jueves, 31 de marzo de 2011

Iglesia española anima a los padres de familia a "apuntar a sus hijos a clases de religión católica"

Publicado 2011/03/22
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa

Madrid (Martes, 22-03-2011, Gaudium Press)
Con el lema "Apunta a tus hijos a la clase de Religión y Moral católica", la Iglesia en España ha puesto en marcha la campaña que anima a los padres de familia a inscribir a sus hijos a la materia de Religión y Moral católica para el curso 2011-2012.

La iniciativa, que viene promoviendo desde hace varios años la Conferencia Episcopal Española (CEE), a través de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, es una respuesta a la posibilidad de la Ley Orgánica de Educación (LOE), que en España le da libertad a los padres de escoger para sus hijos la materia de religión católica, o lo que se conoce como "atención educativa", la cual no es una materia académica.

En este sentido la campaña que se está impulsando para este 2011 busca generar conciencia y recordarles a los españoles que la Iglesia es educadora, tema que es precisamente el elemento central de la iniciativa de este año.

Es así, que dando motivos como "la Iglesia educa: respondiendo a los problemas y preguntas más profundas del alumno; fundamentando y dando razones de los valores más altos: el amor, la justicia, la libertad, el perdón; y enseñando a discernir los valores que hacen al hombre y los contravalores que le degradan", y resaltando, además, que la Iglesia es educadora porque da a conocer a Dios, enseña a amar como Él y ayudando a compartir, el Episcopado Español pretende que el número de alumnos que se apunten a las enseñanzas de la religión católica sea cada vez mayor.

Este esfuerzo de la Iglesia en España ya se ha visto reflejado en los resultados. Esto fue lo revelado el año pasado por la Comisión de Enseñanza de la CEE, sobre el informe del curso 2009-2010 que presentó hace un año y que expresó que las clases de religión católica fue la opción con mayor acogida por parte de los padres de familia y los alumnos, donde 3 de cada 4 estudiantes prefirieron la enseñanza católica, frente otras opciones.

En esa ocasión, el organismo eclesial español, destacó que ese aumento no fue significativo sólo en los centros educativos católicos -cuyo aumento fue casi del 100%-, sino en las escuelas estatales (con un aumento del 64.1%), y en las instituciones educativas de iniciativa social civil, con un 71%.
En esa ocasión, y como se menciona en un comunicado de la CEE, los obispos españoles agradecieron "la confianza depositada en la Iglesia", y reconocieron "la labor de los profesores de religión que, en medio de tantos obstáculos jurídicos, académicos y sociales, sirven con empeño y entrega a la formación religiosa de sus alumnos".

También se espera que con el informe que se presente en relación con la campaña que la Iglesia en España realizó el año pasado, cuyo lema fue "Ven y sígueme... a clases de religión", haya aumentado el número de alumnos que prefirieron, como opción, las clases de religión y moral católica.

Con información de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Santo del día

San Benjamin
Publicado 2011/03/31
Autor : Catholic.net

Diacono y Mártir, Marzo 31

Etimológicamente significa “hijo del sur”. Viene de la lengua hebrea.

El rey Yezdigerd, hijo de Sapor II puso fin a la cruel persecución de los cristianos que había sido llevado al cabo en Persia durante el reinado de su padre. Sin embargo, el obispo Abdas con un celo mal entendido incendio el Pireo o templo del fuego, principal objeto del culto de los persas.

El rey amenazó con destruir todas las iglesias de los cristianos, a menos que el obispo reconstruyera el templo, pero éste se rehusó a hacerlo; el rey lo mandó a matar e inició una persecución general que duró 40 años.

Uno de los primeros mártires fue Benjamín, diácono. Después de que fuera golpeado, estuvo encarcelado durante un año.

Benjamín era un joven de un gran celo apostólico en bien de los demás. Hablaba con fluida elocuencia.

Incluso había logrado muchas conversiones entre los sacerdotes de Zaratustra. Los meses que pasó en la cárcel le sirvieron para pensar, orar, meditar y escribir.

En estas circunstancias llegó a la ciudad un embajador del emperador bizantino y lo puso en libertad. Y le dijo el rey Yezdigerd: "Te digo que tú no has tenido culpa alguna en el incendio del templo y no tienes que lamentarte de nada".

¿No me harán nada los magos?, preguntó el rey al embajador. No, tranquilo. No convertirá a nadie, añadió el embajador.

Sin embargo, desde que lo pusieron en libertad, Benjamín comenzó con mayor brío e ímpetu su trabajo apostólico y convirtió a muchos magos haciéndoles ver que algún día brillará en sus ojos y en su alma la luz verdadera.

De no ser así –decía – yo mismo sufriré el castigo que el Señor reserva a los seguidores que no sacan a relucir los talentos que él les ha dado.

Esta vez no quiso intervenir el embajador. Pero poco después, el rey lo encarceló de nuevo y mandó que le dieran castigos hasta la muerte, siendo luego decapitado

Murió en el 425.

Se presenta oficialmente en España último libro de Benedicto XVI

Publicado 2011/03/31
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa

Madrid (Miércoles, 30-03-2011, Gaudium Press) Luego de la presentación en el Vaticano de la segunda parte del libro "Jesús de Nazaret" del Papa Benedicto XVI, España hará la presentación oficial del texto del Santo Padre que, en esta ocasión, habla "Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección".

Según se informa en una nota de prensa de la Arquidiócesis de Madrid, hoy, a las 20:00 horas, hora local española, el Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio María Rouco Varela, presidirá el acto de presentación e introducción a la lectura del libro de Pontífice, que tendrá lugar en el Aula Pablo Domínguez de las Instituciones Académica San Dámaso, en la capital española.

La introducción del libro, que está abierta a todo el público hasta que se complete la capacidad del aula, también contará con la intervención de Mons. Juan Antonio Martínez Camino, Obispo Auxiliar de Madrid y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española; el profesor Ignacio Carbajosa de la Facultad de Teología San Dámaso; así como el Presidente de Ediciones Encuentro, José Miguel Oriol, que es la editora que ha publicado el libro en el país europeo.

Por su parte, en Barcelona, "Jesús de Nazaret. Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección", será presentado el próximo 19 de mayo en el Seminario Conciliar de Barcelona, tal como informa la Arquidiócesis de la ciudad española en una nota de prensa.

Además de su versión en español, en esta ciudad, el texto ser dará a conocer en catalán, cuya edición en esta lengua la está preparando la Editorial Claret de Barcelona, que ya había producido la primera parte del libro de Benedicto XVI.

El acto de presentación del libro en Barcelona será presidido por el Cardenal Lluís Martínez Sistach, Arzobispo de la ciudad, quien estará acompañado por representantes de las editoriales Encuentro y Claret.

Éxito en ventas

La versión en español del libro del Santo Padre de la Editorial Encuentro -sin que ésta haya sido presentada oficialmente en la capital española y en Barcelona-, ya es un éxito en ventas. Por lo menos esto es lo que aseguró a Europa Press un vocero de la editora quien señaló que en tan sólo el primer día de venta, la segunda parte de "Jesús de Nazaret" vendió 10.000 copias, y están preparando la publicación de 50.000 más.

Ediciones en otros idiomas -las primeras en publicarse fueron en italiano, alemán, inglés, español, polaco, portugués y francés - también han tenido éxito en ventas. Este es el caso de la versión en inglés que a pocos días de ser publicada, alcanzó 200 mil copias vendidas y el libro ya ha sido catalogado por varios medios de comunicación de los Estados Unidos como un "best-seller". En italiano, por su parte, el libro ya es uno de los más vendidos en Italia, con 300 mil copias.

El libro, que también cuenta con una edición electrónica conocida como e-book, fue presentado en el Vaticano el pasado 10 de marzo por el Cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, el escritor Claudio Magris y el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi. La Librería Editora Vaticana, que posee los derechos de autor del Santo Padre, firmó contratos con 22 editoriales de todo el mundo para que el texto sea publicado en diversos idiomas.

El primer volumen, que fue publicado en el 2007, está dedicado a la vida de Jesús desde su Bautismo hasta la Transfiguración, la tercera parte, estará dedicada a la infancia de Jesús.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Evangelio del día

2011-03-31 - Evangelio según San Lucas 11,14-23
Publicado 2011/03/31
Autor : Sagrada Biblia

Venid, aclamemos al Señor, demos vítores a la Roca que nos salva; entremos a su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos.

Libro del profeta Jeremías 7,23-28

Así dice el Señor: "Ésta fue la orden que di a vuestros padres: "Escuchad mi voz. Yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo; caminad por el camino que os mando, para que os vaya bien." Pero no escucharon ni prestaron oído, caminaban según sus ideas, según la maldad de su corazón obstinado, me daban la espalda y no la frente. Desde que salieron vuestros padres de Egipto hasta hoy les envié a mis siervos, los profetas, un día y otro día; pero no me escucharon ni prestaron oído: endurecieron la cerviz, fueron peores que sus padres. Ya puedes repetirles este discurso, que no te escucharán; ya puedes gritarles, que no te responderán. Les dirás: "Aquí está la gente que no escuchó la voz del Señor, su Dios, y no quiso escarmentar. La sinceridad se ha perdido, se la han arrancado de la boca.""

Salmo 94


Venid, aclamemos al Señor, demos vítores a la Roca que nos salva; entremos a su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos.

Entrad, postrémonos por tierra, bendiciendo al Señor, creador nuestro. Porque él es nuestro Dios, / y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz: "No endurezcáis el corazón como en Meribá, como el día de Masá en el desierto; cuando vuestros padres me pusieron a prueba y me tentaron, aunque habían visto mis obras."

