jueves, 28 de julio de 2011

El niño que revirtió la Historia

Publicado 2011/07/27
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad

Redacción (Miércoles, 27-07-2011, Gaudium Press) Entremos en una cierta gruta y allí veremos un Niño adorado por su Madre Santísima y San José, reunidos en familia, ofreciendo más gloria a Dios que toda la humanidad idólatra, e incluso más que los propios ángeles del Cielo en su totalidad. Ya en su nacimiento, en un simple pesebre, aquel Divino Infante reparaba los delirios de gloria egoísta ansiosamente buscada por los pecadores. Él se encarnaba para hacer la voluntad del Padre y, así, darnos el perfectísimo ejemplo de vida.

Para ver el artículo completo haz click aquí

Evangelio del día

2011-07-28 - Evangelio según San Mateo 13,47-53
Publicado 2011/07/28
Autor : Sagrada Biblia

Dichosos los que viven en tu casa, alabándote siempre. Dichosos los que encuentran en ti su fuerza; caminan de baluarte en baluarte.

Libro del Éxodo 40,16-21.34-38

En aquellos días, Moisés hizo todo ajustándose a lo que el Señor le había mandado. El día uno del mes primero del segundo año fue construido el santuario. Moisés construyó el santuario, colocó las basas, puso los tablones con sus trancas y plantó las columnas; montó la tienda sobre el santuario y puso la cubierta sobre la tienda; como el Señor se lo había ordenado a Moisés. Colocó el documento de la alianza en el arca, sujetó al arca los varales y la cubrió con la placa. Después la metió en el santuario y colocó la cortina de modo que tapase el arca de la alianza; como el Señor se lo había ordenado a Moisés.

Entonces la nube cubrió la tienda del encuentro, y la gloria del Señor llenó el santuario. Moisés no pudo entrar en la tienda del encuentro, porque la nube se había posado sobre ella, y la gloria del Señor llenaba el santuario. Cuando la nube se alzaba del santuario, los israelitas levantaban el campamento, en todas las etapas. Pero, cuando la nube no se alzaba, los israelitas esperaban hasta que se alzase. De día la nube del Señor se posaba sobre el santuario, y de noche el fuego, en todas sus etapas, a la vista de toda la casa de Israel.

Salmo 83

Mi alma se consume y anhela los atrios del Señor, mi corazón y mi carne retozan por el Dios vivo.

Hasta el gorrión ha encontrado una casa; la golondrina, un nido donde colocar sus polluelos: tus altares, Señor de los ejércitos, Rey mío y Dios mío.

Dichosos los que viven en tu casa, alabándote siempre. Dichosos los que encuentran en ti su fuerza; caminan de baluarte en baluarte.

Vale más un día en tus atrios que mil en mi casa, y prefiero el umbral de la casa de Dios a vivir con los malvados.

Evangelio según San Mateo 13,47-53

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?" Ellos le contestaron: "Sí." Él les dijo: "Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo antiguo." Cuando Jesús acabó estas parábolas, partió de allí.

Frase

Son inmensos los beneficios que recibe el pueblo cristiano por el Rosario.

Cuentos para niños - ¿No quieres aliviar mi Corazón?


Publicado 2011/07/26
Autor : Mariana Iecker Xavier Quimas de Oliveira

Valerie no se había sentido nunca tan feliz. Cuando comulgó, después de tantos años sin frecuentar los Sacramentos, se sentía radiante como Jeanette, que había recibido por primera vez a Jesús Eucaristía en su inocente corazón.
En el pintoresco pueblo de Veynes, junto a los Alpes franceses, vivía una familia muy religiosa: Pierre Blondet, el padre, Marie-Anne, la madre, y los dos pequeñuelos, Jeanette y Louis. El matrimonio era muy rico y generoso, dando continuamente buenos ejemplos de caridad y auxilio a los más necesitados.

No era extraño, por ejemplo, ver a los empleados del Sr. Blondet llevando al párroco en el mejor carruaje de su patrón para que atendiera a los campesinos enfermos o moribundos.

Y todos los domingos, después de Misa, Marie- Anne atendía con cariño a todos los que llamaban a su puerta pidiéndole un poco de alimento, remedio para sus males o una palabra de consuelo.

No obstante, el pequeño Louis padecía de asma y cuando llegaba el invierno, el frío de aquellas tierras le hacía sufrir bastante. Por eso, la familia había adquirido una hermosa casa en la pequeña ciudad de Saint-Remy de Provence, próxima a Marsella, donde el clima era mucho más benigno, y allí iban en aquella época del año.

Cuando llegaba la primavera los Blondet regresaban a Veynes y la mansión de Saint-Remy se quedaba a cargo de Valerie, una joven gobernanta muy honesta y trabajadora, que mantenía con esmero la casa de su noble patrona.

Tan pronto como el otoño empezaba a dar señales de que estaba acabando, muchos brazos se ofrecían para ayudar a Valerie en la limpieza de la casa, para recibir en condiciones a tan querida familia. Hacían un zafarrancho completo, lavando cortinas y alfombras, limpiando muebles y almohadas, quitando las telas de araña acumuladas con el tiempo, dejándolo todo limpio y perfumado. Y no se olvidaban tampoco del jardín, donde aún era posible encontrar algunas flores de vistosos colores.

Aquel año todos esperaban a los Blondet con impaciencia, porque la pequeña Jeanette iba a hacer la Primera Comunión en la iglesia parroquial.

Valerie, sin embargo, no se sentía tan alegre… Aunque era muy honrada y competente, no era nada piadosa.

Nunca iba a Misa los domingos, no le gustaba rezar, ni siquiera se acordaba de cuándo había sido la última vez que se había confesado… Sólo pisaba la iglesia para acompañar a su patrona y, en esas ocasiones, se quedaba siempre al fondo y distraída.

Por fin llegaron los viajeros y los chiquillos enseguida salieron corriendo hacia el jardín para ver las flores y jugar con el perrito Rex, que los esperaba saltando de alegría, mientras movía agitadamente su rabito. La señora Marie-Anne respiraba complacida el aire perfumado de su habitación e inmediatamente se dirigió a los aposentos de los niños. Muy satisfecha con el orden y la limpieza se volvió hacia la gobernanta y le dijo:

— Valerie, estoy realmente encantada con todo lo que haces en mi ausencia. Quiero darte una sencilla retribución por un buen trabajo.

Y le entregó una vistosa caja que contenía un bonito vestido bordado con los mejores hilos de seda. Una verdadera obra de arte.

— Muchas gracias, Madame. Pero no merezco tanto…, replicó la gobernanta.

— Es para que nos acompañes el próximo domingo a la Misa de la Primera Comunión de Jeanette. Valerie se dio cuenta de que esta vez no iba a ser posible quedarse al fondo de la iglesia… Pero no importa, pensaba, así aparecería mejor ante sus amigas, que se iban a morir de envidia cuando la vieran tan elegante…

En la víspera de la ceremonia, Marie-Anne avisó que saldría más temprano, porque ella y su esposo querían confesarse antes de la Misa.

Jeanette ya lo había hecho el día anterior y el pequeño Louis aún no tenía edad para eso.

— ¿Confesarse?, se dijo Valerie. ¿Para qué esa tontería? Si parece que Dios se queda resentido con lo que hacemos…

Con todo, no comentó nada y la mañana del domingo estaba lista muy temprano, con su bonito vestido nuevo y un peinado muy especial, imaginándose las miradas que se dirigirían hacia ella cuando entrase en la iglesia…

Valerie no se había equivocado. Nada más la vieron llegar, sus amigas se fijaron en ella con admiración y empezaron a cuchichear sobre su nuevo vestido. La gobernanta, que no cabía en sí de vanidad, intentaba aparentar indolencia mientras se dirigía lentamente hacia la sacristía con el matrimonio Blondet.

Allí se encontraban algunas personas que esperaban su turno para recibir el Sacramento de la Reconciliación. Para que no pareciera que estaba también queriendo confesarse, Valerie se alejó en dirección a una imagen del Inmaculado Corazón de María que había en el lado opuesto, y allí se quedó fingiendo que rezaba.

Entre tanto sus ojos se fijaron en el corazón de la Virgen, rodeado de espinas y atravesado por una espada.

