en el alma, el recuerdo de alguna gran y solemne celebración en una idea de conjunto formada por la belleza del templo, la solemnidad de la liturgia, el perfume del incienso y los acordes del órgano que les hicieron vivir algunos instantes que parecieron más celestiales que terrenales.

Alguien podría levantar el siguiente problema: "¿Es indiscutible que todo esto es muy bonito; sin embargo... ¿por qué tanta grandeza y de dónde viene toda esta majestad, toda esta gloria manifestada por la Iglesia?"

En su infinita sabiduría, Dios colocó en la creación ciertas cosas que parecerían muy contradictorias a primera vista, pero en realidad constituyen una perfecta armonía, cosas que se complementan. Por ejemplo, cuando Nuestro Señor nos invita a ser simples como las palomas, y entretanto, astutos como las serpientes (Cf. Mt 10, 16).

Así, Dios da a su Iglesia días de una gloria admirable. No obstante, esta gloria nace de otro lado muchas veces oculto a los ojos de muchos, que es el dolor.

Pensemos en los primeros siglos de fundación de la Iglesia, donde solo por el hecho de ser cristianos, millares de hombres, mujeres y niños suportaban terribles y atroces torturas que culminaban con la muerte, por amor al Santísimo nombre de Jesús y de su Santa Iglesia.

Pensemos en los sufrimientos de los Papas a lo largo de la historia que, recibiendo la misión de dirigir al rebaño de Cristo en medio de persecuciones, divisiones, y tantas formas de peligros por las cuales pasó la Iglesia, hicieron de su deber, un altar donde ellos mismos inmolaron sus propias vidas al servicio de Dios y del prójimo.

Pensemos en los religiosos y religiosas de todas las épocas, cada uno teniendo que enfrentar las más duras pruebas interiores características a este género de vida, y que sufriendo todo en el silencio de su recogimiento, sobre ellos se inclinaban los propios ángeles y atraían las bendiciones de Dios.

Y así, si recorriéramos toda la historia de la Santa Iglesia, desde su nacimiento hasta los días de hoy, nos encantaríamos con páginas de glorias inmortales vividas por ella, entretanto, cuántas páginas de dolor y sufrimiento... Querido lector, ¿esta no parece también un poco su historia? Es verdad que tenemos en nuestras vidas momentos de grandes alegrías, pero, cuántas aflicciones, dudas y dificultades. Delante de cada sufrimiento que nos deparamos a lo largo de nuestra vida, sepamos ver al final, la gloria que nos está reservada por Dios en el Cielo, si sabemos con serenidad, paciencia y confianza, llevar la cruz de todos los días.

Y al contemplar las grandezas y esplendores de la Santa Iglesia, aprendamos a mirar en el fondo la raíz de esta gloria que nació principalmente de la Sangre Preciosísima de Nuestro Señor Jesucristo, de las lágrimas de María Santísima, y también del dolor y el sufrimiento de un número incontable de almas generosas que supieron atender a la invitación de Nuestro Señor: "Quien quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo, tome su cruz y me siga" (Mc 8, 34).

La Iglesia de Arequipa, Perú, invita a los fieles a rezar constantemente el Santo Rosario

Autor : Gaudium Press

Durante este mes de mayo, más conocido como el mes de la Virgen, se llevan a cabo múltiples actividades en honor a la Santa Madre de Dios. En Arequipa, la Iglesia católica exhorta a los fieles a rezar con amor y esperanza el Santo Rosario

Arequipa (Martes, 18-05, 2010, Gaudium Press) Mayo es un mes dedicado especialmente a la Virgen María, ejemplo de bondad, humildad, sencillez, obediencia y amor profundo. En el mundo, una gran muestra de devoción hacia la Madre de Jesús es el rezo del Santo Rosario, a través del cual los fieles fortalecen su relación espiritual no sólo con la Santísima Virgen, sino también con Dios.

El Papa Benedicto XVI, en su viaje apostólico a Portugal en el 10° Aniversario de la Beatificación de Jacinta y Francisco, pastorcillos de Fátima, el 12 de mayo de 2010, y durante su discurso afirmó: "El rezo del Rosario nos permite poner nuestros ojos y nuestro corazón en Jesús, como su Madre, modelo insuperable de contemplación del Hijo. Al meditar los misterios gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos, recitando las avemarías, contemplamos todo el misterio de Jesús, desde la Encarnación a la Cruz y la gloria de la Resurrección; contemplamos la íntima participación de María en este misterio y nuestra vida en Cristo hoy, que también está tejida de momentos de alegría y de dolor, de sombras y de luz, de contrariedades y de esperanzas. La gracia inunda nuestro corazón suscitando el deseo de un cambio de vida radical y evangélico, en comunión de vida y de destino con Cristo, de manera que podamos decir con San Pablo: "Para mí la vida es Cristo"

En este sentido, el Arzobispado de Arequipa, en Perú, exhortó e incentivo a toda la comunidad eclesial para que de manera constante se intensifique el rezo del Santo Rosario.