Evangelio según San Lucas 11,14-23

En aquel tiempo, Jesús estaba echando un demonio que era mudo y, apenas salió el demonio, habló el mudo. La multitud se quedó admirada, pero algunos de ellos dijeron: "Si echa los demonios es por arte de Belzebú, el príncipe de los demonios."

Otros, para ponerlo a prueba, le pedían un signo en el cielo. Él, leyendo sus pensamientos, les dijo: "Todo reino en guerra civil va a la ruina y se derrumba casa tras casa. Si también Satanás está en guerra civil, ¿cómo mantendrá su reino? Vosotros decís que yo echo los demonios con el poder de Belzebú; y, si yo echo los demonios con el poder de Belzebú, vuestros hijos, ¿por arte de quién los echan? Por eso, ellos mismos serán vuestros jueces. Pero, si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha llegado a vosotros. Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros. Pero, si otro más fuerte lo asalta y lo vence, le quita las armas de que se fiaba y reparte el botín. El que no está conmigo está contra mí; el que no recoge conmigo desparrama."


Para leer el comentario de Evangelio haz click aquí

Frase

Tú que viniste del Padre, muéstranos el camino para ir al Padre.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Cardenal Rouco Varela presidió Misa del X Aniversario de los Heraldos del Evangelio

MADRID, martes, 29 de marzo de 2011


Flashes de la Iglesia.- El Cardenal Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española, D. Antonio María Rouco Varela, presidió el pasado sábado, en la madrileña Iglesia de la Concepción, la Eucaristía de de Acción de Gracias por el X Aniversario del Reconocimiento Pontificio de los Heraldos del Evangelio.

Concelebraron con el Señor Cardenal, el Vicario Genera de la Archidiócesis, Mons. Joaquín Iniesta Calvo-Zataraín; el Vicario Episcopal para los Actos Públicos y Deán de la Catedral, Mons. Antonio Astilleros Bastante; el Vicario Episcopal para el Clero, Mons. Justo Bermejo del Pozo; el Vicario Episcopal para la Vicaría VI, Don Julio Lozano Rodríguez; el Delegado Episcopal de Medios de Comunicación Social, D. Juan Pedro Ortuño así como el Presidente de los Heraldos en España, D. Pedro Paulo de Figueiredo, E.P.; el Procurador General de los Heraldos en Roma, D. José Francisco Hernández Medina,E.P.; el Consiliario de los Heraldos en Madrid, D. Feliciano Villa Ribera; el sacerdote Heraldo, D. Gonzalo Raymundo Esteban, E.P. y los párrocos de la Concepción, de la Visitación y del Bautismo del Señor de Madrid, D. José Aurelio Martín Jiménez, D. Manuel Martín de Nicolás y D. Mario Fernández, respectivamente.

En la ocasión, el Cardenal señaló: "A pesar de estar en tiempo de Cuaresma,
siendo domingo, se puede dar una felicitación cordial, cariñosa a los Heraldos del Evangelio, a toda la institución, familia de los Heraldos del Evangelio. Dar gracias al Señor y pedirle que sigan creciendo y sirviendo a la Iglesia, a través de esa vocación de evangelización clara, firme, valiente, que es la propia de los Heraldos, que deben anunciar el Evangelio públicamente con toda voz. Que así sea".

martes, 29 de marzo de 2011

“No te turbe conocerte como eres”

No necesito milagros: me sobra con los que hay en la Escritura. –En cambio, me hace falta tu cumplimiento del deber, tu correspondencia a la gracia. (Camino, 362)
Repitamos, con la palabra y con las obras: Señor, confío en Ti, me basta tu providencia ordinaria, tu ayuda de cada día. No tenemos por qué pedir a Dios grandes milagros. Hemos de suplicar, en cambio, que aumente nuestra fe, que ilumine nuestra inteligencia, que fortalezca nuestra voluntad. Jesús permanece siempre junto a nosotros, y se comporta siempre como quien es.

Desde el comienzo de mi predicación, os he prevenido contra un falso endiosamiento. No te turbe conocerte como eres: así, de barro. No te preocupe. Porque tú y yo somos hijos de Dios ‑y éste es endiosamiento bueno‑, escogidos por llamada divina desde toda la eternidad: nos eligió el Padre, por Jesucristo, antes de la creación del mundo para que seamos santos en su presencia. Nosotros que somos especialmente de Dios, instrumentos suyos a pesar de nuestra pobre miseria personal, seremos eficaces si no perdemos el conocimiento de nuestra flaqueza. Las tentaciones nos dan la dimensión de nuestra propia debilidad.

Si sentís decaimiento, al experimentar ‑quizá de un modo particularmente vivo‑ la propia mezquindad, es el momento de abandonarse por completo, con docilidad en las manos de Dios. Cuentan que un día salió al encuentro de Alejandro Magno un pordiosero, pidiendo una limosna. Alejandro se detuvo y mandó que le hicieran señor de cinco ciudades. El pobre, confuso y aturdido, exclamó: ¡yo no pedía tanto! Y Alejandro repuso: tú has pedido como quien eres; yo te doy como quien soy. (Es Cristo que pasa, 160)

"Jesús de Nazaret" es una propuesta del Papa para redescubrir a Jesús, afirma obispo de Ratisbona

Publicado 2011/03/28
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa


Ciudad del Vaticano (Lunes, 28-03-2011, Gaudium Press) "El Papa Benedicto XVI, en una época de dudas crecientes, de inseguridad sobre cómo transmitir la fe en una Europa profundamente confundida acerca de su propia identidad cristiana, sin medida ni meta, sin proveniencia ni futuro, en una situación de crisis general de la humanidad, (...)escribió este libro para que los hombres puedan orientarse nuevamente en dirección a Jesús", observó Mons. Gerhard Ludwig Müller, obispo de Ratisbona, Alemania, en los "Diálogos en la Catedral" en la Basílica de San Juan Letrán, dedicados al último libro del Santo Padre.

El segundo volumen de "Jesús de Nazaret" fue el tema del segundo día del evento "Diálogos en la Catedral", promovido por la Diócesis de Roma. Los invitados a intervenir fueron Mons. Müller, obispo alemán a cuya iniciativa inició la publicación de la 'opera omnia' de Joseph Ratzinger, y Marcello Pera, profesor de Filosofía y senador italiano.

Según el obispo alemán, el libro del Papa es una importante contribución para que la época moderna recuerde la persona de Jesús y su actualidad para nuestros tiempos. En la discusión en la Basílica, repleta de atentos oyentes, estaban presentes también personas del círculo de relaciones del Santo Padre: su secretario privado, Mons. Georg Gänswein, su médico personal, Dr. Patrizio Polisca, y la Hermana Cristina que acompaña siempre al hermano del Papa en sus viajes a Roma y a Castel Gandolfo.

Continuando su discurso, Mons. Müller reafirmó que "el fundamentalismo y el relativismo son los hermanos gemelos del subjetivismo (la fe como opinión o decisión arbitraria del sujeto), mientras la profesión cristiana está construida sobre la realidad, establecida por el propio Dios".

"Aún hoy Jesús es para muchas personas un modelo en sentido moral y humanitario, y tantos se identifican con él. Pero esta identificación - advirtió el obispo - unilateral con otro, no significa todavía amistad y amor. Puede tratarse también de simple narcisismo, si me limito a la instrumentalización del otro como modelo de mí mismo. Para decirlo en términos teológicos: Jesús para nosotros no es solamente "exemplum", es también "donum". Él se dona a mí como presencia divina en mi corazón y mi existencia y en la historia entera de la humanidad".

Los dos discursos de más de dos horas y media fueron escuchados con gran silencio e interés. Cuando nuestra agencia preguntó a Mons. Müller qué es lo más impresionante para un teólogo en el libro del Papa, él respondió: "el énfasis del Cristianismo y del amor por Jesús". "El Cristianismo - continuó el obispo - no es una idea, una ideología o un programa político, sociológico, sino un encuentro personal con Jesucristo vivo, resucitado y presente con nosotros, que es también mediador entre Dios y nosotros hombres".

Los bellos pensamientos son también escritos con un bello lenguaje. Como dice Mons. Müller, Benedicto XVI tiene un "gran estilo", el libro fue escrito en un "bello alemán de alto nivel". Además, "su lenguaje es humilde y fácil de ser leído para los simples creyentes sin educación teológica. Pero también interesante por los profundos intereses teológicos. Esto es casi un milagro del Papa que sabe hablar al mismo tiempo para las personas sin estudios teológicos y también para los teólogos profesionales", concluyó el obispo.

Gaudium Press / Anna Artymiak

Evangelio del día

2011-03-29 - Evangelio según San Mateo 18,21-35
Publicado 2011/03/29
Autor : Sagrada Biblia

En aquel tiempo, se adelantó Pedro y preguntó a Jesús: "Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar? ¿Hasta siete veces?"

Libro del profeta Daniel 3,25.34-43


En aquellos días, Azarías se detuvo a orar y, abriendo los labios en medio del fuego, dijo: "Por el honor de tu nombre, no nos desampares para siempre, no rompas tu alianza, no apartes de nosotros tu misericordia. Por Abrahán, tu amigo; por Isaac, tu siervo; por Israel, tu consagrado; a quienes prometiste multiplicar su descendencia como las estrellas del cielo, como la arena de las playas marinas. Pero ahora, Señor, somos el más pequeño de todos los pueblos; hoy estamos humillados por toda la tierra a causa de nuestros pecados. En este momento no tenemos príncipes, ni profetas, ni jefes; ni holocausto, ni sacrificios, ni ofrendas, ni incienso; ni un sitio donde ofrecerte primicias, para alcanzar misericordia.