Era curioso… Conocía esa imagen desde su infancia, pero no se acordaba de aquella daga. Entonces, dirigió la mirada hacia la fisonomía de Nuestra Señora y, mientras contemplaba una expresión de tristeza fuera de lo común, oyó una voz que le decía:

— Hija mía, ¿te extraña esta espada?

Pues simboliza el dolor que siento al ver cómo cierras tu alma a todas las gracias que te concedo. ¿No quieres aliviar mi Corazón?

Arrepiéntete, confiésate y haz el firme propósito de cambiar de vida. Estaré a tu lado para ayudarte. Valerie no supo explicar lo que ocurrió… Cuando menos se dio cuenta estaba de rodillas, entre lágrimas, confesando sus faltas al buen párroco que le decía:

— Lo ves, hija mía; te pasas todo el año arreglando con esmero la ca sa de la señora Blondet, para dejarla satisfecha cuando llega. Ahora has hecho algo mejor: has preparado tu alma cuidadosamente para recibir al Rey de los reyes, que hace tanto tiempo que está esperando para entrar en tu corazón.
La gobernanta no se había sentido nunca tan feliz. Cuando terminó de confesarse se fue hasta la imagen de María y la vio risueña y resplandeciente, sin la espada que antes le hería el Corazón. Y cuando comulgó, después de tantos años sin frecuentar los Sacramentos, se sentía radiante como Jeanette, que había recibido por primera vez a Jesús Eucaristía en su inocente corazón.

Marie-Anne había ido acompañando lo ocurrido en la sacristía y estaba emocionada. Juntas, conmemoraron la doble fiesta. La buena gobernanta cambió completamente de vida y los habitantes de Saint-Remy, cuando tomaron conocimiento de esa inesperada conversión, crecieron aún más en el fervor y devoción a María Santísima, porque nunca desampara a los que son suyos, y llama a sí incluso a aquellos que ya la habían abandonado.

sábado, 23 de julio de 2011

Minuto con María - Confianza en María

video


Confiemos en María y Ella derrumbará todos los obstáculos que nos impiden unirnos cada vez más a Ella.

Evangelio del día

Publicado 2011/07/23
Autor : Sagrada Biblia

Ofrece a Dios un sacrificio de alabanza, cumple tus votos al Altísimo e invócame el día del peligro: yo te libraré, y tú me darás gloria.

Libro del Éxodo 24,3-8

En aquellos días, Moisés bajó y contó al pueblo todo lo que había dicho el Señor y todos sus mandatos; y el pueblo contestó a una: "Haremos todo lo que dice el Señor."

Moisés puso por escrito todas las palabras del Señor. Se levantó temprano y edificó un altar en la falda del monte, y doce estelas, por las doce tribus de Israel. Y mandó a algunos jóvenes israelitas ofrecer al Señor holocaustos y vacas como sacrificio de comunión. Tomó la mitad de la sangre, y la puso en vasijas, y la otra mitad la derramó sobre el altar. Después, tomó el documento de la alianza, y se lo leyó en alta voz al pueblo, el cual respondió: "Haremos todo lo que manda el Señor y lo obedeceremos." Tomó Moisés la sangre y roció al pueblo diciendo: "Ésta es la sangre de la alianza que hace el Señor con vosotros, sobre todos estos mandatos."

Salmo 49

El Dios de los dioses, el Señor, habla: convoca la tierra de oriente a occidente. Desde Sión, la hermosa, Dios resplandece.

"Congregadme a mis fieles, que sellaron mi pacto con un sacrificio." Proclame el cielo su justicia; Dios en persona va a juzgar.

"Ofrece a Dios un sacrificio de alabanza, cumple tus votos al Altísimo e invócame el día del peligro: yo te libraré, y tú me darás gloria."

Evangelio según San Mateo 13,24-30

En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola a la gente: "El reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: "Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?" Él les dijo: "Un enemigo lo ha hecho." Los criados le preguntaron: "¿Quieres que vayamos a arrancarla?" Pero él les respondió: "No, que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores: 'Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero.'""

Frase

La palabra de Cristo habite en vosotros con toda su riqueza.

Por amor, obediente hasta la muerte

Publicado 2011/07/07
Autor: Gaudium Press
Sección: Opinión

Redacción (Jueves, 07-07-2011, Gaudium Press) Para Santo Tomás, la esencia del ofrecimiento de Jesús, como víctima en la Cruz, encuentra su verdadero valor espiritual no solo en la paciencia con que soportó la Pasión, o en el auge del dolor moral y físico al que fue sometido. Él llama la atención a la obediencia suprema de la Divina Víctima, dispuesta a sufrir el auge de humillación y dolor, hasta la muerte.

En efecto, abdicando de su voluntad humana -"no sea hecho como Yo quiero, sino como Tú quieres" (Mt 26, 39)- contradice la soberbia del hombre pecador (cf. Rm 5, 19), confiriendo así méritos infinitos a sus sufrimientos y muerte (cf. Super Philip. cap. 2, lec. 2.).

Es notoria, como resalta el propio Doctor Angélico, la ligación íntima entre la obediencia de Cristo y su ardiente caridad. Su obediencia eximia "procedía de la dilección que poseía por el Padre y por nosotros" (Super Rom. cap. 1, lec. 5.). Al mismo tiempo, por alcanzar el extremo de sumisión y humillación, nos mostró "el ancho, el largo, la altura y la profundidad" de su amor "que sobrepasa todo el conocimiento" (Ef 3, 18-19).

Al probar en el artículo 2 del tema 22 que Cristo fue sacerdote y víctima al mismo tiempo, Santo Tomás da como principal argumento las palabras del Apóstol: "Cristo nos amó y se entregó a Dios por nosotros en oblación, como víctima agradable" (Ef 5, 2). Parece derivar de ahí el amor de Jesús por nosotros que fue la causa de Su total entrega en holocausto (cf. Super Eph. cap. 3, lec. 5.).

Por Mons. João S. Clá Dias, EP

Panel “Iglesia e inclusión social”


Jueves 28 de julio, a las 19:00 hs, en la UCU

En el marco del Ciclo “La Iglesia Católica en el Bicentenario de la nación oriental” organizado por la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU) y la Universidad Católica del Uruguay (UCU), el jueves 28 de julio tendrá lugar el panel “Iglesia e inclusión social”, cuya apertura estará a cargo del Presidente del Departamento de Pastoral Social de la CEU, Mons. Julio Bonino (Obispo de Tacuarembó).

En el panel se abordarán los siguientes temas:

· Micro-créditos y emprendimientos: una ruta hacia la inclusión social, a cargo de Wilfredo Ponce de León
· El desafío de humanizar el sistema carcelario, que abordará el Pbro. Javier Galdone
· Acompañando a la maternidad y la paternidad en la adolescencia, por Fabiana Barrios (Casa Luna)
· Los caminos para la integración social de jóvenes y adolescentes, a cargo del P. Mateo Méndez sdb

El panel se desarrollará a las 19 horas, en el salón 304 (3er. piso) de la UCU (8 de Octubre 2738).

En el marco de la celebración de los 200 años del inicio de la revolución de independencia en Uruguay, la Iglesia se propone organizar una serie de actividades que pongan de relieve el papel de la Iglesia católica, en los 200 años de historia del Uruguay como nación, enfatizando los proyectos de futuro y el papel de la Iglesia en la construcción de la sociedad uruguaya.

La conmemoración del bicentenario de los inicios de la revolución oriental es una buena oportunidad para que la Iglesia Católica analice y exponga sus significativos aportes en la consolidación de valores que hacen a la identidad oriental o uruguaya.

El proyecto está siendo instrumentado por la Universidad Católica del Uruguay (UCU) en coordinación con el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU). La UCU es una obra de la CEU, fundada en 1985, cuya gestión ha sido encomendada a la Compañía de Jesús.