"El rezo del Santo Rosario, será la práctica piadosa de mayor difusión en las parroquias de Arequipa, celebrando el Mes de Mayo, como el mes dedicado a la Virgen María", informó el Arzobispado.

Por esto, dedicar unos minutos del diario vivir al rezó del Rosario, implica una disposición profunda de diálogo, de arrepentimiento, de amor y de fe, a través de la cual, y con cada Ave María, los fieles traspasan las barreras de la cotidianidad, de lo material y de lo superficial, para adentrarse en el plano de la espiritualidad y de la unión con Dios vivo, presente en cada corazón.

"Recordemos que en todas sus apariciones, nuestra Madre María, nos pide con insistencia orar. Por lo tanto dedicarle cada día parte de nuestro tiempo, para saludarla como lo hizo el Ángel Gabriel, llamándola bendita entre las mujeres, seguramente será de su agrado y sobre todo de mucho provecho para nosotros", señaló el Pbro. Edgardo Ocola Manrique, Canciller del Arzobispado de Arequipa.

Finalmente a esta bonita campaña se unen también los medios de comunicación católicos de la región, los cuales en diferentes horarios transmitirán el rezo del Rosario. Ejemplo de ello es "Radio "San Martin" (1380 AM y 97.7 FM) en que además de rezar diariamente el Santo Rosario a las 6:00 y 18:00 horas, todos los domingos del mes, se rezará el "Rosario de Bendiciones", a partir de las 6:00 horas (...). También, NSE TV Canal 27, ofrecerá el rezo del Santo Rosario diariamente a las 6:00 a.m. y 18:00 horas, y en NSE Radio 690 AM, los oyentes podrán participar del rezo del Santo Rosario todos los días a las 6:00 y 18:00 horas", explicó el Arzobispado de Arequipa.

El Papa invita a recordar en las pruebas y las alegrías la invencible esperanza en Dios

Publicado 2010/05/22
Autor : Radio Vaticano


En las pruebas y en las alegrías, ellos se sintieron siempre acompañados por Dios y experimentaron cotidianamente su amor y el de sus hermanos.

Sábado 22 may (RV).- Benedicto XVI ha recibido esta mañana a la delegación de Macedonia presente en Roma con motivo de la Solemnidad de los Santos Cirilo y Metodio. El Santo Padre tras saludar al Presidente del Parlamento a los Miembros del Gobierno, a las demás autoridades y a sus Hermanos de la Iglesia Ortodoxa y de la Iglesia Católica les ha manifestado su alegría por acogerles y ha expresar asimismo al Señor su alegría, por poderle invocar unidos por intercesión de los santos Cirilo y Metodio, en su anual peregrinación a Roma para venerar las reliquias de san Cirilo.

Seguidamente el Papa ha evocado a su venerable predecesor Juan Pablo II, aludiendo a la Encíclica Slavorum Apostoli, en la que recordó a todos que, gracias a las enseñanzas y a los frutos del Concilio Vaticano II, podemos mirar de manera nueva la obra de los dos Santos Hermanos de Tesalónica y, tras recordar los frutos de su evangelización ha subrayado su inquebrantable fe y su invencible esperanza en Dios. Con esta fuerza - ha reiterado Benedicto XVI - custodiaron los textos de la Escritura, indispensables para las celebraciones de la sagrada Liturgia, traducidos por ellos a la lengua paleo-eslava, escrita en un nuevo alfabeto y sucesivamente aprobados por la autoridad de la Iglesia.

En las pruebas y en las alegrías, ellos se sintieron siempre acompañados por Dios y experimentaron cotidianamente su amor y el de sus hermanos. También, nosotros comprendemos cada vez más que cuando nos sentimos amados por el Señor y sabemos corresponder a este amor, estamos envueltos y somos guiados por su gracia en cada una de nuestras actividades y en cada una de nuestras acciones. Según la efusión de los múltiples dones del Espíritu Santo, cuanto más sabemos amar y más nos donamos a los otros, tanto más el mismo Espíritu nos viene a ayudar en nuestras debilidades indicándonos caminos nuevos para nuestro actuar

Benedicto XVI ha finalizado su discurso a la delegación de Macedonia pidiéndoles que juntos pongamos las manos en el arado y continuemos trabajando en el mismo surco, que Dios en su providencia ha indicado a los santos Cirilo y Metodio.

El Santo Padre ha recibido también esta mañana al cardenal Giovanni Battista Re, Prefecto de la Congregación para los Obispos.