Por eso, acepta nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde, como un holocausto de carneros y toros o una multitud de corderos cebados. Que éste sea hoy nuestro sacrificio, y que sea agradable en tu presencia: porque los que en ti confían no quedan defraudados. Ahora te seguimos de todo corazón, te respetamos y buscamos tu rostro, no nos defraudes, Señor. Trátanos según tu piedad, según tu gran misericordia. Líbranos con tu poder maravilloso y da gloria a tu nombre, Señor."

Salmo 24

Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador.

Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas; acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor.

El Señor es bueno y es recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes.

Evangelio según San Mateo 18,21-35

En aquel tiempo, se adelantó Pedro y preguntó a Jesús: "Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar? ¿Hasta siete veces?"

Jesús le contesta: "No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Y a propósito de esto, el reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus empleados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. El empleado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo: "Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré todo." El señor tuvo lástima de aquel empleado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda.

Pero, al salir, el empleado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba, diciendo: "Págame lo que me debes." El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba, diciendo: "Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré." Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía. Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo: "¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque me lo pediste. ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?" Y el señor, indignado, lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda. Lo mismo hará con vosotros mi Padre del cielo, si cada cual no perdona de corazón a su hermano."


Para leer el comentario del Evangelio haz click aquí

sábado, 26 de marzo de 2011

Minuto con María - Vaso de elección

Pidamos que María nos fortalezca en el amor a Dios y nos obtenga gracias inimaginables.


Para ver el video haz click aquí

Publicado libro con conversaciones inéditas del Papa Juan Pablo II con periodistas

Publicado 2011/03/24
Autor : Gaudium Press


“Compañeros de viaje. Entrevistas en vuelo con Juan Pablo II”, de Angela Ambrogetti, es la primera compilación de conversaciones mantenidas hasta ahora solamente en audio por la Radio Vaticana

Ciudad del Vaticano (Jueves, 23-03-2011, Gaudium Press) En vista de la beatificación de Juan Pablo II, el próximo día 1º de mayo, fue presentado hoy por el Vaticano un nuevo libro de entrevistas con el
Pontífice polaco, lanzado por la Librería Editora Vaticana.

"Compañeros de viaje. Entrevistas en vuelo con Juan Pablo II", la primera compilación de todas las conversaciones con los periodistas presentes en los vuelos papales durante los viajes apostólicos de Juan Pablo II a otros países. El libro de Angela Ambrogetti trae, primeramente en italiano, un inédito material conservado en el Archivo de la Radio vaticana, registrado en cinco lenguas: italiano, español, portugués, inglés y polaco.

"Todo nace de un acaso - cuenta en la introducción de la obra la autora. Un periodista americano en el primer viaje del Papa se atreve a interrogarlo. Cuando Juan Pablo II aparece en el sector de prensa del avión que lo lleva a Santo Domingo, todos piensan que será el saludo habitual. Es prohibido por el protocolo hacer preguntas. El periodista, entretanto, cuando el Papa se aproxima, le pregunta a "quema-ropa" si piensa visitar los Estados Unidos. El séquito empalidece, pero el Papa responde: ¡creo que será necesario, resta apenas fijar la fecha!".

Este fue el inicio de una nueva era mediática. Nace un género que tal vez no habría nunca existido. Hoy, el encuentro del Papa en su avión con la prensa se tornó costumbre. Los periodistas preparan las preguntas, el portavoz selecciona, y durante el vuelo es presentada una síntesis al Papa Benedicto XVI, que responde de forma amplia.

El libro fue realizado a partir de los registros conservados por la Radio Vaticana. Como escribe el director de la RV, Padre Federico Lombardi, que es también portavoz del Vaticano, "el pontificado de Juan Pablo II es probablemente el primero en ser documentado de forma verdaderamente sistemática y casi completa a través de los registros en audio, no solamente usados abundantemente en las transmisiones, sino también clasificado y conservado con cuidado. Los técnicos de la Radio Vaticana se empeñaron en reunir también las intervenciones más extemporáneas y cortas, que en tiempos previos no se pensaba en registrar de hecho. También por esto, más allá de la duración e intensidad del pontificado, la parte del archivo sonoro dedicada a Juan Pablo II es sin comparaciones la más amplia, y también constituye de forma absoluta la mayor parte de todo el archivo, más de 70% del mismo".

Recuerdos

Recuerdos personales en libro escribió también el cardenal Stanislau Dziwisz, hoy arzobispo de Cracovia, pero antes, durante todos los 27 años del papado, secretario privado de Juan Pablo II y fiel y silencioso testigo de los eventos:

"Cuando partió el día 25 de enero de 1979 el primer viaje apostólico del nuevo Papa, las incógnitas eran muchas. Muchos, inclusive en el Vaticano, habían desaconsejado al Papa de ir. Pero él había decidido que era su deber ir. Por eso, decidido el viaje, todo era nuevo. Todo era la primera vez. Y así también fue en el encuentro con los periodistas. El Santo Padre pensaba que sería la cosa más natural del mundo acercarse a la cabina de los periodistas y saludarlos, agradecerles por el trabajo que habrían hecho. Pero cuando comenzó a viajar en la clase económica, pensaba que todo acabaría allí, con un saludo, un agradecimiento. Nunca habría imaginado lo que sucedería: un periodista, rompiendo los acuerdos, le dirige una pregunta. Y él, como si fuese la cosa más natural del mundo, le responde directamente. Algo absolutamente inédito: el jefe de la Iglesia que se hacía entrevistar a diez mil metros de altura", a bordo de un avión.

"Juan Pablo II fue - subraya el cardenal Dziwisz, hasta hoy, el Papa que visitó el mayor número de países. La suya fue una respuesta de invitación. No solamente a la Iglesia mexicana, sino de todas las Iglesias y comunidades que querían ‘ver a Pedro'. Juan Pablo II buscaba al hombre, donde quiera que estuviese. Con el tiempo, los viajes del Papa asumieron un significado único y especial, pasaron a formar parte del Ministerio petrino de forma que ahora no es más imaginable que un Pontífice no haga visitas en diversas partes del mundo. Eventos fundamentales para las Iglesias locales, pero que habrían quedado casi siempre desconocidos si en el séquito del Papa no estuviesen los periodistas. No fue siempre una relación fácil, con la prensa. Pero fue ciertamente siempre una relación sincera y fructífera".

El libro de 388 páginas está dividido en cinco capítulos, cada uno dedicado a un continente. El primero tiene como título "La América Latina. Desde el primer viaje hasta el último viaje a México, pasando por Cuba", que presenta las conversaciones de los viajes por los países de la región. Entre las preguntas y respuestas se encuentran temas serios y difíciles sobre política, cuestiones sociales, conflictos militares y también respuestas y abordajes bien humorados de Juan Pablo II.

Evangelio del día

2011-03-26 - Evangelio según San Lucas 15,1-3.11-32
Publicado 2011/03/26
Autor : Sagrada Biblia


Se puso en camino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió; y, echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo.

Libro del profeta Miqueas 7,14-15.18-20


Señor, pastorea a tu pueblo con el cayado, a las ovejas de tu heredad, a las que habitan apartadas en la maleza, en medio del Carmelo. Pastarán en Basán y Galaad, como en tiempos antiguos; como cuando saliste de Egipto y te mostraba mis prodigios. ¿Qué Dios como tú, que perdonas el pecado y absuelves la culpa al resto de tu heredad? No mantendrá por siempre la ira, pues se complace en la misericordia. Volverá a compadecerse y extinguirá nuestras culpas, arrojará a lo hondo del mar todos nuestros delitos. Serás fiel a Jacob, piadoso con Abrahán, como juraste a nuestros padres en tiempos remotos.

Salmo 102


Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios.
Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades; él rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura.

No está siempre acusando ni guarda rencor perpetuo; no nos trata como merecen nuestros pecados ni nos paga según nuestras culpas.

Como se levanta el cielo sobre la tierra, se levanta su bondad sobre sus fieles; como dista el oriente del ocaso, así aleja de nosotros nuestros delitos.

Evangelio según San Lucas 15,1-3.11-32

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús todos los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: "Ése acoge a los pecadores y come con ellos." Jesús les dijo esta parábola: "Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: "Padre, dame la parte que me toca de la fortuna." El padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, emigró a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad. Fue entonces y tanto le insistió a un habitante de aquel país que lo mandó a sus campos a guardar cerdos. Le entraban ganas de saciarse de las algarrobas que comían los cerdos; y nadie le daba de comer. Recapacitando entonces, se dijo: "Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros."

Se puso en camino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió; y, echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo. Su hijo le dijo: "Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo." Pero el padre dijo a sus criados: "Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y matadlo; celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado." Y empezaron el banquete.

Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y el baile, y llamando a uno de los mozos, le preguntó qué pasaba. Éste le contestó: "Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha matado el ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud." Él se indignó y se negaba a entrar; pero su padre salió e intentaba persuadirlo. Y él replicó a su padre: "Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; y cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado." El padre le dijo: "Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo: deberías alegrarte, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado."


Para leer el comentario del Evangelio haz click aquí

Frase

El Señor es mi Dios y Salvador: confiaré y no temeré, porque mi fuerza y mi poder es el Señor, él es mi salvación.

jueves, 24 de marzo de 2011

Evangelio del día

2011-03-24 - Evangelio según San Lucas 16,19-31
Publicado 2011/03/24
Autor : Sagrada Biblia

No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento. Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal.