Los otros paneles del Ciclo se desarrollarán en torno a los siguientes ejes temáticos:

Iglesia y defensa de la dignidad humana- miércoles 24 de agosto
Iglesia y educación- jueves 29 de setiembre
Iglesia y mundo del trabajo- jueves 27 de octubre
Iglesia y derechos humanos- jueves 24 de noviembre

jueves, 21 de julio de 2011

El día más feliz de mi vida

Quiero participar con mi testimonio:

Yo no podía tener hijos y con mi esposo sentíamos una gran decepción, pero Dios que todo lo puede hizo que mi vientre floreciera, cuando estaba en la dulce espera, le pedía mucho a la Virgen para que fuera ella la que me acompañara en el momento del parto, me gustaba imaginarla dentro de la sala de partos con su manto azul y su sonrisa llena de paz, tanto así que el día en que llegó el momento del parto un 23 de mayo, alguien en la sala de partos me trató con tanta amabilidad y cariño, me dio ánimos en el dolor, me dijo que ese era el momento más lindo de mi vida y de verdad a pesar del dolor de dar a luz fue el momento más lindo de mi vida y la persona que me dijo esas palabras no fue la Virgen María pero tengo la firme convicción que fue mi madrecita linda de Fátima la que inspiró a aquella mujer para que me tratara tan bien; sé que la Virgen me ayudó, porque sentí su presencia revestida de inmensa ternura y de amor maternal, nunca olvidaré ese momento en que Ella tomó mi mano.

Cielo Ortega
Cali - Colombia

Santo del día

San Lorenzo de Brindisi
Publicado 2011/07/21
Autor : Catholic.net

Doctor de la Iglesia, Julio 21

Martirologio Romano: San Lorenzo de Brindisi, presbítero y doctor de la Iglesia, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, predicador incansable por varias naciones de Europa, que de caracter sencillo y humilde, cumplió fielmente todas las misiones que se le encomendaron, como la defensa de la Iglesia ante los turcos que intentaban dominar Europa, la reconciliación de príncipes enfrentados y el gobierno de su Orden religiosa. Murió en Lisboa, en Portugal, el veintidós de julio de 1619.

Etimolgía: Lorenzo = laurel, de la lengua latina.

Cesar de Rossi nació en Brindis, ciudad del reino de Nápoles, en 1559. Pertenecía a una familia veneciana de cierto renombre. A los seis años ya asombraba a todos por la facilidad de aprender de memoria páginas enteras, que declamaba en público.

Primero se educó en el convento de los franciscanos de su ciudad natal y, después, bajo la dirección de un tío suyo en el colegio de San Marcos de Venecia. Hizo rápidos progresos, tanto desde el punto de vista intelectual como espiritual y a los dieciséis años ingresó en el convento de los capuchinos de Verona. Cuando pidió ser admitido, el superior le advirtió que le iba a ser muy difícil soportar aquella vida tan dura y tan austera. El joven le preguntó: "Padre, ¿en mi celda habrá un crucifijo?." "Sí, lo habrá", respondió el superior. "Pues eso me basta. Al mirar a Cristo Crucificado tendré fuerzas para sufrir por amor a El, cualquier padecimiento". Con el hábito religioso recibió el nombre de Lorenzo.

Durante sus estudios de filosofía y teología en la Universidad de Padua, se distinguió por su extraordinario dominio de lenguas: aprendió el griego, el hebreo, el alemán, el bohemio, el francés, el español y llegó a conocer muy a fondo el texto de la Biblia.

Por su gran don de prédica, siendo diácono, le fue encomendado el predicar los 40 días de Cuaresma en la Catedral de Venecia por dos años consecutivos. La gente vibraba de emoción al oír sus sermones, y muchas eran las conversiones.

Después de su ordenación sacerdotal, predicó con gran fruto en Padua, Verona, Vicenza y otras ciudades del norte de Italia. En 1596, pasó a Roma a ejercer el cargo de definidor de su orden, y el Papa Clemente VIII le pidió que trabajase especialmente por la conversión de los judíos. Tuvo en ello gran éxito, ya que a su erudición y santidad de vida unía un profundo conocimiento del hebreo.

Un sacerdote le preguntó: "Frai Lorenzo, ¿a qué se debe su facilidad para predicar? ¿A su formidable memoria?" Y él respondió: "En buena parte se debe a mi buena memoria. En otra buena parte a que dedico muchas horas a prepararme. Pero la causa principal es que encomiendo mucho a Dios mis predicaciones, y cuando empiezo a predicar se me olvida todo el plan que tenía y empiezo a hablar como si estuviera leyendo en un libro misterioso venido del cielo".

Dormía sobre tablas. Se levantaba por la noche a rezar salmos. Ayunaba con frecuencia comiendo casi siempre pan y verduras. Huía de recibir honores, y se esforzaba por mantenerse siempre alegre y de buen humor con todos.

Cuando Lorenzo era vicario general, el emperador Rodolfo II le envió en misión diplomática a conseguir la ayuda de los príncipes alemanes contra los turcos, cuya amenaza se cernía sobre toda Hungría. El santo tuvo éxito en su misión y fue nombrado capellán general del ejército que se había formado gracias a sus esfuerzos. En algunas ocasiones, San Lorenzo fue prácticamente general en jefe del ejército; por ejemplo, antes de la batalla de Szekes-Fehervar, en 1601, los generales le consultaron, el santo les aconsejó que atacasen, arengó personalmente a las tropas y partió al frente de las fuerzas de ataque, sin más armas que un crucifijo. La aplastante derrota que sufrieron los turcos fue atribuida por todos a San Lorenzo. Se cuenta que, al volver de la campaña, se detuvo en el convento de Gorizia, donde el Señor se le apareció en el coro y le dio la comunión por su propia mano.

Los príncipes y gobernantes, por muy irreligiosos que sean, suelen apreciar los servicios de los hombres verdaderamente santos. Los principales señores de Nápoles acudían a San Lorenzo para presentarle sus quejas por la tiranía del virrey español, duque de Osuna y le pedían que fuese a la corte del rey Felipe para evitar que el pueblo se levantase en armas. El santo no era aún muy viejo, pero estaba enfermo y achacoso. Cuando llegó a Madrid, supo que el rey no estaba en la ciudad, sino en Lisboa. Así pues, prosiguió su camino a Portugal, en pleno calor del estío. Usó de toda su elocuencia y su poder de persuasión y logró que el monarca prometiese relevar del cargo de virrey al duque de Osuna.

San Lorenzo regresó entonces a su convento y ahí falleció el día de su cumpleaños, 22 de julio de 1619. Cumplía 60 años. Fue sepultado en el cementerio de las Clarisas Pobres de Villafranca.

Lo canonizó León XIII en 1881. Juan XXIII lo declaró Doctor de la Iglesia en 1959, con el título de Doctor Evangélico, por lo elevado de su inspiración evangélica.

Evangelio del día

2011-07-21 - Evangelio según San Mateo 13,10-17
Publicado 2011/07/21
Autor : Sagrada Biblia

Al tercer día, al rayar el alba, hubo truenos y relámpagos y una densa nube sobre el monte y un poderoso resonar de trompeta; y todo el pueblo que estaba en el campamento se echó a temblar.

Libro del Éxodo 19,1-2.9-11.16-20b

Aquel día, a los tres meses de salir de Egipto, los israelitas llegaron al desierto de Sinaí; saliendo de Rafidín, llegaron al desierto de Sinaí y acamparon allí, frente al monte. El Señor dijo a Moisés: "Voy a acercarme a ti en una nube espesa, para que el pueblo pueda escuchar lo que te digo, y te crea en adelante." Moisés comunicó al Señor lo que el pueblo había dicho. Y el Señor le dijo: "Vuelve a tu pueblo, purifícalos hoy y mañana, que se laven la ropa y estén preparados para pasado mañana; pues el Señor bajará al monte Sinaí a la vista del pueblo."

Al tercer día, al rayar el alba, hubo truenos y relámpagos y una densa nube sobre el monte y un poderoso resonar de trompeta; y todo el pueblo que estaba en el campamento se echó a temblar. Moisés hizo salir al pueblo del campamento para ir al encuentro de Dios y se detuvieron al pie del monte. Todo el Sinaí humeaba, porque el Señor había descendido sobre él en forma de fuego. Subía humo como de un horno, y todo el monte retemblaba con violencia. El sonar de la trompeta se hacía cada vez más fuerte; Moisés hablaba, y Dios le respondía con el trueno. El Señor bajó al monte Sinaí, a la cumbre del monte, y llamó a Moisés a la cima de la montaña.