Libro del profeta Jeremías 17,5-10

Así dice el Señor: "Maldito quien confía en el hombre, y en la carne busca su fuerza, apartando su corazón del Señor. Será como un cardo en la estepa, no verá llegar el bien; habitará la aridez del desierto, tierra salobre e inhóspita. Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto. Nada más falso y enfermo que el corazón: ¿quién lo entenderá? Yo, el Señor, penetro el corazón, sondeo las entrañas, para dar al hombre según su conducta, según el fruto de sus acciones."

Salmo 1

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos; sino que su gozo es la ley del Señor, y medita su ley día y noche.

Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas; y cuanto emprende tiene buen fin.

No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento. Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal.


Evangelio según San Lucas 16,19-31

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: "Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle la llagas.

Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: "Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas." Pero Abrahán le contestó: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces. Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros." El rico insistió: "Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento." Abrahán le dice: "Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen." El rico contestó: "No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán." Abrahán le dijo: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto."


Para leer el comentario del Evangelio haz click aquí

Segundo volumen de "Jesús de Nazaret" ya es best-seller mundial

Publicado 2011/03/23
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 23-03-2011, Gaudium Press) Menos de dos semanas en las tiendas, y la venta del segundo volumen del libro del Papa Benedicto XVI, "Jesús de Nazaret. Desde la entrada en Jerusalén hasta la Resurrección", ya llegó, solamente en la edición en italiano, a las 300 mil copias. Esto coloca al libro en el tercer puesto de los más vendidos en Italia.

El gran éxito de ventas se observa también en otros países. La edición en inglés tuvo 200 mil copias vendidas. En los Estados Unidos, "Jesús de Nazaret" fue clasificado como best-seller por el New York Times y el "Wall Street Journal".

En Portugal, los responsables por la publicación de la obra en el país afirman que el libro se encuentra en el 2º lugar del top Bertrand, es el 2º más vendido de "El Corte Inglés" y está en el 4º lugar del top Fnac.

En Brasil, el libro aún no fue lanzado. Según la editora Planeta, responsable por la publicación de la obra en el país, el segundo volumen de "Jesús de Nazaret" estará a la venta a mediados de abril.

Argentinos celebran misa en Buenos Aires por japoneses

Devastaciones fruto del tsunami que afectó al JapónPublicado 2011/03/23
Autor: Gaudium Press
Sección: América

Buenos Aires (Miércoles, 23-03-2011, Gaudium Press) Centenas de personas participaron de una misa este domingo en Buenos Aires, capital Argentina, en homenaje a Japón y a los japoneses, que vienen sufriendo con las duras consecuencias del terremoto, tsunami y, ahora, hacer frente a la inminencia de una fuga nuclear.

La ceremonia fue realizada a pedido del Círculo Católico Japonés en la parroquia Nuestra Señora de las Victorias, Paraguay y Libertad, y fue presidida por el párroco local, Padre Miguel Chabrando. El Círculo funciona desde 1938 en la parroquia.

Según la agencia de noticias católicas argentina AICA, cerca de mitad de los presentes era de origen japonés. Marco Gallo, presidente de la Comunidad San Egidio, movimiento católico que promovió acto similar en Roma, también participó de la ceremonia.
En su homilía, el padre Chabrando dijo que compartir el sufrimiento nos confraterniza y que "es de la sabiduría humana saber que el dolor acompaña la vida". Según él, Jesús quiso revelarnos su sentido, al redimirnos en la cruz y mostrarnos su amor, al mostrarnos que "el dolor forma parte del camino de la Pascua".

Él reflexionó también sobre la relación entre muerte y resurrección y afirmó que en la paz de cada hermano oriental de Japón que conocemos vemos una serena aceptación del tiempo de prueba y del tiempo de gloria. Cuando todo va bien, observó, no se los ve orgullosos o presumidos, ni se los ve desesperados en el tiempo de dificultad".

Al final, el sacerdote pidió la bendición del Señor para todos los japoneses y que "en medio del frío, la nieve, el dolor, con hogares destruidos, sientan que también que nosotros, aquí desde Buenos Aires, les damos un fuerte abrazo, los queremos".

Un coro de "Ave María" y aplausos finalizaron el homenaje al Japón.

martes, 22 de marzo de 2011

Cuentos para niños - Un rosario encontrado en el bosque

Aquel bosque había sido siempre muy atrayente. Sus árboles centenarios, cuyas hojas filtraban los rayos del sol, y su ambiente de misterio creaban el escenario perfecto para las diversiones de los niños de la aldea, amantes de la aventura. Era habitual, sobre todo en vacaciones o los fines de semana, verlos correr por todas partes y perderse entre las sombras de la vegetación, mientras de lejos se escuchaba resonar su alegre griterío.

Allí se habían refugiado, durante la guerra, los soldados de la retaguardia. Por eso, no era raro encontrar casquillos de bala, restos de pólvora o plomo y otros pertrechos, lo que para los niños hacía de ese lugar un sitio aún más fascinante.

Un día, un par de amigos —Mario y Alejandro— se encontraban paseando entre los árboles en busca de algo nuevo. Habían sido compañeros en la escuela y siempre pasaban juntos las vacaciones. El primero todavía vivía en la aldea, pero el otro se había mudado con su familia a la capital. Andaban conversando animadamente sobre cuál sería el futuro de cada uno. Después de todo, ya estaban terminando los estudios secundarios y quizá no volverían a encontrarse.

— Yo voy a ser médico, dijo Alejandro. Me estoy aplicando para entrar en la Universidad. Quiero ayudar a la gente. Me conmovió ver cómo sufrían los soldados durante la guerra por no tener a un doctor que les auxiliara.
Y tú, ¿ya te has decidido?

— Todavía no..., le respondió Mario.

— ¡Pero bueno! Si ya estás terminando el instituto. Tendrás que tomar una determinación.

— A mí también me gustaría elegir una profesión que ayudara a las personas, pero la Medicina no me atrae.

Andaban despacio y la conversación iba alcanzado un clima de reflexión.

De pronto, se fijaron que algo brillaba en un arbusto e instintivamente ambos aceleraron el paso. Era un rosario de madera, desgastado por el uso, cuya cruz de metal relucía a la luz del sol.

— ¡Mira, es un rosario!, exclamó Mario, mientras lo cogía y besaba su crucifijo.

— ¡Va, si es un rosario ordinario!, le retrucó Alejandro.
— Un rosario, por muy simple que sea, nunca es ordinario, le reprendió su amigo. Debemos buscar a su dueño, porque tiene que estar muy triste por haberlo perdido.

Alejandro intentaba disuadirlo, pues la aldea no era tan pequeña… y además que podría pertenecer a uno de los miles de soldados que por allí habían pasado durante la guerra. Mario decidió entonces llevarlo a la ermita que estaba en el centro del bosque y depositarlo a los pies de una imagen de la Virgen. Quién sabe si el que lo había extraviado no iría a buscarlo ahí.

Cuando llegaron a la ermita, Mario le pidió a su amigo que entrara con él para que juntos rezaran a María Santísima, como siempre lo habían hecho, pero Alejandro no quiso acompañarle. Prefirió esperarle afuera, contemplando… las maravillas de la naturaleza.

Habían pasado cinco minutos desde que Mario había entrado.

Quince minutos. ¡Media hora! ¡Y no daba la impresión de que fuera a salir…!

Alejandro estaba impaciente y se preguntaba qué estaría haciendo tanto tiempo dentro de la ermita.

Finalmente, apareció. Y venía sonriendo, como iluminado.

— ¿Pero qué te ha pasado? ¿Por qué has tardado tanto?

— Ya he decidido lo que voy a ser: sacerdote.

— ¿Cómo? ¿Qué ideas son esas?

— Sí, tú serás médico de cuerpos y yo médico de almas. Hoy he visto claramente, delante de Nuestra Señora, cuál sería mi vocación y le he pedido que me ayude a entrar enseguida en el seminario y me transforme en un sacerdote santo.

Alejandro no se atrevió a decir nada más. Regresaron a casa de Mario y cuando se acabaron las vacaciones cada cual siguió su camino: aquel entró en la Facultad de Medicina y éste ingresó en el Seminario Diocesano. Ambos perdieron la pista uno del otro.

Veinte años habían pasado cuando el padre Mario fue designado capellán del Hospital Modelo de la capital.

Allí se encontró con su antiguo amigo, ahora un renombrado médico y cirujano. Había progresado mucho profesionalmente, pero infelizmente se preocupaba tan sólo con asuntos prácticos, sin darle importancia a la vida espiritual.

Un día, el sacerdote y el doctor se encontraron en la habitación de un pobre enfermo que no paraba de quejarse. Tras examinarle, el médico le dijo que no entendía el motivo de aquellos lamentos. La enfermedad estaba remitiendo y no existía una causa orgánica para los dolores que parecía le atormentaban.

— ¡Ay, ay! ¡Ay, doctor! Me voy a morir… y no tendré salvación, repetía el enfermo, angustiado.

El sacerdote se acercó para intentar animarle, exhortándole a que tuviera confianza en la Madre de Dios. Y le invitó a que rezaran juntos el Rosario.

— ¡No me hable de rosarios!

— Pero, ¿por qué? No hay una criatura más dulce y bondadosa que María…

El pobre hombre le contó su historia. Unos veinte años atrás había sido soldado en la guerra. Antes de salir de casa, su madre le había dado un rosario y le hizo que le prometiera que lo llevaría siempre encima y lo rezaría diariamente. El militar atendió aquel pedido durante un tiempo, pero no pudo resistir las burlas de sus compañeros y al pasar por un bosque cercano a una aldea tiró el rosario entre los arbustos.