Interleccional: Daniel 3,52-56

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres, bendito tu nombre, santo y glorioso.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria.
Bendito eres sobre el trono de tu reino.
Bendito eres tú, que sentado sobre querubines sondeas los abismos.
Bendito eres en la bóveda del cielo.

Evangelio según San Mateo 13,10-17

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los discípulos y le preguntaron: "¿Por qué les hablas en parábolas?" Él les contestó: "A vosotros se os ha concedido conocer los secretos del reino de los cielos y a ellos no. Porque al que tiene se le dará y tendrá de sobra, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.

Por eso les hablo en parábolas, porque miran sin ver y escuchan sin oír ni entender. Así se cumplirá en ellos la profecía de Isaías: "Oiréis con los oídos sin entender; miraréis con los ojos sin ver; porque está embotado el corazón de este pueblo, son duros de oído, han cerrado los ojos; para no ver con los ojos, ni oír con los oídos, ni entender con el corazón, ni convertirse para que yo los cure."

¡Dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen! Os aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis vosotros y no lo vieron, y oír lo que oís y no lo oyeron."

Frase

¿De qué sirve que alguien diga ‘tengo fe’, si no tiene obras? La fe, si no tiene obras, está muerta.

sábado, 16 de julio de 2011

El sacerdote es modelo para los fieles

Publicado 2011/07/15
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad

Redacción (Viernes, 15-07-2011, Gaudium Press) Siendo visto por los fieles como alguien escogido por Dios para guiarlos, el ministro ordenado debe ser siempre ejemplo ilustre de virtud, como recomienda el Apóstol a su discípulo Tito: "Muéstrate en todo modelo de buen comportamiento: por la integridad en la doctrina, gravedad, lenguaje sano e irreprensible, para que el adversario sea confundido, no teniendo que decir de nosotros mal alguno" (Tt 2, 7-8).

En efecto, una conducta irreprensible, inflamada de caridad, dando testimonio de la belleza de la Iglesia y la veracidad del mensaje evangélico, hablará mucho más profunda y eficazmente a las almas que el más lógico y elocuente de los discursos: "El ornato del maestro es la vida virtuosa del discípulo, como la salud del enfermo redunda en alabanza del médico. [...] Si presentamos nuestras buenas obras, será alabada la doctrina de Cristo".[1]

A veces, se interpreta la obligación de dar ejemplo, de ser modelo, en un sentido minimalista: el de apenas cumplir más o menos los propios deberes, al mismo nivel que todos los otros. Y así, por el criterio de la medianía, se busca contentar a la propia consciencia. Ahora, quien es llamado a servir de ejemplo para los otros no se debe comparar con los que le son iguales, sino con aquellos que alcanzaron el más alto grado de perfección. Cristo, sí, es el verdadero modelo de ministro consagrado. Es con Él que el sacerdote debe configurarse, no solo por el carácter sacramental, sino también por la imitación de sus perfecciones, de forma que en él los fieles puedan ver otro Cristo. Solo así estos se sentirán atraídos por el buen ejemplo de su pastor y guía.

Dada la naturaleza social del hombre, la buena reputación derivada de la práctica de la virtud lleva a los otros a la imitación. Así, cuanto más semejanza con Cristo encuentran los fieles en los ministros de Dios, tanto más fácilmente se dejarán guiar por ellos. Y, por tanto, más eficaz será su ministerio, conforme comenta Santo Tomás:

Ahora, esta estima a los prelados de la Iglesia es necesaria para la salvación de los fieles; si éstos no los reconocen como ministros de Cristo, no les obedecerán como a Cristo, según se lee en la epístola a los Gálatas (4, 14): "Me recibisteis como un Ángel de Dios, como al propio Cristo Jesús". Aún más, si no os reconocen como dispensadores, se negarán a recibir de ellos los dones, contrariamente a lo que dice el mismo Apóstol: "Lo que yo di, si alguna cosa di, fue por amor a vosotros, en la persona de Cristo" (2 Cor 2, 10).[2]

Esta estima por los sacerdotes, tan importante para la plena eficacia de su ministerio, depende también de la veneración que los fieles tengan por el sacerdocio como tal. San Francisco de Asís, por ejemplo, que nunca quiso recibir la ordenación presbiteral, por considerarla una dignidad excesiva para sí, tenía por el sacerdocio tal respeto que llegaba a besar el lugar por donde pasaba un sacerdote.

Por Mons. João Clá Dias, EP


1] Super Tit. cap. 2, lec. 2.
[2] Super II Cor. cap. IV. lec. 1.

Minuto con María - El Poder de la intercesión de María

video


Pidamos a María que su voz nos transforme y nos obtenga un alto grado de santidad.

Evangelio del día

2011-07-16 - Evangelio según San Mateo 12, 14-21

Publicado 2011/07/16
Autor : Sagrada Biblia

Con mano poderosa, con brazo extendido. Él dividió en dos partes el mar Rojo. Y condujo por en medio a Israel. Arrojó en el mar Rojo al Faraón.

Libro del Éxodo 12,37-42

En aquellos días, los israelitas marcharon de Ramsés hacia Sucot: eran seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños; y les seguía una multitud inmensa, con ovejas y vacas y enorme cantidad de ganado. Cocieron la masa que habían sacado de Egipto, haciendo hogazas de pan ázimo, pues no había fermentado, porque los egipcios los echaban y no los dejaban detenerse; y tampoco se llevaron provisiones.

La estancia de los israelitas en Egipto duró cuatrocientos treinta años. Cumplidos los cuatrocientos treinta años, el mismo día, salieron de Egipto las legiones del Señor. Noche en que veló el Señor para sacarlos de Egipto: noche de vela para los israelitas por todas las generaciones.

Salmo 135

Dad gracias al Señor porque es bueno. En nuestra humillación, se acordó de nosotros: Y nos libró de nuestros opresores. Él hirió a Egipto en sus primogénitos. Y sacó a Israel de aquel país.

Con mano poderosa, con brazo extendido. Él dividió en dos partes el mar Rojo. Y condujo por en medio a Israel. Arrojó en el mar Rojo al Faraón.

Evangelio según San Mateo 12, 14-21

En aquel tiempo, los fariseos planearon el modo de acabar con Jesús. Pero Jesús se enteró, se marchó de allí y muchos le siguieron. Él los curó a todos, mandándoles que no lo descubrieran. Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: "Mirad a mi siervo, mi elegido, mi amado, mi predilecto. Sobre él he puesto mi espíritu para que anuncie el derecho a las naciones. No porfiará, no gritará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará, hasta implantar el derecho; en su nombre esperarán las naciones."

jueves, 14 de julio de 2011

Dios llama al hombre para responder a Su palabra con libertad, observa el Papa en el Ángelus

Publicado 2011/07/11
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa

Ciudad del Vaticano (Lunes, 11-07-2011, Gaudium Press) "Jesús se identifica con el sembrador, que esparce la buena semilla de la Palabra de Dios y percibe sus varios efectos, según el tipo de acogimiento al anuncio", resaltó el Papa Benedicto XVI este domingo, al presidir la ceremonia del Ángelus por primera vez en esta temporada desde su residencia apostólica en Castel Gandolfo, donde se encuentra en un periodo de descanso desde el pasado miércoles.

Hablando a los fieles locales desde el patio interno de la residencia apostólica, Benedicto XVI abordó en su discurso previo a la recitación mariana la parábola del sembrador. "Existe aquel que escucha superficialmente la Palabra, pero no la acoge; aquel que la acoge, pero no tiene constancia y pierde todo; aquel que es tomado por las preocupaciones y seducciones del mundo; y aquel que escucha de forma receptiva como la tierra buena: aquí la Palabra da fruto en abundancia".

Según el Santo Padre, las palabras evangélicas requieren la inteligencia, pero también la libertad del hombre que las oye. Para el Papa, la parábola del sembrador es una "autobiografía" de Jesús, quien "a través de la Palabra Divina nos revela su divinidad y nos llama a responderla con reflexión, decisión y corazón".