Desde entonces la conciencia le pesaba enormemente y no se sentía digno de rezar a la Virgen, ni de mirar siquiera a una imagen suya.

El sacerdote y el médico se miraron estupefactos. El lugar del que hablaba era la aldea de su infancia y el rosario ¡el que se habían encontrado!

El padre Mario sacó un rosario de madera de su bolsillo y se lo entregó al enfermo, diciéndole:

— Pues mire, ¡aquí está su rosario!

Si María ha querido que le fuera devuelto, es porque quería manifestarle su perdón.

La fisonomía del enfermo se iluminó. Entonces el sacerdote le contó la escena que ocurrió hacía veinte años atrás y cómo su vocación se la debía a aquel rosario que guardaba de recuerdo por la gracia recibida, y con el que rezaba todos los días.

El doctor oía al padre Mario, bañado en lágrimas. Dándose cuenta de lo mucho que se había alejado de Dios, se preguntaba: “¿De qué sirve ser un gran profesional a costa de dejar abandonada su propia alma?”.

Médico y paciente quisieron confesarse y recuperar la paz. El viejo soldado en poco tiempo recibió el alta y salió del hospital. Y el Dr. Alejandro y el P. Mario aún trabajaron juntos durante muchos años, en plena armonía: uno curaba el cuerpo y el otro llevaba la salud al alma.

Masivo apoyo a la labor de los Heraldos del Evangelio en Sucumbíos, Ecuador, en marcha realizada ayer

Publicado 2011/03/21
Autor : Gaudium Press

Varios miles de personas acudieron a la convocatoria. El jefe de Control de la Policía en Sucumbíos, señaló que la ‘Marcha Blanca’ “es la más grande que he visto” en la ciudad


Nueva Loja (Lunes, 21-03-2011, Gaudium Press) "Considero esta manifestación religiosa no como un apoyo a mi persona o al carisma de mi congregación, sino como un acto de lo que representa entre ustedes el mandato del Papa": así hablaba Mons. Rafael Ibarguren, administrador apostólico del Vicariato de Sucumbíos, en Ecuador, al dirigirse a los fieles durante la masiva manifestación de apoyo a la labor que desarrollan los Heraldos del Evangelio en el Vicariato, que fue denominada "Marcha Blanca por la Paz". A la convocatoria asistieron millares de personas vestidas de blanco, entonando cánticos religiosos y portando numerosas banderas del Vaticano.

Los Heraldos del Evangelio están en Sucumbíos desde el 30 de octubre de 2010, cuando la Santa Sede aceptó la renuncia de Mons. Gonzalo López Marañón y nombró como administrador apostólico a Mons. Rafael Ramón Ibarguren Schindler, EP, quien hasta ese momento se desempeñaba como Capellán y asistente espiritual del Colegio Heraldos del Evangelio Internacional de Asunción, Paraguay, y Consiliario de la Federación Mundial de las Obras Eucarísticas de la Iglesia, entre otros cargos.

Varios miles personas, en una manifestación que ocupaba más de 10 cuadras, agradecían al Sumo Pontífice la designación de Mons. Ibarguren como administrador del Vicariato: "Agradecemos al Papa Benedicto XVI por haber nombrado a los Heraldos del Evangelio para Sucumbíos", "Sucumbíos está con los Heraldos", eran algunas de las consignas escritas en numerosas pancartas. La marcha concluyó frente a la Federación de Deportes de Sucumbíos, donde Mons. Ibarguren saludó a los asistentes y celebró una eucaristía.
"Nunca vimos tanta gente reunida en la calle", afirmó una señora presente.

En ese mismo sentido se expresaba el Tte. Coronel César Terán, jefe de Control de la Policía en Sucumbíos, quien aseguró al diario El Comercio que la ‘Marcha Blanca' "es la más grande que he visto" en la ciudad.

La manifestación tuvo como propósito responder a sectores eclesiales disidentes, que piden la salida de los Heraldos del Evangelio.




"Aquí el pueblo respalda al Papa"
"Si la Santa Sede los nombró para que vengan, debemos respetar como cristianos", declaró también a El Comercio Vicente Tandazo, fraile de la congregación de los Franciscanos Menores Conventuales, quien desde hace dos años oficia en la vecina ciudad de Shushufindi.

"Shushufindi había sido ajeno a este problema, pero al ver que no se respetan las decisiones del Papa debemos manifestarnos. Aquí el pueblo respalda al Papa", declaró el religioso.

"Qué lindo es ver tanta gente aquí reunida en una misma fe, en una misma esperanza, en un mismo amor", declaró al final de la manifestación Mons. Ibarguren, resumiendo así el de unidad y de concordia cristiana que inspiró toda la marcha.

Evangelio del día

2011-03-22 - Evangelio según San Mateo 23,1-12
Publicado 2011/03/22
Autor : Sagrada Biblia


Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos.

Libro del profeta Isaías 1,10.16-20

Oíd la palabra del Señor, príncipes de Sodoma, escucha la enseñanza de nuestro Dios, pueblo de Gomorra: "Lavaos, purificaos, apartad de mi vista vuestras malas acciones. Cesad de obrar mal, aprended a obrar bien; buscad el derecho, enderezad al oprimido; defended al huérfano, proteged a la viuda. Entonces, venid y litigaremos -dice el Señor-. Aunque vuestros pecados sean como púrpura, blanquearán como nieve; aunque sean rojos como escarlata, quedarán como lana. Si sabéis obedecer, lo sabroso de la tierra comeréis; si rehusáis y os rebeláis, la espada os comerá. Lo ha dicho el Señor."

Salmo 49

"No te reprocho tus sacrificios, pues siempre están tus holocaustos ante mí. Pero no aceptaré un becerro de tu casa, ni un cabrito de tus rebaños.

¿Por qué recitas mis preceptos y tienes siempre en la boca mi alianza, tú que detestas mi enseñanza y te echas a la espalda mis mandatos?

Esto haces, ¿y me voy a callar? ¿Crees que soy como tú? El que me ofrece acción de gracias, ése me honra; al que sigue buen camino le haré ver la salvación de Dios."

Evangelio según San Mateo 23,1-12

En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos, diciendo: "En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar. Todo lo que hacen es para que los vea la gente: alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame maestros.

Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo. No os dejéis llamar consejeros, porque uno solo es vuestro consejero, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido."


Para leer el comentaro del Evangelio haz click aquí

Minuto con María - Una cordillera de misericordia


Confiemos enteramente en la Misericordia de Dios, con la certeza de que por intercesión de María alcanzaremos todas las gracias necesarias de conversión.


Para ver el video haz click aquí

Frase

Despierta tu poder y ven, Señor; que tu brazo liberador nos salve de los peligros que nos amenazan a causa de nuestros pecados.

Uruguay: Primer Sábado en la Parroquia San Antonio y Santa Clara (PP. Capuchinos).



El pasado sábado 5 de marzo, comenzó una nueva serie de celebraciones de los Primeros Sábados de Mes, en la Parroquia de los Padres Capuchinos de la calle Canelones y Minas de Montevideo.

A las 18 horas comenzó la Meditación sobre la Ultima Cena (quinto misterio luminoso), seguida del Santo Rosario, con Exposición del Santísimo Sacramento.

A las 19 horas el Padre Aníbal celebró la Eucaristía con numeroso público. Al final de la misma, el sacerdote celebrante coronó solemnemente la Imagen y el público se acercó a rezar, besar y dejarse mirar por la piadosa estatua del Corazón de María de Fátima.

viernes, 18 de marzo de 2011

"Nada parece ser lo de antes en Japón": Relato de un español en tierras niponas tras el terremoto

Publicado 2011/03/17
Autor: Gaudium Press
Sección: Mundo

Hachioji-shi, Tokio (Jueves, 17-03-2011, Gaudium Press) Desde el pasado viernes día 11 nada parece ser lo de antes en Japón. Soy un español, terciario de los Heraldos del Evangelio, y vivo con mi familia, mi mujer japonesa y nuestras dos hijas, en Hachioji, a las afueras de Tokio.

Aquel día,como tantos otros, estabamos todos en casa, tras la vuelta de la niña mayor del Kindergarten, cuando todo comenzó a temblar. Inmediatamente nos dimos cuenta que ese temblor no era normal, así que sin zapatos ni nada salimos rápidamente al jardín, con las niñas en brazos, y con una sensación todavía más de curiosidad que de preocupación o miedo. En los alrededores, poca gente salió de sus casas, ya que el terremoto no llegó tan fuerte a esta zona donde vivimos, bastante alejada de la costa, ya casi entre las montañas del interior.

Pero al volver a entrar y encender la tele, nos inquietó la información sobre la magnitud del seísmo y el urgente aviso de un maremoto gigante, que no podíamos acabar de creer. Al poco, entre fuertes réplicas que nos obligaron a salir otro par de veces de la casa, vimos por la tele con estupefacción como el tsunami tocaba tierra y se llevaba todo por delante. Entonces ya nos dimos cuenta, quizás como otra mucha gente, que aquello iba a causar enormes destrozos y, lo peor de todo, que iba a costar la vida a muchísimas personas.

Esa noche apenas dormimos, por la continuidad de las répilicas del terremoto, e impresionados por la magnitud del desastre. No creo que haya persona en el país que no esté impresionada y no haya derramadado al menos una lágrima por tanto sufrimiento.

Como en una pesadilla, los temblores se han seguido sucediendo en estos días, así como las terribles imágenes y relatos de esta tragedia que ha afectado a tanta gente. Y a eso se le ha sumado el miedo y la incertidumbre ante la amenaza de lo que está aconteciendo en la central nuclear de Fukushima.

En estos días el miedo y la tristeza se han apoderado de todo noreste del país. En Tokio, la gente ha acudido en masa a los supermercados y a las gasolineras, ya de por sí desabastecidas por causa del terremoto, y hay alimentos como la leche que ya apenas se pueden conseguir. A eso se añade los apagones de luz (debido a la inutilidad de la central de Fukushima, hay insuficiencia de energía eléctrica) y la intensa sensación de inseguridad, sobre todo ante el peligro de radioactividad.

Sin embargo, lo peor lo están sufriendo los refugiados de las zonas más afectadas por el tsunami. A la profunda tristeza de haber perdido por lo menos bienes, y en la mayoría de los casos a seres queridos, si no a la familia entera, se les añade la crítica situación en la que se encuentran en los refugios, sin apenas sitio y con carestía de agua, alimentos, medicinas y medios con que calentarse. Y es que, el deterioro de las infraestructuras (por el terremoto), el mal tiempo y, fundamentalmente, la falta de combustible, están imposibilitando en gran medida la llegada de la ayuda.

Realmente, éste parece un país completamente distinto al que fue tan solo una semana antes. No creo que nadie vuelva a vivir igual que antes, tanto está calando en las mentalidades lo sucesos presentes.
Para acabar, no querría dejar de mencionar algo que me ha impresionado y emocionado a la vez: cómo muchos japoneses, sobre todo habitantes de las zonas más afectadas, están poniendo, de forma completamente desinteresada, y en muchos casos con apenas medios, todo lo posible de su parte para ayudar y servir a la gente que está sufriendo más. Además, el civismo de este pueblo se está viendo en su reacción ante los innumerables problemas de abastecimiento y trasporte, como aquí en Tokio, donde en ese sentido no hay ni un atisbo de saqueos o peleas.

En estos días no dejan además de llegar muestras de afecto y ayuda del exterior, apoyo a la vez material y espiritual.

En estas circunstancias tan difíciles, confío en que Nuestra Señora derrame gracias abundantes sobre este pueblo, para que se abra a la Gracia y pueda participar pronto de la verdadera felicidad, que es la Fe en Nuestro Señor Jesucristo y la Vida en Su Iglesia.

Gaudium Press / Pablo Conde García

jueves, 17 de marzo de 2011

"Que yo muera dando vida": la maravillosa historia de una madre que no quiso dejar de serlo

Publicado 2011/03/16
Autor: Gaudium Press
Sección: Opinión

Bogotá (Miércoles, 16-03-2011, Gaudium Press)

Reproducimos a continuación la maravillosa historia enviada por el P. Pedro Nel Delgado Quintero, Misionero Vicentino en Colombia, de la cuál él es también protagonista:

Era el año de 1941. Una Señora, cuyo nombre diremos al final del relato y que hacía un año se había casado, fue a visitar al médico del pueblo, pues sentía algunas molestias y sobretodo, se cansaba demasiado con cualquier ejercicio que hacía.

El médico le dijo:

"Señora usted está en embarazo".

A lo cual la Señora respondió:

"Me alegro mucho, es maravilloso, voy a ser madre."

Pero el médico le replicó:

"No Señora, no es maravilloso, usted tiene que abortar, porque está en grave peligro de muerte, usted tiene una cardiopatía muy grave, su corazón es el más débil que yo conozca y es muy posible que durante el embarazo usted se muera y si no fallece durante el embarazo, se muere en el momento del parto."

La Señora preguntó:

"¿Y qué posibilidades hay de que llegue al momento del parto y la criatura se salve?".

El doctor le respondió:

"Muy pocas; si usted no se muere durante el embarazo y llega al momento del parto, es posible que salvemos la criatura mediante una operación de cesárea, pero usted morirá, porque su corazón tan débil no resiste un parto natural, ni la anestesia para una cesárea".

Entonces la Señora respondió:

! CORRO EL RIESGO; QUE YO MUERA DANDO VIDA ¡

La Señora llegó a su casa y le contó a su esposo y a sus padres, lo que le había dicho el médico y la decisión tomada. Todos se pusieron muy tristes y preocupados, no era para menos, ¡Que angustia tan grande ¡ Una vida que se gestaba, pero con un grave riesgo de muerte para el bebé y para la madre.

La Señora le dijo a su esposo, quien además de tener un almacén era un artista aficionado:

"Píntame el cuadro de La Virgen del Perpetuo Socorro, La Madre de Dios me alcanzará el milagro que nuestro hijo nazca bien."

Y el esposo, en su almacén, en los momentos libres, pintaba al óleo, con mucha inspiración, el cuadro de La Santísima Virgen, mientras la esposa y madre oraba con mucha fe.

Durante el embarazo, se puso enfermísima: El corazón no le funcionaba bien, los riñones tampoco, retenía líquidos. Se hinchó tanto que le tenían que dar azotes con ramas de ortiga, para que sudara y así eliminar líquidos. Debió guardar quietud absoluta.

Un día le dijo a su esposo: "No le des ni una pincelada más al cuadro de La Virgen, está perfecta". Le había pintado los ojos húmedos, antes de llorar, pero con una mirada muy triste, mientras el Niño Jesús miraba a los ángeles que sostenían los instrumentos de la pasión. Hizo bendecir el cuadro y que le aplicaran la unción de los enfermos y recibía la Sagrada Comunión todos los días. La oración era continua.

Llegó el día del parto y el médico no se encontraba ese día en el pueblo, se había ido a la capital, la asistió una partera.

"Pónganme el cuadro de la Virgen al frente, que yo me muera mirando su rostro, entonen el Santo Rosario", dijo la madre y mientras en la casa se rezaba a la Santísima Virgen, dio a luz una preciosa niña a quien luego pusieron por nombre Marta. La madre no murió.

Cuando regresó el médico al pueblo y se enteró del feliz suceso, fue a felicitar a la nueva madre y le dijo:

"El Señor le ha hecho el milagro por medio de La Santísima Virgen, ahora entonces hagamos la ligazón de las trompas para que no vuelva a quedar en embarazo. A lo cual la nueva y feliz madre respondió:

"Si el Señor ha hecho el milagro una vez, lo hará de nuevo y si me muero, muero dando vida."

El médico le dijo:

"¡Pero Señora eso es tentar a Dios y es una irresponsabilidad muy grande, puede dejar a esta niña huérfana¡"

Ella le respondió:

"Dios sabrá lo que tiene que hacer y si me muero, la niña tendrá quien la cuide. Moriré dando vida."

A los dos años, la Señora volvió a quedar en embarazo y se presentaron las mismas dificultades: el corazón muy débil, retención de líquidos, los riñones no funcionaban. Quietud absoluta. Oración continua.

"Pónganme el cuadro de La Santísima Virgen al frente, que yo muera mirando su rostro, canten, recen el Santo Rosario."

Esta vez el medico estaba presente. Y la Señora dio a luz otra preciosa niña a quien pusieron por nombre Agnes.

Así, la Señora tuvo luego otros tres hijos, dos varones, Jorge y Pedro y una niña, Nora. Siempre embarazos dificilísimos y siempre orando y mirando la imagen de "La Virgen del Buen Parto", como ella la llamaba. Murió a la edad de cincuenta y cuatro años, de un infarto, si, pero no en un parto, su última hija, Nora, tenía doce años de edad. De los cinco hijos que esta santa madre tuvo, uno de ellos es Sacerdote, ese soy yo, Padre Pedro Nel Delgado Quintero, Misionero Vicentino.

Mi madre, una mujer de oración y caridad, se llama Laura, está en el cielo gozando de La Vida Eterna y del Autor de la Vida, en compañía de sus padres, de su esposo, de mi hermano Jorge, quien después de una vida santa y de formar una linda familia, a la edad de cincuenta y siete años se fue para el cielo como si mirara Al Invisible, nos enseñó a vivir y a morir.

Mi madre fue una mujer de oración y caridad.

Nátaga, Huila, 3 de Febrero del 2009.

Apostolado Mundial de Fátima realiza jornada de reflexión sobre el mensaje dado a los tres pastorcitos

Publicado 2011/03/16
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa


Fátima (Miércoles, 16-03-2011, Gaudium Press)
El Apostolado Mundial de Fátima (AMF), Asociación Internacional de Fieles reconocida por la Santa Sede, ha programado una jornada de estudio y reflexión sobre el Mensaje dado por la Virgen a los tres partorcitos en Cova da Iria, Fatima, en 1917, en su sede internacional en Fátima, Portugal.

El encuentro se destina principalmente a miembros provenientes de los Estados Unidos y se han inscrito alrededor de 150 personas. Él reunirá estudiosos del Mensaje de Fátima y familiares de los tres pastorcitos, teniendo en vista una trasmisión de la esencia del Mensaje, y su aplicación a los problemas del mundo hoy.

Los participantes tendrán "una experiencia memorable" en Fátima. Se visitarán los lugares de las apariciones, serán proyectados filmes y documentales seguidos de momento de debate, y además de las conferencias se han destinado espacios para la oración.

El programa está disponible en www.worldfatima.com

El 13 de mayo de 1917

En la primavera de 1917, el 13 de mayo, tres pastorcitos, Lucía de Jesús dos Santos de 10 años, y sus primos Francisco y Jacinta Marto, con 9 y 7 años, después de ir a misa en la iglesia de Aljustrel, caserío de la parroquia de Fátima, se dirigieron a la sierra y allí juntaron su pequeño rebaño de ovejas.