Benedicto XVI observó que Jesús habló en parábolas para estimular la reflexión y la interpretación del hombre. "A los discípulos, o sea, aquellos que ya optaron por Él, Jesús puede hablar del Reino de Dios abiertamente; a los otros, debe anunciarlo en parábolas, para incentivar la decisión, la conversión del corazón. Las parábolas, por su naturaleza piden un esfuerzo de interpretación, interpelan la mente y la libertad. En el fondo, la verdadera Parábola de Dios es Jesús, su Persona que a través de la humanidad, esconde y al mismo tiempo revela la divinidad. De este modo Dios no nos obliga a creer en Él, pero nos atrae a Sí con la verdad y la bondad de su Hijo encarnado: de hecho, el amor respeta siempre la libertad", dijo el Papa.

En el primer Ángelus estivo del año, las personas se presentaron en el patio interno del palacio para aplaudir al Santo Padre con gran calor y ternura. Con la misma alegría, el Papa respondió que allí hay posibilidad de un contacto más próximo que en Roma.

Al final de la ceremonia, Benedicto XVI recordó la celebración del "Domingo del Mar", esto es, la Jornada del Apostolado del Mar.
"Dirijo un particular pensamiento a los Capellanes y voluntarios que se dedican al cuidado pastoral de los marítimos, pescadores y sus familias. Aseguro mi oración también para los marítimos que, infelizmente, se encuentran secuestrados por actos de piratería. Deseo que sean tratados con respeto y humanidad, y rezo por sus familiares, a fin de que sean fuertes en la fe y no pierdan la esperanza de reencontrarse con sus seres queridos".

Santo del día


San Camilo de Lelis
Publicado 2011/07/14
Autor : Catholic.net

Fundador, Julio 14

Nació en Abruzos (Italia) en 1550. Siguió la carrera militar, igual que su padre. Le apareció una llaga en un pie, que lo hizo dejar la carrera de las armas e irse al Hospital de Santiago en Roma para que lo curaran. En el hospital de Roma se dedicó a ayudar y atender a otros enfermos, mientras buscaba su propia curación. Pero en esa época adquirió el vicio del juego . Fue expulsado del hospital y en Nápoles perdió todos los ahorros de su vida en el juego, quedando en la miseria.

Tiempo atrás, en un naufragio, había hecho a Dios la promesa de hacerse religioso franciscano, pero no lo había cumplido. Estando en la más completa pobreza se ofreció como obrero y mensajero en un convento de los Padres Capuchinos, donde escuchó una charla espiritual que el padre superior les hacía a los obreros, y sintió fuertemente la llamada de Dios a su conversión. Empezó a llorar y pidió perdón por sus pecados, con la firme resolución de cambiar su forma de actuar por completo. Tenía 25 años.

Pidió ser admitido como franciscano, pero en el convento se le abrió de nuevo la llaga en el pie, y fue despedido. Se fue al hospital y se curó, y logró que lo admitieran como aspirante a capuchino. Pero en el noviciado apareció de nuevo la llaga y tuvo que irse de allí también. De nuevo en el hospital de Santiago, se dedicó a atender a los demás enfermos, por lo que fue nombrado asistente general del hospital.

Dirigido espiritualmente por San Felipe Neri, estudió teología y fue ordenado sacerdote. En 1575 se dio cuenta que ante la gran cantidad de peregrinos que llegaban a Roma, los hospitales eran incapaces de atender bien a los enfermos que llegaban. Fue entonces que decidió fundar una comunidad de religiosos que se dedicaran por completo a los hospitales.

San Camilo trataba a cada enfermo como trataría a Nuestro Señor Jesucristo en persona. Aunque tuvo que soportar durante 36 años la llaga de su pié, nadie lo veía triste o malhumorado. Con sus mejores colaboradores fundó la Comunidad Siervos de los Enfermos el 8 de diciembre de 1591. Ahora se llaman Padres Camilos. Murió el 14 de julio de 1614, a los 64 años.

Fue canonizado en 1746 por S.S. Benedicto XIV.

La piedra en el camino

Publicado 2011/07/11
Autor : Hna. Michelle Viccola, EP

Tan pronto como amaneció, las instrucciones del rey comenzaron a ser ejecutadas: los soldados cercaron la carretera mientras algunos obreros ejecutaban un misterioso servicio.

Para leer el artículo completo haz click aquí

Evangelio del día

2011-07-14 - Evangelio según San Mateo 11,28-30
Publicado 2011/07/14
Autor : Sagrada Biblia

Él se acuerda eternamente de su alianza, de la palabra que dio por mil generaciones, del pacto que selló con Abraham, del juramento que hizo a Isaac.

Libro del Exodo 3,13-20


Moisés dijo a Dios: "Si me presento ante los israelitas y les digo que el Dios de sus padres me envió a ellos, me preguntarán cuál es su nombre. Y entonces, ¿qué les responderé?".

Dios dijo a Moisés: "Yo soy el que soy". Luego añadió: "Tú hablarás así a los israelitas: "Yo soy" me envió a ustedes". Y continuó diciendo a Moisés: "Tu hablarás así a los israelitas: El Señor, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, es el que me envía. Este es mi nombre para siempre y así será invocado en todos los tiempos futuros.

Ve a reunir a los ancianos de Israel y diles: El Señor, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, se me apareció y me dijo: "Yo los he visitado y he visto cómo los maltrataban los egipcios. Por eso decidí librarlos de la opresión que sufren en Egipto, para llevarlos al país de los cananeos, los hititas, los amorreos, los perizitas, los jivitas y los jebuseos, a una tierra que mana leche y miel".

Ellos te escucharán, y tú irás a presentarte ante el rey de Egipto, junto con los ancianos de Israel. Entonces le dirás: "El Señor, el Dios de los hebreos, vino a nuestro encuentro. Y ahora tenemos que realizar una marcha de tres días por el desierto, para ofrecer sacrificios al Señor, nuestro Dios".

Ya sé que el rey de Egipto no los dejará partir, si no es obligado por la fuerza. Pero yo extenderé mi mano y castigaré a Egipto, realizando ante ellos toda clase de prodigios. Así él los dejará partir.

Salmo 104

¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, hagan conocer entre los pueblos sus proezas; recuerden las maravillas que él obró, sus portentos y los juicios de su boca!

Él se acuerda eternamente de su alianza, de la palabra que dio por mil generaciones, del pacto que selló con Abraham, del juramento que hizo a Isaac.

El Señor hizo a su pueblo muy fecundo, más fuerte que sus mismos opresores; cambió el corazón de los egipcios, para que sintieran odio por su pueblo y trataran con perfidia a sus servidores.

Luego envió a Moisés, su servidor, y a Aarón, que era su elegido; por su intermedio realizó prodigios, hizo portentos en la tierra de Cam.

Evangelio según San Mateo 11,28-30


Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es suave y mi carga liviana".

Frase

Cuando no puedas hablar a alguien de Dios, háblale a Dios de él.

sábado, 9 de julio de 2011

Mons. Tróccoli presidió Misa en la Catedral en la Fiesta de San Pedro y San Pablo


Pedro y Pablo, columnas de la Iglesia

La familia arquidiocesana celebró en Catedral, el pasado miércoles 29, la Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo.

En la Eucaristía celebrada en Catedral a las 19:30 hs, el Obispo Auxiliar de Montevideo, Mons. Milton Tróccoli, transmitió el saludo y el cariño que desde Roma envió el Arzobispo, Mons. Nicolás Cotugno, quien dicha mañana había estado orando frente la tumba de Pedro.

Para leer el artículo completo haz click aquí

Minuto con María - El triunfo de María

video


Pidamos a María Santísima que haga triunfar, cuanto antes, Su Inmaculado Corazón.

Por amor, obediente hasta la muerte

Publicado 2011/07/07
Autor: Gaudium Press
Sección: Opinión

Redacción (Jueves, 07-07-2011, Gaudium Press) Para Santo Tomás, la esencia del ofrecimiento de Jesús, como víctima en la Cruz, encuentra su verdadero valor espiritual no solo en la paciencia con que soportó la Pasión, o en el auge del dolor moral y físico al que fue sometido. Él llama la atención a la obediencia suprema de la Divina Víctima, dispuesta a sufrir el auge de humillación y dolor, hasta la muerte.