Tras comer su merienda y rezar el rosario, cerca del mediodía, subieron a una parte más elevada de la propiedad y comenzaron a jugar... Súbitamente, en medio de su inocente recreo, los tres niños vieron algo como una claridad de relámpago que los sorprendió. Contemplaron el cielo, el horizonte y, después, se miraron entre sí: cada uno vio al otro mudo y atónito; el horizonte estaba limpio y el cielo luminoso y sereno. ¿Qué habría pasado?

Con redoblado temor, apresuraron el paso continuando el descenso. Sin embargo, apenas habían llegado al fondo de la "Cova" se pararon, confusos y maravillados: allí, a corta distancia, sobre una encina de un metro y poco de altura, se les aparecía la Madre de Dios.

Era "una Señora vestida toda de blanco, más brillante que el sol, irradiando una luz más clara e intensa que un vaso de cristal lleno e agua cristalina, atravesado por los rayos del sol más ardiente". Su semblante era de una belleza indescriptible, ni triste ni alegre, sino serio, tal vez con una suave expresión de ligera censura. ¿Cómo describir con detalle sus trazos? ¿De qué color eran los ojos y los cabellos de esa figura celestial? ¡Lucía que es quien relata nunca lo supo decir con certeza!

En esta primera aparición, Nuestra Señora pide a los 3 pastorcitos que vengan seis meses seguidos, el día 13, a la misma hora. Y dice que incluso, vendría en una séptima ocasión.

Con información de Radio Vaticano

Volver a poner a Dios en el centro de las reflexiones

Publicado 2011/03/17
Autor : P. Gonzalo Raymundo Esteban, EP

La Fundación Vaticana Joseph Ratzinger-Benedicto XVI acaba de cumplir un año de existencia. Sobre la importante tarea de esta institución su presidente, Mons. Giuseppe Antonio Scotti, habla para nuestros lectores.

¿Cuál es el objetivo de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger-Benedicto XVI?

Su objetivo, de carácter general, la inversión sobre el futuro que la fundación desea hacer, es el de poner en el centro de la actividad misma a la teología. Esto porque —como bien le dice Benedicto XVI a Peter Seewald en el libro entrevista Luz del mundo — “creo que nuestra gran tarea ahora […] consiste, ante todo, en sacar nuevamente a la luz la prioridad de Dios”, porque sólo así se puede llegar de nuevo a tener la experiencia de que “ser hombre es algo grande”.

Tras siglos de dominio del pensamiento humanista, ¿no parece que se está volviendo a tener interés por la teología? ¿Usted tendría algún indicio sobre esto?

Más que un siglo de pensamiento humanista, en el sentido más noble del término, se podría decir que vivimos en una época de pensamiento débil, en la que el hombre se ha puesto en el centro de la reflexión, considerándose el único punto de referencia.

Precisamente por eso, quizá se haya excluido a Dios del horizonte de la vida, por ser visto como un rival del hombre. La verdad es que ahora, de una forma cada vez más explícita, se está tomando conciencia de que tal modo de raciocinar es vacío, falso, no conduce a nada. En la entrevista mencionada más arriba, Benedicto XVI cita el pensamiento de un no creyente, Jürgen Habermas, con quien sustenta que “es importante que haya teólogos que puedan traducir el tesoro que se conserva en su Fe de tal modo que, en el mundo secular, sea una palabra para este mundo”.

El Espíritu Santo da a la Iglesia el Papa más adecuado a cada época. ¿Por qué, en el 2005, fue escogido para subir al trono de San Pedro uno de los pensadores más destacados a nivel mundial, por tanto, no sólo en lo eclesial?

Esa es una buena pregunta. En este caso, el único realmente autorizado a responderla es el Espíritu Santo… Por mi parte, no obstante, quiero recordar que Dios actúa en la Historia de la humanidad implicando a los hombres en ella.

Por eso precisamente si Él le ha dado a un hombre inteligencia y ciencia, y ese hombre —con humildad y simplicidad—, desarrolla su inteligencia y su conocimiento en colaboración con Dios, entonces sí, Dios puede hacer grandes cosas por medio de él. De esto, concretamente, se dieron cuenta todos los estudiosos más atentos, empezando por los del mundo francés.

¿Cuál es la contribución específica de un “Papa teólogo” para el enriquecimiento de la Iglesia?

Tiene razón, es un Papa teólogo. Pero primero hemos de reconocer que es un estudioso, un maestro y un testimonio de aquello que estudió. Aquí está la riqueza de su presencia para la Iglesia. Citando la primera Carta de Juan, podemos decir que juntos con él vamos al encuentro de aquel que vio con sus propios ojos, que tocó con sus manos, aquel Verbo de la vida que encontró (cf.1 Jn 1, 1).

Ésta es la verdadera riqueza para toda la Iglesia, porque le dice a la Iglesia —laicos y sacerdotes— que no tenemos otra cosa que ofrecerle, sino a Jesucristo. Acuérdese de Pedro, en los Hechos de los Apóstoles, cuando le dice a un paralítico que estaba junto a la puerta Hermosa del Templo: “No tengo plata ni oro, pero te doy lo que tengo: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y camina” (Hch 3, 6). He ahí lo que Benedicto XVI nos está ofreciendo, incluso a través de esta Fundación.

¿A qué atribuiría el hecho de que todas las obras de Benedicto XVI se hayan convertido en “best-sellers”?

Los best-sellers no surgen por que sí. Incluso puede existir un buen esfuerzo publicitario, pero si el libro no responde a las preguntas del hombre de hoy, se queda en la estantería. Me parece que los libros de Benedicto XVI son best-sellers precisamente porque tocan los corazones y las mentes de las personas que los buscan y los ofrecen de regalo. Éstas se convierten en promotoras de los libros de Benedicto XVI, porque dan a sus amigos lo que les proporcionó alegría a su corazón y luz a sus mentes.

¿Nos podría hablar un poco, para terminar, sobre la “Opera Omnia” del Cardenal Ratzinger? ¿En qué fase se encuentra su publicación?

Es un emprendimiento monumental que está siendo dirigido por el obispo Müller. Al ser el primer responsable por la Opera Omnia del Cardenal Ratzinger, se encuentra empeñado en publicar cada año, en lengua alemana, dos volúmenes de los dieciséis previstos. En cuanto a la edición italiana, que sirve de base para las traducciones, ha salido el primero, sobre la Liturgia, y este año será lanzado el segundo. Se está avanzando algo más lento porque se decidió hacer una nueva traducción de los textos que ya estaban traducidos. Por una parte, esto aumenta el tiempo de trabajo, pero por otra hará posible que exista un lenguaje unitario.

(Para más información sobre la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger ver: http://www.fondazioneratzinger.va/)

***

Mons. Giuseppe Antonio Scotti, Prelado de Honor de Su Santidad, nació en 1952 y recibió la ordenación presbiteral en 1977. Prestó servicios en la Secretaría de Estado, en la Sección para los Asuntos Religiosos. Además de presidente de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger-Benedicto XVI, es secretario adjunto del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales y presidente del Consejo de Administración de la Librería Editrice Vaticana.

Evangelio del día

2011-03-17 - Evangelio según San Mateo 7,7-12
Publicado 2011/03/17
Autor : Sagrada Biblia

Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.

Libro de Ester 14,1.3-5.12-14

En aquellos días, la reina Ester, temiendo el peligro inminente, acudió al Señor y rezó así al Señor, Dios de Israel: "Señor mío, único rey nuestro. Protégeme, que estoy sola y no tengo otro defensor fuera de ti, pues yo misma me he expuesto al peligro.

Desde mi infancia oí, en el seno de mi familia, cómo tú, Señor, escogiste a Israel entre las naciones, a nuestros padres entre todos sus antepasados, para ser tu heredad perpetua; y les cumpliste lo que habías prometido.

Atiende, Señor, muéstrate a nosotros en la tribulación, y dame valor, Señor, rey de los dioses y señor de poderosos.
Pon en mi boca un discurso acertado cuando tenga que hablar al león; haz que cambie y aborrezca a nuestro enemigo, para que perezca con todos sus cómplices.

A nosotros, líbranos con tu mano; y a mí, que no tengo otro auxilio fuera de ti, protégeme tú, Señor, que lo sabes todo."

Salmo 137

De David. Te doy gracias, Señor, de todo corazón, te cantaré en presencia de los ángeles.
Me postraré ante tu santo Templo, y daré gracias a tu Nombre por tu amor y tu fidelidad, porque tu promesa ha superado tu renombre.

Me respondiste cada vez que te invoqué y aumentaste la fuerza de mi alma.
Si camino entre peligros, me conservas la vida, extiendes tu mano contra el furor de mi enemigo, y tu derecha me salva.
El Señor lo hará todo por mí. Tu amor es eterno, Señor, ¡no abandones la obra de tus manos!

Evangelio según San Mateo 7,7-12

Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá.
Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.
¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra?
¿O si le pide un pez, le da una serpiente?
Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!
Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas.

Frase

Tú que enviaste a tu Hijo para salvación de los hombres, aleja de nuestra nación y del mundo entero toda desgracia y todo dolor.

Reflexión sobre tu cruz

Escrito por Legión de María

No soltemos la "cruz" que a veces nos toca vivir por diferentes situaciones

Todo tiene un para qué y un porqué.......Dios nunca nos manda nada que no podamos soportar...no hay que rendirse y soltar los remos.....

Tenemos la opción de ver esa cruz como algo que Dios nos manda para crecer en muchos aspectos y dejarnos grandes enseñanzas.