En efecto, abdicando de su voluntad humana -"no sea hecho como Yo quiero, sino como Tú quieres" (Mt 26, 39)- contradice la soberbia del hombre pecador (cf. Rm 5, 19), confiriendo así méritos infinitos a sus sufrimientos y muerte (cf. Super Philip. cap. 2, lec. 2.).

Es notoria, como resalta el propio Doctor Angélico, la ligación íntima entre la obediencia de Cristo y su ardiente caridad. Su obediencia eximia "procedía de la dilección que poseía por el Padre y por nosotros" (Super Rom. cap. 1, lec. 5.). Al mismo tiempo, por alcanzar el extremo de sumisión y humillación, nos mostró "el ancho, el largo, la altura y la profundidad" de su amor "que sobrepasa todo el conocimiento" (Ef 3, 18-19).

Al probar en el artículo 2 del tema 22 que Cristo fue sacerdote y víctima al mismo tiempo, Santo Tomás da como principal argumento las palabras del Apóstol: "Cristo nos amó y se entregó a Dios por nosotros en oblación, como víctima agradable" (Ef 5, 2). Parece derivar de ahí el amor de Jesús por nosotros que fue la causa de Su total entrega en holocausto (cf. Super Eph. cap. 3, lec. 5.).

Por Mons. João S. Clá Dias, EP

Evangelio del día

2011-07-09 - Evangelio según San Mateo 10,24-33
Publicado 2011/07/09
Autor : Sagrada Biblia


No teman entonces, porque valen más que muchos pájaros. Al que me reconozca abiertamente ante los hombres, yo lo reconoceré ante mi Padre que está en el cielo.

Libro de Génesis 49,29-32.50,15-26a

Luego les dio esta orden: "Yo estoy a punto de ir a reunirme con los míos. Entiérrenme junto con mis padres, en la caverna que está en el campo de Efrón, el hitita, en el campo de Macpelá, frente a Mamré, en la tierra de Canaán, el campo que Abraham compró a Efrón, el hitita, para tenerlo como sepulcro familiar.

Allí fueron enterrados Isaac y Rebeca, su esposa; y allí también sepulté a Lía. Ese campo y la caverna que hay en él fueron comprados a los hititas". Al ver que su padre había muerto, los hermanos de José se dijeron: "¿Y si José nos guarda rencor y nos devuelve todo el mal que le hicimos?".

Por eso le enviaron este mensaje: "Antes de morir, tu padre dejó esta orden: "Díganle a José: Perdona el crimen y el pecado de tus hermanos, que te hicieron tanto mal. Por eso, perdona el crimen de los servidores del Dios de tu padre". Al oír estas palabras, José se puso a llorar.

Luego sus hermanos fueron personalmente, se postraron ante él y le dijeron: "Aquí nos tienes: somos tus esclavos". Pero José les respondió: "No tengan miedo. ¿Acaso yo puedo hacer las veces de Dios? El designio de Dios ha transformado en bien el mal que ustedes pensaron hacerme, a fin de cumplir lo que hoy se realiza: salvar la vida a un pueblo numeroso.

Por eso, no teman. Yo velaré por ustedes y por las personas que están a su cargo". Y los reconfortó, hablándoles afectuosamente. José permaneció en Egipto junto con la familia de su padre, y vivió ciento diez años.

Así pudo ver a los hijos de Efraím hasta la tercera generación; y los hijos de Maquir, hijo de Manasés, también nacieron sobre las rodillas de José.

Finalmente, José dijo a sus hermanos: "Yo estoy a punto de morir, pero Dios los visitará y los llevará de este país a la tierra que prometió con un juramento a Abraham, a Isaac y a Jacob". Luego hizo prestar un juramento a los hijos de Israel, diciéndoles: "Cuando Dios los visite, lleven de aquí mis restos". José murió a la edad de ciento diez años. Fue embalsamado y colocado en un sarcófago, en Egipto.

Salmo 104

¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, hagan conocer entre los pueblos sus proezas; canten al Señor con instrumentos musicales, pregonen todas sus maravillas!

¡Gloríense en su santo Nombre, alégrense los que buscan al Señor! ¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro.

Descendientes de Abraham, su servidor, hijos de Jacob, su elegido: el Señor es nuestro Dios, en toda la tierra rigen sus decretos.

Evangelio según San Mateo 10,24-33

El discípulo no es más que el maestro ni el servidor más que su dueño. Al discípulo le basta ser como su maestro y al servidor como su dueño. Si al dueño de casa lo llamaron Belzebul, ¡cuánto más a los de su casa!

No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser conocido. Lo que yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día; y lo que escuchen al oído, proclámenlo desde lo alto de las casas.

No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que puede arrojar el alma y el cuerpo a la Gehena.

¿Acaso no se vende un par de pájaros por unas monedas? Sin embargo, ni uno solo de ellos cae en tierra, sin el consentimiento del Padre que está en el cielo. Ustedes tienen contados todos sus cabellos.

No teman entonces, porque valen más que muchos pájaros. Al que me reconozca abiertamente ante los hombres, yo lo reconoceré ante mi Padre que está en el cielo. Pero yo renegaré ante mi Padre que está en el cielo de aquel que reniegue de mí ante los hombres.

jueves, 7 de julio de 2011

Parlamento de Polonia comienza a discutir la prohibición total del aborto

Publicado 2011/07/01
Autor: Gaudium Press
Sección: Mundo


Varsovia (Viernes, 01-07-2011, Gaudium Press) Polonia inició ayer un hecho histórico: un debate, en la Cámara Baja de su parlamento, respecto a un proyecto de ley que prohíbe todo tipo de aborto, iniciativa impulsada por la fundación Pro, de Varsovia, y que contó con el apoyo de los obispos del país y de un recién-formado comité parlamentario pro-vida.

Además de las figuras ya citadas, el proyecto de ley tuvo un macizo apoyo popular. Conforme establece el actual sistema político del país, eran necesarias 100 mil firmas de ciudadanos en un plazo de tres meses para que la discusión se llevara al Parlamento. En un sorprendente resultado, se obtuvieron 600 mil en 2 semanas.

A pesar de una cierta campaña contraria de los medios de comunicación, el proyecto siguió su camino rumbo al Parlamento, ya que el aborto es fuertemente impopular en el país, de gran tradición católica. También, existe la historia de cómo las prácticas abortivas fueron permitidas en Polonia. Según el representante de la fundación Pro, Jacek Sapa, ellas remiten a Hitler.

Posteriormente, explica Sapa, ellas fueron apoyadas por los regímenes comunistas subsecuentes, que a nivel estatal, promovían el "aborto en domicilio". En este sentido, afirma el representante, la prohibición total del aborto forma parte de la iniciativa de un movimiento existente en el país, que busca romper con el legado comunista polaco.

Cardenal Stanislaw Dziwisz "Este proyecto es una oportunidad para rechazar finalmente la herencia del nazismo y el comunismo, que tornó el aborto legal en Polonia por primera vez", dijo Sapa a la LifeSiteNews. "Fueron Hitler y Stalin quienes impulsaron a los polacos y ya es hora de que nos alejemos claramente de estas ideologías fatales", destacó.
Sobre el proyecto de ley, el Arzobispo de Cracovia, el Cardenal Stanislaw Dziwisz, asistente personal del Papa Juan Pablo II durante su pontificado, afirmó que ésta "es una solución que la Iglesia pide. Estoy a favor de todos los esfuerzos encaminados a mejorar la protección de la vida humana".

Evangelio del día

2011-07-07 - Evangelio según San Mateo 10,7-15

Publicado 2011/07/07
Autor : Sagrada Biblia

Les aseguro que, en el día del Juicio, Sodoma y Gomorra serán tratadas menos rigurosamente que esa ciudad.

Libro de Génesis 44,18-21.23b-29.45,1-5

Judá se acercó para decirle: "Permite, señor, que tu servidor diga una palabra en tu presencia, sin impacientarte conmigo, ya que tú y el Faraón son una misma cosa. Tú nos preguntaste si nuestro padre vivía aún y si teníamos otro hermano.

Nosotros te respondimos: Tenemos un padre que ya es anciano, y un hermano menor, hijo de su vejez. El hermano de este último murió, y él es el único hijo de la madre de estos dos que ha quedado vivo; por eso nuestro padre siente por él un afecto muy especial. Tú nos dijiste: "Tráiganlo aquí, porque lo quiero conocer".

Tú nos volviste a insistir: "Si no viene con ustedes su hermano menor, no serán admitidos nuevamente en mi presencia".
Cuando regresamos a la casa de nuestro padre, tu servidor, le repetimos tus mismas palabras. Pero un tiempo después, nuestro padre nos dijo: "Vayan otra vez a comprar algunos víveres". Nosotros respondimos: "Así no podemos ir. Lo haremos únicamente si nuestro hermano menor viene con nosotros, porque si él no nos acompaña, no podemos comparecer delante de aquel hombre".

Nuestro padre, tu servidor, nos respondió: "Ustedes saben muy bien que mi esposa predilecta me dio dos hijos. Uno se fue de mi lado; yo tuve que reconocer que las fieras lo habían despedazado, y no volví a verlo más. Si ahora ustedes me quitan también a este, y le sucede una desgracia, me harán bajar a la tumba lleno de aflicción".

José ya no podía contener su emoción en presencia de la gente que lo asistía, y exclamó: "Hagan salir de aquí a toda la gente". Así, nadie permaneció con él mientras se daba a conocer a sus hermanos.

Sin embargo, los sollozos eran tan fuertes que los oyeron los egipcios, y la noticia llegó hasta el palacio del Faraón. José dijo a sus hermanos: "Yo soy José. ¿Es verdad que mi padre vive todavía?". Pero ellos no pudieron responderle, porque al verlo se habían quedado pasmados.

Entonces José volvió a decir a sus hermanos: "Acérquense un poco más". Y cuando ellos se acercaron, añadió: "Sí, yo soy José, el hermano de ustedes, el mismo que vendieron a los egipcios. Ahora no se aflijan ni sientan remordimiento por haberme vendido. En realidad, ha sido Dios el que me envió aquí delante de ustedes para preservarles la vida.

Salmo 104

El provocó una gran sequía en el país y agotó las provisiones. Pero antes envió a un hombre, a José, que fue vendido como esclavo: le ataron los pies con grillos y el hierro oprimió su garganta, hasta que se cumplió lo que él predijo, y la palabra del Señor lo acreditó.

El rey ordenó que lo soltaran, el soberano de pueblos lo puso en libertad; lo nombró señor de su palacio y administrador de todos sus bienes.

Evangelio según San Mateo 10,7-15


Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca. Curen a los enfermos, resuciten a los muertos, purifiquen a los leprosos, expulsen a los demonios. Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente.

No lleven encima oro ni plata, ni monedas, ni provisiones para el camino, ni dos túnicas, ni calzado, ni bastón; porque el que trabaja merece su sustento. Cuando entren en una ciudad o en un pueblo, busquen a alguna persona respetable y permanezcan en su casa hasta el momento de partir.

Al entrar en la casa, salúdenla invocando la paz sobre ella. Si esa casa lo merece, que la paz descienda sobre ella; pero si es indigna, que esa paz vuelva a ustedes. Y si no los reciben ni quieren escuchar sus palabras, al irse de esa casa o de esa ciudad, sacudan hasta el polvo de sus pies. Les aseguro que, en el día del Juicio, Sodoma y Gomorra serán tratadas menos rigurosamente que esa ciudad.

Frase

La humildad es la verdad, y la verdad es humildad.

Benedicto XVI escribe oración con ocasión de 60º aniversario de su sacerdocio

Publicado 2011/06/29
Autor : Gaudium Press


En oración escrita por él, el Santo Padre agradece a Dios “por la gracia del ministerio sacerdotal” y pide que Dios bendiga “a todos los hombres de este tiempo que están sedientos y en la búsqueda”

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 29-06-2011, Gaudium Press) El Papa Benedicto XVI publicó esta semana una oración escrita por él mismo en ocasión del 60ª aniversario de su ordenación sacerdotal, que será conmemorado este 29 de junio. En la oración, el Santo Padre da gracias a Dios por "haber abierto el Corazón a nosotros" y "por la gracia del ministerio sacerdotal".





A seguir, la oración íntegra:


Papa quiere que aniversario

sea exaltación del sacerdocio

"Señor,
te damos gracias
porque has abierto tu corazón para nosotros;
porque en tu muerte y en tu resurrección
te has convertido en fuente de vida.
Haz que seamos personas vivientes,
vivientes de tu fuente,
y dónanos el poder ser nosotros también fuentes,
capaces de donar a este nuestro tiempo
agua de vida.
Te damos gracias
por la gracia del ministerio sacerdotal.
Señor, bendícenos
y bendice a todos los hombres de este tiempo
que están sedientos y en la búsqueda
Amén."

Conmemoración el día 29 de junio

Respecto a las celebraciones en homenaje a los 60 años de su ordenación sacerdotal, el Papa Benedicto XVI afirmó que desea que ella no sea un momento de exaltación de su persona, sino una oportunidad "para promover entre la Iglesia el agradecimiento a Dios por el don del sacerdocio y pedirle que suscite nuevas vocaciones".

La Eucaristía es el mayor tesoro de la Iglesia y un antídoto para el individualismo, afirma el Papa en el Ángelus

Publicado 2011/06/27
Autor : Gaudium Press


Benedicto XVI destacó en su discurso por la ceremonia del Ángelus de este domingo la importancia de la Eucaristía, cuya Solemnidad de Corpus Christi fue conmemorada ayer en Italia y algunos otros países del mundo

Ciudad del Vaticano (Lunes, 27-06-2011, Gaudium Press) Al presidir la ceremonia del Ángelus, este domingo, el Papa recordó que Italia y algunos otros países celebraron ayer -y no el pasado jueves - la Solemnidad de la Santísima Sangre y Cuerpo de Cristo. Así, Benedicto XVI dedicó su discurso después de la oración mariana al tema de la Eucaristía, y de la centralidad de la misma en la vida de la Iglesia. "Sin la Eucaristía la Iglesia simplemente no existiría".

"En una cultura cada vez más individualista -observó el Papa- como es en la que estamos sumergidos en las sociedades occidentales, y que tiene tendencia a difundirse en todo el mundo, la Eucaristía constituye una especie de ‘antídoto', que opera en las mentes y los corazones de los creyentes y continuamente siembra en ellos la lógica de la comunión, el servicio, el compartir; en suma, la lógica del Evangelio".

Benedicto XVI habló a los países occidentales donde hay facilidad para participar en la misa, que hubo momentos en la historia -y aún hay- en que las personas deben luchar para tener una misa y una propia iglesia para celebraciones.

"Los primeros cristianos en Jerusalén eran una señal evidente de este nuevo estilo de vida, porque vivían en fraternidad y colocaban en común sus bienes, a fin de que nadie se tornase indigente. ¿De dónde viene todo esto? De la Eucaristía, o sea, de Cristo resucitado, realmente presente en medio de sus discípulos y operante con la fuerza del Espíritu Santo. Y también en las generaciones sucesivas, durante los siglos, la Iglesia, no obstante los limites y errores humanos, contribuyó para ser en el mundo una fuerza de comunión" destacó también el Pontífice.

El Papa recordó también a los nuevos beatos recientemente proclamados por la Iglesia, como los sacerdotes alemanes mártires del régimen nazi en Alemania, los llamados "Lübecker Märtyrer", Johannes Prassek, Hermann Lange y Eduard Müller; y los tres beatos de Milán: Mons. Serafino Morazzone, párroco en la región de Lecco entre los siglos XVIII y XIX, heroico misionero en la antigua Birmania; y Enrichetta Alfieri, monja de Caridad, llamada de "ángel" de la prisión milanesa de San Vittore.

sábado, 2 de julio de 2011

A los 54 años aprendí a rezar

Quiero agradecerle a la Virgen de Fátima por haber llegado a mi vida y haber podido aprender a los 54 años a rezar el Rosario

Quiero agradecerle a la Virgen de Fátima por haber llegado a mi vida y haber podido aprender a los 54 años por primera vez en mi vida a rezar el Rosario, ha traído mucha paz a mi corazón; quiero agradecerle a la Virgen por tener mi actual trabajo después de cinco meses desempleada, quiero pedirle clemencia por los que me hicieron mal, igual que Jesucristo perdonó a los que le traicionaron, quiero pedirle que nunca me abandone después que llegó a mi vida, y que me ayude a salir de todas las deudas que me quedan, para poder estar libre de deudas y dormir tranquila.

Heraldos del Evangelio, gracias por haberla hecho llegar por medio de una imagen a mi casa, desde que llegó, encontré trabajo, mi carácter se endulzó y vivo actualmente en un apartamento confortable donde se respira paz, sosiego y tranquilidad y en el cual he consagrado como dueña absoluta a la Santísima Virgen de Fátima.

Quiero que las personas no desfallezcan por dura que les sea la vida, Ella contesta y responde a sus hijos, sólo hay que aferrarse de su mano y caminar con Ella. Dios y la Virgen los bendigan siempre a todos ustedes, les quiere.

Lina Rodríguez
Medellin - Colombia

Minuto con María - María, Sagrario de Jesús

video


Pidamos a Jesús, por intercesión de María Sanrtísima que viva en nosotros, así como vivió en Ella.

Evangelio del día

2011-07-02 - Evangelio según San Lucas 2,41-51
Publicado 2011/07/02
Autor : Sagrada Biblia


El regresó con sus padres a Nazareth y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba estas cosas en su corazón.

Libro de Isaías 61,9-11

Su descendencia será conocida entre las naciones, y sus vástagos, en medio de los pueblos: todos los que los vean, reconocerán que son la estirpe bendecida por el Señor.

Yo desbordo de alegría en el Señor, mi alma se regocija en mi Dios. Porque él me vistió con las vestiduras de la salvación y me envolvió con el manto de la justicia, como un esposo que se ajusta la diadema y como una esposa que se adorna con sus joyas.

Porque así como la tierra da sus brotes y un jardín hace germinar lo sembrado, así el Señor hará germinar la justicia y la alabanza ante todas las naciones.

Primer Libro de Samuel 2,1.4-5.6-7.8

Entonces Ana oró, diciendo: "Mi corazón se regocija en el Señor, tengo la frente erguida gracias a mi Dios. Mi boca se ríe de mis enemigos, porque tu salvación me ha llenado de alegría.

El arco de los valientes se ha quebrado, y los vacilantes se ciñen de vigor; los satisfechos se contratan por un pedazo de pan, y los hambrientos dejan de fatigarse; la mujer estéril da a luz siete veces, y la madre de muchos hijos se marchita.

El Señor da la muerte y la vida, hunde en el Abismo y levanta de él. El Señor da la pobreza y la riqueza, humilla y también enaltece.

Él levanta del polvo al desvalido y alza al pobre de la miseria, para hacerlos sentar con los príncipes y darles en herencia un trono de gloria; porque del Señor son las columnas de la tierra y sobre ellas afianzó el mundo.

Evangelio según San Lucas 2,41-51

Sus padres iban todos los años a Jerusalén en la fiesta de la Pascua.

Cuando el niño cumplió doce años, subieron como de costumbre, y acabada la fiesta, María y José regresaron, pero Jesús permaneció en Jerusalén sin que ellos se dieran cuenta. Creyendo que estaba en la caravana, caminaron todo un día y después comenzaron a buscarlo entre los parientes y conocidos. Como no lo encontraron, volvieron a Jerusalén en busca de él.

Al tercer día, lo hallaron en el Templo en medio de los doctores de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Y todos los que lo oían estaban asombrados de su inteligencia y sus respuestas.

Al verlo, sus padres quedaron maravillados y su madre le dijo: "Hijo mío, ¿por qué nos has hecho esto? Piensa que tu padre y yo te buscábamos angustiados". Jesús les respondió: "¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?". Ellos no entendieron lo que les decía.

El regresó con sus padres a Nazareth y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba estas cosas en su corazón.

Frase

Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

viernes, 1 de julio de 2011

Presencia del padre Rafael en inauguración de la primera capilla de adoración perpetua en Quito, junto al arzobispo

Escrito por Ecclesia Digital
lunes, 27 de junio de 2011


El 23 de junio comenzó a brillar un nuevo sol en la mitad del mundo. En efecto, en la parroquia Nuestra Señora de Fátima de la Ciudad de Quito, Ecuador, se inauguró una capilla de adoración perpetua al Santísimo Sacramento.
Es la primera capilla de adoración perpetua en el Ecuador, que, por su parte, fue el primer país del mundo que se consagrado al Sagrado Corazón de Jesús hacia fines del siglo XIX, siendo Presidente de la República un celoso adorador del Señor Sacramentado, Don Gabriel García Moreno, martirizado por odio a la fe.

Organizada por el párroco, Padre Fernando Rea, La bendición de la capilla y la entronización del Santísimo fue presidida por el Señor Arzobispo Metropolitano de Quito y Primado del Ecuador, Monseñor Fausto Tráves Tráves, ofm, y contó con la participación de otros sacerdotes entre los cuales el Asistente Eclesiástico de la Federación Mundial de las Obras Eucarísticas de la Iglesia, Don Rafael Ibarguren, Administrador Apostólico de Sucumbíos y miembro de la Comisión de Liturgia de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

Con alegría constatamos que en tantos lugares del mundo se van multiplicando las capillas de adoración perpetua. ¡Bendito sea Dios!.

Como bien señalara esta semana el Cardenal Mauro Piacenza en Roma durante el Congreso "De la Adoración a la Evangelización" organizado por Mons. Dominique Rey, obispo de Fréjus-Toulon: "La Adoración ya es Evangelización".

El Sacerdocio madura por medio de la alegría y del sufrimiento

video


En la homilía de la Santa Misa en honra de los apóstoles Pedro y Pablo, Benedicto XVI pidió para que el Señor lo ayude a conocerlo cada vez mejor.

Evangelio del día

2011-07-01 - Evangelio según San Mateo 11,25-30
Publicado 2011/07/01
Autor : Sagrada Biblia

Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él.

Libro del Deuteronomio 7,6-11

Porque tú eres un pueblo consagrado al Señor, tu Dios: él te eligió para que fueras su pueblo y su propiedad exclusiva entre todos los pueblos de la tierra. El Señor se prendó de ustedes y los eligió, no porque sean el más numeroso de todos los pueblos. Al contrario, tú eres el más insignificante de todos.

Pero por el amor que les tiene, y para cumplir el juramento que hizo a tus padres, el Señor los hizo salir de Egipto con mano poderosa, y los libró de la esclavitud y del poder del Faraón, rey de Egipto.

Reconoce, entonces, que el Señor, tu Dios, es el verdadero Dios, el Dios fiel, que a lo largo de mil generaciones, mantiene su alianza y su fidelidad con aquellos que lo aman y observan sus mandamientos; pero que no tarda en dar su merecido a aquel que lo aborrece, a él mismo en persona, haciéndolo desaparecer.

Por eso, observa los mandamientos, los preceptos y las leyes que hoy te ordeno poner en práctica.

Salmo 102

De David. Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga a su santo Nombre; bendice al Señor, alma mía, y nunca olvides sus beneficios.

El perdona todas tus culpas y cura todas tus dolencias; rescata tu vida del sepulcro, te corona de amor y de ternura.

El Señor hace obras de justicia y otorga el derecho a los oprimidos; él mostró sus caminos a Moisés y sus proezas al pueblo de Israel.

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; no nos trata según nuestros pecados ni nos paga conforme a nuestras culpas.

Primera Epístola de San Juan 4,7-16

Queridos míos, amémonos los unos a los otros, porque el amor procede de Dios, y el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor.

Así Dios nos manifestó su amor: envió a su Hijo único al mundo, para que tuviéramos Vida por medio de él. Y este amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó primero, y envió a su Hijo como víctima propiciatoria por nuestros pecados.

Queridos míos, si Dios nos amó tanto, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros. Nadie ha visto nunca a Dios: si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros.

La señal de que permanecemos en él y él permanece en nosotros, es que nos ha comunicado su Espíritu. Y nosotros hemos visto y atestiguamos que el Padre envió al Hijo como Salvador del mundo. El que confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, permanece en Dios, y Dios permanece en él.

Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él.

Evangelio según San Mateo 11,25-30

En esa oportunidad, Jesús dijo: "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido.

Todo me ha sido dado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, así como nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.

Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.
Porque mi yugo es suave y mi carga liviana".