"Al hombre grande, lo hace el esfuerzo y no el privilegio." AMEN



























martes, 15 de marzo de 2011

Hacia la Asamblea General del CELAM en Uruguay

Mons. Bodeant participará en Bogotá de reunión preparatoria

El Obispo de Melo, Mons. Heriberto Bodeant, viajó hoy rumbo a Bogotá para participar de la reunión de Secretarios Generales de las 23 Conferencias Episcopales que forman parte del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

El tema central de la reunión en la que Mons. Bodeant participa en su carácter de Secretario General del episcopado uruguayo, es la preparación de la XXXIII Asamblea del CELAM, que tendrá lugar en Uruguay en el mes de mayo.

Asimismo, los Obispos analizarán la marcha del plan global del CELAM, en apoyo a las actividades de los episcopados y compartirán una instancia de reflexión en torno a la Exhortación Apostólica Verbum Domini, de Benedicto XVI.

LAS HERIDAS QUE SOLO DIOS PUEDE SANAR Y ORACION

Escrito por Angel Estuardo Montes flores, España.

Hay heridas en tu vida que solo Dios puede sanar. Esas heridas que muchas veces desde que estábamos en el vientre de nuestra madre nos hicieron en nuestro corazón. Muchas veces decimos: es que yo quisiera perdonar a mi padre, a mi madre, o a algún familiar que me hizo daño, pero no lo puedo perdonar.

Cuando nosotros no podemos perdonar a alguien es porque aun, esas heridas que hay en tu Corazón no han sanado y esa heridas solo hay alguien que las puede sanar, es Dios. Solo el puede sanar todas tus heridas, que te duelen, todos esos malos recuerdos que no puedes olvidar, el los puede borrar. Te invito a hacer esta oración:

Padre Dios todopoderoso y eterno, bendito y alabado sea tu nombre, te pido Señor que derrames tu ESPIRITU SANTO SOBRE MI. Y hoy en este DIA, te quiero pedir que derrames sanación sobre mí. Te pido señor en el NOMBRE DE JESUS que sanes cada una de las heridas que hay en mi corazón. Señor yo en este día perdono a ( menciona el nombre de la persona que te hizo daño y que quieres perdonar), la perdono por haberme lastimado y haberme hecho estas heridas en mi corazón, que en este día tu estas sanando, perdono a todo el que me lastimó con cualquier palabra ofensiva, perdono a cualquier persona que me hizo daño desde que estaba en el vientre de mi madre, hasta ahorita. Te pido Dios todopoderoso y eterno, que sanes en el NOMBRE DE JESUS, todas las heridas que hay en mi corazón, sánalas Señor Jesús, derrama tu Sangre Preciosa sobre esas heridas y sánalas en el NOMBRE DE JESUS.

Te pido también, que toda enfermedad que haya en mi cuerpo sea sanada en el poderoso NOMBRE DE JESUS, porque dice la palabra de Dios, que POR SUS LLAGAS FUIMOS SANADOS. Te pido que por la PRECIOSA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTRO, POR SUS LLAGAS Y POR SU PODEROSO NOMBRE sea yo sanado de ( menciona la enfermedad que tengas) en el NOMBRE DE JESUS TE LO PIDO, que yo sea sano. Derrama Señor JESUS tu SANGRE PRECIOSA sobre mí, para que yo sea sano. Gracias Señor por la sanidad que has derramado en mí, te bendigo y te alabo porque solo tú eres grandes. AMEN.

Mi querido hermano que estas leyendo esto, te pido, que si puedes sigas tú agradeciéndole al señor por esa sanidad que ha derramado en ti.

LA FE ES AFERRARSE A LO QUE SE ESPERA, ES LA CERTEZA DE COSAS QUE NO SE PUEDEN VER. HEBREOS 11,1.

En el primer Ángelus de la Cuaresma, el Papa aborda el tema del pecado

Publicado 2011/03/14
Autor : Gaudium Press


En su tradicional discurso antes de la oración mariana, el Papa dijo a los millares de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro que “donde está Dios, no hay el mal”

Ciudad del Vaticano (Lunes, 14-03-2011, Gaudium Press) Fue sobre el pecado y el mal, y la relación de Dios con el pecador, el tema al que el Papa dedicó su discurso, antes de la oración del Ángelus de este domingo, el primero del periodo litúrgico de la Cuaresma. Benedicto XVI pidió a todos los fieles católicos que procurasen combatir espiritualmente todo el mal.

"La esclavitud mayor y más profunda es la del pecado", dijo el pontífice, hablando sobre la palabra que "por muchos no es aceptada, porque presupone una visión religiosa del mundo y del hombre".

Según Benedicto XVI, la "sustancia" de la Cuaresma, que nos prepara para la Pascua, es "seguir a Jesús que se dirige decididamente a la Cruz, auge de su misión de salvación" y también una lucha espiritual contra toda la forma de mal, a través de las prácticas espirituales de la oración, ayuno y caridad.

De acuerdo con el Papa, el sentido de pecado - que es algo diferente de "sentido de culpa" como se entiende en psicología - se adquiere redescubriendo el sentido de Dios".

Según el Pontífice, Dios está determinado a liberar a sus hijos de la esclavitud para conducirlos a la libertad. "La mayor y más profunda esclavitud es la del pecado. Por eso, Dios mandó a su Hijo al mundo, para liberar a los hombres del dominio de Satanás, origen y causa de todo pecado".

Al término de la recitación del Ángelus, cuando se dirige a los fieles en diversas lenguas, Benedicto XVI hizo una salutación especial en latín a los estudiantes del Liceo cristiano de Veenendaal, en la provincia de Utrecht, en los Países Bajos. El observó que el latín "puede contribuir mucho, sea para el estudio más profundo de la antigüedad, como también en la profundización de la historia más reciente".

También en la ocasión, al hablar en inglés e italiano, como ya fue publicado por Gaudium, el Santo Padre manifestó pesar por las víctimas de terremoto y del tsunami en Japón.

El encuentro con la Verdad en la vida de San Agustín

Publicado 2011/03/14
Autor: Gaudium Press
Sección: Opinión


Redacción (Lunes, 14-03-2011, Gaudium Press) Una de las áreas más atrayentes de la teología es la patrística. No solo por las luchas de los primeros padres en pro de la Fe y difusión de la Santa Iglesia, sino, sobretodo, con las obras doctrinarias surgidas en defensa de la Fe frente a las persecuciones contra los cristianos. Los primeros teólogos hacían que las verdades contenidas en el Evangelio fuesen resaltadas para así combatir el insistente ataque de los enemigos de la Iglesia.

Es digna de nota la fascinante historia de uno de los más famosos padres de la Iglesia, San Agustín, quien después de pasar buena parte de la vida buscando la luz de la verdad donde ella no estaba, se convirtió al vislumbrar los hermosos rayos contenidos en la sólida doctrina cristiana.

El obispo de Hipona, San Agustín, fue uno de los principales padres de la Iglesia de occidente. Nació en Tagaste en África del Norte el día 13 de noviembre de 354. Su madre, Santa Mónica, siendo muy virtuosa y piadosa, le transmitió una sólida educación cristiana. Pero infelizmente, a los diecinueve años rechazó la religión de su madre diciendo ser esa una "fábula de viejas".

Con el correr del tiempo, creció en su alma el deseo por la verdad, principalmente al leer a Cicerón. Gracias a los sacrificios y oraciones de su madre, se convirtió definitivamente al cristianismo a los 32 años de edad, en el 386. Años después, se lamento por tardar de encontrar lo que todo hombre busca, la verdad, y se entristece de haber buscado en tantos lugares menos en su interior.
Uno de los trechos más bellos de su literatura muestra el lamento por esa tardanza en encontrar la verdad única: Dios.

"Tarde te amé, Belleza tan antigua y tan nueva, tarde te amé. Pero ¿cómo? Tú estabas dentro de mí, y yo estaba fuera de mi mismo... Tú estabas conmigo, y yo no estaba contigo. Me retenían lejos de ti las criaturas, que no existirían si no existiesen en ti..."

Tú me llamaste, y tu clamor venció mi sordera. Tu exhalaste y tu perfume, yo respiré, y es que por ti suspiro. Te probé, y tengo hambre de ti. Tú me tocaste y yo ardo de amor por causa de la paz que Tú diste.

A partir de entonces, Dios fue su única sabiduría. Dedicó el resto de su existencia a Él, combatiendo muchas herejías que hacían que las verdaderas doctrinas de la Iglesia fuesen desviadas.

Evangelio del día

2011-03-15 - Evangelio según San Mateo 6,7-15
Publicado 2011/03/15
Autor : Sagrada Biblia


Los ojos del Señor miran al justo y sus oídos escuchan su clamor; pero el Señor rechaza a los que hacen el mal para borrar su recuerdo de la tierra.

Libro del profeta Isaías 55,10-11

Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo y no vuelven a él sin haber empapado la tierra, sin haberla fecundado y hecho germinar, para que dé la semilla al sembrador y el pan al que come, así sucede con la palabra que sale de mi boca: ella no vuelve a mí estéril, sino que realiza todo lo que yo quiero y cumple la misión que yo le encomendé.

Salmo 33

Glorifiquen conmigo al Señor, alabemos su Nombre todos juntos.
Busqué al Señor: él me respondió y me libró de todos mis temores.
Miren hacia él y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán.
Este pobre hombre invocó al Señor: él lo escuchó y lo salvó de sus angustias.

Los ojos del Señor miran al justo y sus oídos escuchan su clamor; pero el Señor rechaza a los que hacen el mal para borrar su recuerdo de la tierra.

Cuando ellos claman, el Señor los escucha y los libra de todas sus angustias.
El Señor está cerca del que sufre y salva a los que están abatidos.

Evangelio según San Mateo 6,7-15

Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados.
No hagan como ellos, porque el Padre que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan.

Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día.

Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido. No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal. Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes.
Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes.