sábado, 27 de febrero de 2016

La Liturgia de la Iglesia: Una catequesis en acción

Redacción (Viernes, 26-02-2016, Gaudium Press) Es bastante común en nuestros días promover charlas, cursos, círculos de estudio, catequesis de adultos y otros eventos destinados a la formación permanente de los fieles. Sin embargo, si comparamos el número de los que en ellos participan con la generalidad de los bautizados, veremos que es muy reducido.

¿Cómo recordarle, pues, las verdades de la fe al pueblo cristiano en su conjunto? ¿Hay algún medio para hacer que todos profundicen en los dogmas de la Iglesia?

El papel educador de la liturgia
La respuesta a esta pregunta está en el papel educador de la liturgia que, además de ser el lugar privilegiado para el encuentro del hombre con Dios, tiene un papel fundamental en la formación religiosa de la comunidad cristiana como tal, especialmente por su participación en la Misa dominical y en la liturgia bautismal, funeraria o matrimonial.1

Capilla_Gaudium_Press.jpg

La liturgia, de hecho, "es, o implica, un cierto modo de proponer la fe a la adhesión de los fieles, y es, o implica, una cierta expresión de esta misma fe del magisterio y del pueblo".2 Por eso, como veremos más adelante, era considerada por el Papa Pío XI como una manifestación del magisterio ordinario de la Iglesia, complementario al ejercido por medio de encíclicas, exhortaciones, catequesis, etc.

La liturgia no es un libro, una compilación del dogma o un curso catequético, sino la acción de toda la Iglesia por medio de signos sensibles y eficaces de la santificación y del culto. Toda acción litúrgica es algo más amplio y elevado que el simple ejercicio didascálico del magisterio de la Iglesia.3

No obstante, posee un gran valor educativo para el pueblo cristiano, porque "contiene, más o menos explicitados, los grandes temas de la fe cristiana".4 Es como "una catequesis permanente que traduce sin cesar para todos el sentido católico de las cosas".5

Como muy bien lo destacó el Concilio Vaticano II, "en la liturgia, Dios habla a su pueblo; Cristo sigue anunciando el Evangelio".6 Y siglos antes, ya enseñaba el Concilio de Trento que ella "contiene una gran instrucción para el pueblo fiel".7

En cuanto medio de enseñanza, es eficiente y universal, puesto que el lenguaje litúrgico "no sólo se dirige a la inteligencia, sino también a la voluntad, a la afectividad y a la intuición".8 Cualquier persona, de cualquier nivel cultural o social, puede captar fácilmente lo sagrado y el misterio; es una catequesis de gran eficacia didáctica. Las verdades de la fe y la invitación a una vida cristiana "no se transmite sólo con palabras, sino también con signos sacramentales y el conjunto de ritos litúrgicos".9

Con respecto a lo que podríamos denominar acción litúrgica, escribió Pío XI: "Para instruir al pueblo en las cosas de la fe y atraerle por medio de ellas a los íntimos goces del espíritu, mucho más eficacia tienen las fiestas anuales de los sagrados misterios que cualesquiera enseñanzas, por autorizadas que sean, del eclesiástico magisterio".10

Enseñanzas de los Papas recientes
En una audiencia particular a Dom Bernard Capelle, uno de los pioneros del movimiento litúrgico, Pío XII le dijo que "la liturgia es el órgano más importante del magisterio ordinario de la Iglesia. [...] Ahora bien, la liturgia no es la didascalia de tal o cual individuo, sino la didascalia de la Iglesia".11

El Papa emérito Benedicto XVI recordaba que "Dios es el gran educador de su pueblo, la guía amorosa, sabia, incansable, en y a través de la liturgia, acción de Dios en el hoy de la Iglesia".12

Consideremos la situación actual de los fieles, bombardeados por todo tipo de informaciones y mensajes a través de los medios de comunicación. Sin la participación en la Misa dominical y otros actos litúrgicos difícilmente podrán estar preparados para enfrentar el secularismo que los rodea. Existe, pues, una íntima relación entre la formación y la práctica de la fe, con la participación activa y plena en las celebraciones litúrgicas.

Conviene insistir que la liturgia no es un catecismo ni un manual cuya finalidad específica es la de instruir. Ante todo trata de "hacer rogar hic et nunc al pueblo cristiano, en comunidad, en acto cultual, y no simplemente de instruirlo".13 Sin embargo, no es difícil argumentar a favor del carácter didascálico de la liturgia.14 Les decía el Beato Pablo VI a los miembros del Consejo para la aplicación de la Constitución sobre la sagrada liturgia: "Debéis prestar especial atención para que el culto litúrgico de hecho sea como una escuela para el pueblo cristiano",15 destacando que tenía que ser escuela de piedad, de verdad y de caridad cristiana.

Riqueza doctrinal de los textos litúrgicos
En la liturgia, Dios y su pueblo, por Cristo en el Espíritu, hacen un intercambio de bienes en un clima de íntima comunión. Todo está siempre directamente orientado en función de la oración, incluso las lecturas y homilías, que serían la parte más didáctica de la Santa Misa. Los diversos textos litúrgicos se engloban en un género literario propio, en una bella combinación de lecturas con cantos, himnos, salmos, antífonas, Prefacio y Oración Eucarística, con el objetivo de interiorizar al hombre en un ambiente de oración y de entrega a Dios.

No obstante, los que consideran la Liturgia de la Palabra -con sus lecturas y salmo responsorial-, la proclamación del Credo, los sacramentos, la Liturgia de las Horas y todo el recorrido del Año litúrgico con sus memorias, fiestas y solemnidades, comprenden con facilidad que "los contenidos de la liturgia son de tal calidad y cantidad que puede llamarse el ‘catecismo mayor' de los fieles. No podía ser de otra manera, puesto que una y única es la fe que se profesa y se celebra".16

Es lo que afirman dos especialistas que han escrito en épocas diferentes sobre este tema, pero que tienen una especial unidad de pensamiento: Cipriano Vagaggini (1909-1999) y José Antonio Abad Ibáñez (nacido en 1936). Ambos realzan lo que denominan fuerza didáctica, o didascálica, de la liturgia.17

El estilo de esos textos no es propiamente didáctico o pedagógico, pues lo que predomina en la acción litúrgica son modos, expresiones, que buscan un estrecho vínculo entre los sentimientos y la voluntad, con el objetivo de fomentar estados de espíritu de apertura para lo que la liturgia nos va transmitiendo.

Observamos, empero, que existe un gran contenido pedagógico en esa conexión, en ese diálogo entre Dios y el hombre, en la Palabra, en las oraciones presidenciales que vemos en la liturgia, en la cual Dios habla a su pueblo. "Cristo sigue anunciando el Evangelio. Y el pueblo responde a Dios con el canto y la oración".18

Misa_Gaudium_Press.jpg

En ellas encontramos también un carácter didáctico dentro de su naturaleza cultual, por el hecho de ser oraciones que "toda la asamblea dirige a Dios por medio del ministro que la preside en su nombre.".19 Nos referimos, claro está, a los momentos en los que se hace uso de los textos oficiales.

Por su parte, al explicar la enorme eficacia didáctica de la liturgia, "un incomparable medio de enseñanza, aunque sea indirecto",20 observa Vagaggini que más que enseñar, hace vivir la doctrina. La liturgia es un medio de comunicación "más vitalmente eficaz, más continuo, más intuitivo y penetrante, más popular y universal".21

Porque, como bien lo decía Pío XI en la encíclica Quas primas, los documentos del magisterio eclesiástico, incluso los más solemnes, alcanzan a pocas personas, las más eruditas; a través de las solemnidades, por el contrario, se instruyen a todos los fieles. Los documentos lo hacen una sola vez. Las ceremonias anuales se dirigen perpetuamente, cada año, a todos los hombres. Siendo así, se puede afirmar de nuevo que "lo didascálico en la liturgia radica, sobre todo, en ser celebración in actu".22 La eficacia didáctica de la liturgia consiste exactamente en hacer que la doctrina o la enseñanza se conviertan, en las celebraciones, en un acto vivido y participado por todos.

"Lex orandi, lex credendi"
Muchos años después, San Juan Pablo II, en la exhortación apostólica Pastores gregis, al hablar del obispo en cuanto "moderador de la liturgia como pedagogía de la fe", transmitía su experiencia personal: "En el ejercicio de mi ministerio, yo mismo he querido dar una prioridad a las celebraciones litúrgicas, tanto en Roma como durante mis viajes apostólicos en los diferentes continentes y naciones.

Haciendo brillar la belleza y la dignidad de la liturgia cristiana en todas sus expresiones he tratado promover el auténtico sentido de la santificación del nombre de Dios, con el fin de educar el sentimiento religioso de los fieles y abrirlo a la trascendencia".23

Como vemos, estaríamos equivocados si considerásemos que la liturgia no tiene relación alguna con las verdades de la fe. El antiguo adagio de Próspero de Aquitania, "lex orandi, lex credendi",24 nos indica lo contrario, puesto que "la oración de la Iglesia está acreditada teológicamente en la medida en que se basa en la revelación bíblica, tal y como la entiende la Iglesia universal".25 Con el paso de los siglos se amplió su significado, al considerar que "la liturgia es expresión del dogma católico".26 Esto lo podemos encontrar en numerosos documentos.27

En casi todos ellos se considera a la liturgia como locus theologicus, lugar teológico. De este modo, cuando se discutía una verdad controvertida o puesta en duda, la Iglesia y los Santos Padres "nunca han dejado de pedir luz a los ritos venerables transmitidos por la antigüedad. Así se obtiene también el conocido y venerado adagio: ‘La ley de la oración determine la ley de la fe' ".28

Por lo tanto, lo que se reza en la liturgia es lo que se debe creer, y esta fe influencia la manera de actuar de cada uno.

Una fuerza didascálica bastante especial
Es prudente concluir nuestras consideraciones con estas palabras de Abad Ibáñez: "De todos modos, hay que ser muy cautos en el recurso y en la metodología, para no convertir la liturgia en lo que ella intencionadamente no quiere ser: una suma teológica. La liturgia tiene un lenguaje y un método que no es el de la teología, por más que lo que ella celebra siempre es el misterio de la fe cristiana".29

Luego se puede afirmar que la liturgia tiene eficacia didáctico-psicológica: es una catequesis en acción.30 Por consiguiente, tiene una fuerza didascálica bastante especial: "la liturgia es, al igual que la teología, explicatio fidei, pero con aditivo muy poderoso: es proclamatio fidei",31 una teología no meramente explicada, sino proclamada. Todo ello considerando que su puesta en acción sea principalmente cultual.

Aunque la finalidad primordial de la liturgia es el culto a Dios, es pedagogía para los fieles, porque en ella "el Espíritu Santo es el pedagogo de la fe del Pueblo de Dios".32 Es pedagogía en todos sus elementos, lecturas, cantos y oraciones. Su valor pedagógico esté en el mensaje que transmite: "El aspecto pastoral y didáctico de la liturgia entraña una realidad o una consecuencia que hay que colocar en primerísimo plano: el diálogo que se establece entre Dios y su pueblo. Dios enseña, habla, y el pueblo responde con la plegaria y el canto".33

Esa realidad la encontramos bellamente descrita en la constitución conciliar Sacrosanctum Concilium, sobre la sagrada liturgia. Para realizar la obra de la salvación mediante el sacrificio y los sacramentos, en torno de los cuales gira toda la vida litúrgica, "Cristo está siempre presente en su Iglesia": presente en la persona del ministro, en el sacrificio de la Misa; bajo las especies eucarísticas, en el sacramento; en su Palabra, cuando la Iglesia suplica y canta los salmos. En definitiva, toda celebración litúrgica "es acción sagrada por excelencia".34

Por el P. Fernando Gioia, EP
(Publicado originalmente en la Rev. Heraldos del Evangelio - Marzo 2016)

1 Cf. ABAD IBÁÑEZ, José Antonio; GARRIDO BONAÑO, OSB, Manuel. Iniciación a la Liturgia de la Iglesia. 2.ª ed. Madrid: Palabra, 1997, p. 39.
2 VAGAGGINI, OSB, Cipriano. El sentido teológico de la Liturgia. Madrid: BAC, 1959, p. 465.
3 Cf. Ídem, p. 468.
4 ABAD IBÁÑEZ; GARRIDO BONAÑO, op. cit., p. 39.
5 MORALES, José. Introducción a la teología. 3.ª ed. Pamplona: EUNSA, 2008, p. 161.
6 CONCILIO VATICANO II. Sacrosanctum Concilium, n.º 33.
7 CONCILIO DE TRENTO. Sesión XXII. Sobre el Sacrificio de la Misa, c. 8.
8 ABAD IBÁÑEZ; GARRIDO BONAÑO, op. cit., p. 41.
9 SAN JUAN PABLO II. Pastores gregis, n.º 35.
10 PIO XI. Quas primas, n.º 20.
11 BUGNINI, A. (Ed.). Documenta pontificia ad instaurationem liturgicam spectantia. Roma: Edizioni Liturgiche, 2000, p. 406.
12 BENEDICTO XVI. Mensaje a los participantes de la LXII Semana Litúrgica Nacional Italiana, 10/8/2011.
13 VAGAGGINI, op. cit., p. 471.
14 Didascalia es un término que tiene su origen en la Grecia antigua. Designa el conjunto de instrucciones que el dramaturgo daba a los actores que representarían las obras compuestas por él. Ha sido muy usado por liturgistas contemporáneos para designar los aspectos didascálicos, o pedagógicos, de la liturgia.
15 BEATO PABLO VI. Discurso a los miembros del Consejo para la aplicación de la Constitución sobre a sagrada liturgia, 29/10/1964.
16 ABAD IBÁÑEZ, José Antonio. Lex orandi, lex credendi: La liturgia expresión y norma de fe. In: CANALS CASAS, Juan María; TOMÁS CÁNOVAS, Ignacio (Org.). La liturgia en los inicios del tercer milenio. Baracaldo: Grafite, 2004, p. 294.
17 Cf. ABAD IBÁÑEZ; GARRIDO BONAÑO, op. cit., pp. 39-42; VAGAGGINI, op. cit., pp. 468-471.
18 CONCILIO VATICANO II. Sacrosanctum Concilium, n.º 33.
19 ABAD IBÁÑEZ, op. cit., p. 299.
20 VAGAGGINI, op. cit., p. 473.
21 Ídem, p. 474.
22 ABAD IBÁÑEZ, op. cit., p. 299.
23 SAN JUAN PABLO II. Pastores gregis, n.º 35.
24 Cf. CCE 1124.
25 ABAD IBÁÑEZ, op. cit., p. 303.
26 Ídem, ibídem.
27 Cf. Ídem, pp. 303-304. El autor cita los siguientes documentos: la bula Immensa æterni Dei del Papa Sixto V, de 1587; la bula Ineffabilis Deus del Beato Pío IX, de 1854; la encíclica Quas primas de Pío XI, de 1925; la Constitución Apostólica Divini cultus de Pío XI, de 1928; la encíclica Mediator Dei de Pío XII, de 1947; la Carta Apostólica Vicesimus quintus annus de San Juan Pablo II, de 1988; al Beato Pablo VI en el Proemium añadido a la Institutio Generalis del Misal Romano y en otras ocasiones.
28 PÍO XII. Mediator Dei, n.º 64.
29 ABAD IBÁÑEZ, op. cit., pp. 304-305.
30 Cf. GARRIDO, OSB, Manuel. La reforma de la Liturgia y los fines del Concilio. In: MORCILLO GONZÁLEZ, Casimiro. Concilio Vaticano II. Comentarios a la Constitución sobre la Sagrada Liturgia. 2.ª ed. Madrid: BAC, 1965, t. I, p. 116.
31 IVORRA, Adolfo. Compendio de Liturgia fundamental. Lex credendi-Lex orandi. Valencia: Edicep, 2007, p. 135.
32 CCE 1091.
33 GRACIA, Juan Antonio. Normas derivadas del carácter didáctico y pastoral de la Liturgia. In: MORCILLO GONZÁLEZ, op. cit., p. 295.
34 CONCILIO VATICANO II. Sacrosanctum Concilium, n.º 7.

miércoles, 24 de febrero de 2016

Exorcistas se reúnen en Italia y explican que el pecado abre la puerta a Satanás

Sicilia (Martes, 23-02-2016, Gaudium Press) La ciudad de Poggio San Francesco, en Sicilia, Italia, fue el lugar de reunión del XII Encuentro Formativo de Exorcistas, organizado por el Centro Regional Juan Pablo II de la Conferencia Episcopal Siciliana. El evento congregó, según informó Avvenire, a 41 exorcistas italianos, además de cuatro prelados: el Card. Salvatore de Giorgi, Mons. Corrado Lorefice, Arzobispo de Palermo, Mons. Michele Pennisi, Arzobispo de Monreale y Mons. Salvatore Di Cristina, Arzobispo emérito de Monreale.

santo rosario gaudium press.jpg
La oración de los fieles es importante para apoyar el ministerio del exorcismo. Foto: FotoKatolik.
Entre los conceptos que los congregados dieron a conocer al periódico Avvenire, se encuentra la experiencia común de la acción del demonio cuando "dejas una puerta abierta". Prácticas como la brujería y los maleficios, la repetición de los pecados (especialmente pecados como el aborto o el adulterio) y la ausencia de perdón pueden ser empleados por el maligno para ejercer una influencia sobre las personas. Otras condiciones que también favorecen la acción preternatural son las debilidades del intelecto y la voluntad y las heridas no resueltas de la infancia.

El Encuentro fue la oportunidad de destacar la creciente labor de los fieles laicos en el apoyo al ministerio del exorcismo. Según informó Fray Benigno Palilla, asesor de la Asociación Internacional de Exorcistas y jefe del centro regional de formación "Juan Pablo II, "hay una comunidad de 700 personas que participan en la oración por todos aquellos que viven esta situación difícil". Estos fieles acompañan a los Frailes Menores Renovados de la Parroquia de Santa María de los Ángeles en Palermo.

"El año pasado en Palermo ha sido liberado del maligno 32 personas, pero son alrededor de 1.600 hombres y mujeres seguidos por los centros de asesoramiento que establecimos con los 25 laicos que conforman nuestro equipo", agregó. Estas personas pueden no tener un caso de posesión pero necesitan ayuda. A ellas se invita a participar en al oración y se les ofrece la introducción a la vida de fe, ya que quienes son perturbados deben ser contantes en su camino espiritual, marcado por la constancia en la oración y la frecuencia de los sacramentos.

Con información de Avvenire.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76925#ixzz417Lvu8dv
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Fiesta de la Cátedra de San Pedro: 14 nuevos presbíteros de los Heraldos del Evangelio

Caieiras (Martes, 23-02-2016, Gaudium Press) En la mañana de este lunes 22 de febrero, Fiesta de la Cátedra de San Pedro, la Basílica Nuestra Señora del Rosario, situada en la Sierra de la Cantareira, en la Diócesis de Bragança Paulista, Brasil, fue palco de la ceremonia de ordenación sacerdotal de 14 Diáconos pertenecientes a la Sociedad Clerical Virgo Flos Carmeli, de los Heraldos del Evangelio.

1.jpg

La ceremonia contó con la presencia del fundador de los Heraldos del Evangelio, Monseñor João S. Clá Dias, y fue presidida por Mons. Benedito Beni dos Santos, obispo emérito de Lorena, que en su homilía trató sobre tres puntos centrales: la Iglesia como edificio espiritual, la Vocación a los ministerios y la Fiesta Litúrgica de la Cátedra de San Pedro.

La Iglesia, edificio espiritual
Sobre la Iglesia como edificio espiritual, él explicó que todo edificio posee un pilar como fundamento, "el pilar de la Iglesia es la Confesión de Fe de los Apóstoles"; Además, todo edificio posee paredes, "las del edificio espiritual de la Iglesia son todos los bautizados". "La piedra angular de la Iglesia es Jesucristo y por este motivo la Iglesia precisa estar íntimamente ligada a Cristo", afirmó.

Al hablar sobre la vocación a los ministerios, el prelado explicitó que todo ministerio tiene su origen en la vocación, que tiene tres etapas: la elección, el llamado y la misión. La elección es el designio eterno de Dios; el llamado puede llegar a la persona a través de una señal exterior, por ejemplo la invitación de un amigo o el testimonio de un sacerdote. Entretanto resaltó que la gracia de la vocación consiste en una atracción por Cristo, que es la misión. "Vocación y misión son inseparables, las dos caras de la misma moneda. Nadie tiene derecho de ser sacerdote, nadie puede presentar méritos para ser sacerdote. Es un don enteramente gratuito de Dios".

Los "pontífices"
Desarrollando todavía este punto sobre la vocación sacerdotal, Mons. Beni enseñó que el sacerdote es llamado de pontífice, pues es el puente que une Dios a los hombres. "Nuestro Señor Jesucristo es el sacerdote por excelencia. Nosotros somos sacerdotes en Cristo. Él es el perfecto sacerdote, nosotros participamos de su sacerdocio", dijo. "El don del sacerdocio es tan grande, tan sublime que el sacerdote debe todos los días dar gracias a Dios por este don. Cada vez que él hace eso, él está reavivando el don de Dios que recibió".

Sobre la fiesta litúrgica de la Cátedra de San Pedro, el prelado recordó que "la cátedra es el símbolo del poder de enseñar, no las propias opiniones, sino las verdades reveladas por Dios e interpretadas según la tradición viva de la Iglesia".

Mons. Beni encerró su homilía recordando las palabras del Evangelio 'tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia', explicando que "esta expresión de Jesús 'mi Iglesia' sirvió de inspiración al Papa Benedicto XVI para que al final de su pontificado proclamase: '¡La Iglesia no es mía, la Iglesia no es nuestra, la Iglesia es de Cristo!'. Debemos cada día agradecer a Dios por ser hijos de la Iglesia".

Al término de la ceremonia, el Padre recién ordenado Conrad Anthony Fernandes, agradeció en nombre de todos los neo-sacerdotes al Obispo ordenante, Mons. Beni, por todo lo que él ha hecho por los Heraldos del Evangelio. Al fundador de los Heraldos del Evangelio, Monseñor João Clá, por su 'mirada' que atrajo a cada uno a seguir esa vocación. A los miembros de los Heraldos del Evangelio por toda colateralidad de hermanos. Y a los familiares por haber apoyado la vocación de sus hijos. (EPC)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76936#ixzz417LQrc51
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

viernes, 12 de febrero de 2016

El milagro del Cirio

Redacción (Jueves, 11-02-2016, Gaudium Press) Febrero está marcado de inicio a fin por el recuerdo de las apariciones de Nuestra Señora a Santa Bernardita en Lourdes. Mes de la Virgen de la Candelaria, es cierto, pero sin duda también mes de aquella milagrosa manifestación de María a la pastorcita francesa. Todo comenzó el día 11 y en total fueron 18 sin contar algunas posteriores que se vieron alteradas por la interferencia de las autoridades locales incrédulas y resueltas a sacar provecho político para desacreditar a la Iglesia.

La del 24 es conocida como la del día del milagro del cirio y era ya la octava aparición. Posteriores testimonios afirman que el hecho se repitió el día 7 de abril.

Bernadete_Gaudium_Press.jpg

Como los días anteriores, la niña estaba arrodillada esperando a la bella y misteriosa doncella a la que no veía sino ella. Tenía su rosario listo en la mano para comenzar a rezar con la Virgen. La gente la miraba fijamente porque había verificado que cuando se le transformaba el rostro a la vidente y quedaba con los ojos fijos iluminados en un punto de la boca de la gruta, las facciones quietas y la cara un tanto resplandeciente, era la prueba de que estaba ya viendo la aparición que todavía no le había dicho quién era. Y así sucedió aquel día en que alguien le había sugerido que tuviera también en la otra manito un cirio encendido. Bernardita parecía estar oyendo extasiada y agradada algo de la Señora, lo manifestaba en su fisionomía distendida y complaciente. De repente la bonita expresión de la pastorcita se transformó. El rostro pareció entristecerse apenadísimo. Dando la cara a la gente dijo en voz alta: ¡Penitencia, penitencia, penitencia!

¿Qué le dijo la hermosa doncella aquel día? Jamás Bernardita lo reveló a nadie. Ni aún en el convento siendo ya religiosa varias veces interpelada por su superiora, hermanas de comunidad e incluso sacerdotes que pedían visitarla para hablar con ella. Se llevó el secreto en su corazón pero nos dejó la impresión de que la Virgen dijo algo que conmovió los sentimientos de la humilde campesina, depositaria de una misericordiosa confidencia celestial que la indujo a pedir penitencia a los concurrentes de ese día... ¿O a todos los católicos del mundo?

Ese día miércoles 24 al amanecer fue cuando todos los asistentes, incluso los más escépticos de la alta burguesía de Lourdes, vieron que el cirio encendido se escurría lentamente de su mano y las llamas comenzaron a lamer la piel, lo cual juzgaron le había hecho un daño irreversible levantando ampollas y descarándola. ¡Dios mío se quema! gritaron varias personas que estaban cerca de ella pero por respeto y temor ni intentaron sacárselo de la mano. Lo cierto y comprobado es que terminado lo que los médicos llamaban el trance, verificaron inmediatamente el estado de la mano que estaba intacta. No solamente no había sentido dolor alguno sino que la mano se encontraba en perfecto estado. Mano izquierda sin cicatriz alguna, mano de Bernardita hoy día cruzada con la derecha sobre el pecho de su cuerpecito incorrupto en una aromática urna en la capilla del convento de Nevers.

Por Antonio Borda


Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76601#ixzz3zxkughOT
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Anuncian en Roma seminario sobre comunicación de la Iglesia en el entorno digital

Roma (Jueves, 11-02-2016, Gaudium Press) La Facultad de Comunicación Institucional de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma anunció recientemente que ya están abiertas las inscripciones para el 10º Seminario Profesional de Oficinas de Comunicación de la Iglesia, que en esta ocasión tendrá como tema "Participar y compartir: gestionar la comunicación de la Iglesia en el entorno digital".

El programa académico, que se desarrollará de 26 al 28 de abril en las instalaciones de la universidad pontificia, tiene por objeto responder a los desafíos que plantea la comunicación ante el desarrollo tecnológico y el avance de las redes sociales.

ChurchCommunications_April2016.jpg
"Se propone buscar algunas respuestas para aprovechar los aspectos positivos que se presentan y limitar los riesgos del nuevo escenario de la comunicación pública: ¿cómo gestionar flujos de comunicación que viajan en múltiples direcciones? ¿Qué experiencias existen sobre la formación de voces para participar en esta conversación siempre más abierta, ávida de contenidos de calidad y testimonios de humanidad? ¿Cómo promover un diálogo público que sea creativo y a la vez fiel al mensaje perenne del Evangelio?", exponen desde el sitio web de la institución educativa.

Asimismo, busca ser un espacio de encuentro para compartir experiencias con comunicadores de diversas partes del mundo: "Además de ofrecer una actualización sobre las nuevas tendencias comunicativas y las modalidades de funcionamiento de las oficinas, el Seminario será una ocasión de intercambio de experiencias entre los profesionales de la comunicación de la Iglesia provenientes de países y culturas diversas".

El seminario comenzará en la mañana del martes 26 de abril con la bienvenida del Rector, Mons. Luis Romera, y la presentación "Comunicar en círculos concéntricos. Una propuesta para las oficinas de comunicación de la Iglesia", que ofrecerá Marc Carroggio, profesor de Dirección de Comunicación de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz.

En este primera jornada se presentará también la conferencia "El nuevo rol de los comunicadores: de difusores de contenidos a promotores de cultura", a cargo de Charles Marsh, profesor de Periodismo y Comunicación Pública de la Universidad de Kansas, Estados Unidos.

En la tarde habrá dos workshops simultáneos, uno con el tema "Del portavoz único a la pluralidad de voces: ventajas y desafíos de la coherencia del mensaje"; el otro sobre "Comunicación de eventos religiosos en la era digital". Igualmente, se desarrollará la primera mesa redonda sobre "Big Data y comunicación institucional".

La tarde cerrará con la presentación "La opinión pública en la Iglesia. Una reflexión comunicativa y eclesiológica", que ofrecerá Norberto González Gaitano, profesor en Ética y Opinión Pública de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz.

El segundo día del seminario, miércoles 27 de abril, comenzará a las 8:30 con el encuentro para la Audiencia General con el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro. A las 12:00 está prevista una sesión informativa con el Prefecto de la recién creada Secretaría de Comunicación del Vaticano, el Padre Darío Viganó, quien hablará sobre "Iglesia y nuevos desafíos de comunicación".

La tarde estará marcada por el tercer workshop sobre "Experiencias Comunicaciones de los viajes del Papa"; la conferencia "Políticas corporativas en los social media: principios y tendencias", y la segunda mesa redonda con el tema "La gestión de la identidad digital: experiencias eclesiales".

La jornada del jueves 28 de abril comenzará con la presentación "El poder comunicativo de la misericordia", a cargo de Antonio María Scari, carmelita, teólogo y escritor del Estudio Teológico Carmelitano de Brescia, Italia; y de la Misionera de la Divina Revelación, hermana Emanuela Edwards.

Este día también se desarrollará la tercera mesa redonda con el tema "Las Apps: ¿nuevas vías para compartir valores"; y el cuarto y quinto workshop que abordarán respectivamente "Los debates sobre los valores en las redes sociales: el desarrollo de una voz autorizada" y "Desafíos de la televisión católica en el entorno digital".

Antes de la clausura del seminario, que estará a cargo de José María La Porte, Decano de la Facultad de Comunicación Institucional de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, tendrán lugar otras dos mesas redondas, una con el tema "Iglesia y comunicación: aprender de los cristianos en ambientes hostiles", la otra sobre "La voz de los periodistas: cinco noticias sobre la Iglesia para el año que viene".

Los interesados en participar pueden hacerlo ingresando al sitio web http://es.pusc.it/csi/ucc2016, donde encontrarán los pasos para inscribirse, así como información completa del programa académico.

Con información de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz - Roma.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76606#ixzz3zxkSCdK3
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

martes, 9 de febrero de 2016

El Santísimo Sacramento sana

Redacción (Lunes, 08-02-2016, Gaudium Press) A la espera de los ecos del 51° Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Cebú, Filipinas, en la última semana de enero, digamos algo sobre el poder que tiene el Santísimo de curar males espirituales y materiales.

Un proverbio bastante banal dice que la belleza no está en las cosas, sino en los ojos del que las mira. Es verdad... aunque no es toda la verdad, ya que hay cosas intrínsecamente bellas que los ojos maliciosos no saben apreciar.

Pero hay otra verdad que no es menos importante: a la visión, a los ojos, se los puede educar, afinar, limpiar. Contemplar y admirar la obra armoniosa de la creación, por ejemplo, oxigena a los ojos, los descansa y les da luz. Es un fenómeno natural, no necesariamente virtuoso, aunque es cierto que la gracia perfecciona la naturaleza.

En sentido inverso, buscar y fijar la vista y la mente en horrores y porquerías -¡tanto abundan en nuestros días!- opaca la mirada y, lo que es peor, mancha el alma. Felizmente, ese tizne no es fatal, pues todo se puede recomponer con la gracia de Dios y el ejercicio de la virtud.

Siendo la persona alma y cuerpo entrañablemente unidos, se comprende que se operen indistintamente en ella repercusiones somáticas, psíquicas y espirituales. Crecer como persona, es desarrollar a la vez las potencias del cuerpo y del alma. Es triste ver cuerpos formidables con almas marchitas o inexpresivas, o, entonces, espíritus geniales que se arrastran en una materia descuidada y enfermiza.

La perfección está en el desarrollo temperante e integral de la persona como un todo. La santidad no es otra cosa. Es ese equilibrio que vemos en hombres y mujeres admirables, cuyos pies pisan la tierra y sus almas aspiran al cielo.

¿Cómo lograr esa armonía si no es con la ayuda de la gracia de Dios? Si somos asiduos a la oración, a los sacramentos, a la práctica de los mandamientos, la gracia nos la dará el Señor por mediación de María. Orar, celebrar y practicar bajo el manto de María es la receta de la bienaventuranza.

Nuestro Señor Jesucristo, después de una vida llena de enseñanzas y de ejemplos maravillosos, antes de padecer y morir, nos dejó un legado que es el mayor tesoro que tenemos en nuestra Iglesia: la Sagrada Eucaristía. Presencia, alimento y remedio, el Pan de Vida es un poderoso recurso a nuestro alcance para que ese desarrollo integral pueda realizarse y hacernos felices.

Santisimo_Gaudium_Press.jpg

Así como el sol da luz y calor a todo lo que existe en nuestro planeta, así la Eucaristía ilumina y energiza a quien se familiariza con ella. Un renombrado autor nos lo explica:"Cualquiera puede comprobar como las plantas expuestas a los rayos solares gozan de una exuberancia, belleza y vitalidad que no tienen cuando están en la sombra. Una gran diferencia que se debe únicamente al esplendor del sol.

"Ahora bien, si la naturaleza es embellecida de ese modo por la luz solar, ¿qué admirables beneficios no proporcionará al alma el rayo espiritual emanado directamente del Dios escondido? Mucho más benéfica es la Eucaristía para nuestra alma que el sol para nuestro organismo corporal" (Joao Scognamiglio Clá Días, Lo inédito sobre los Evangelios, vol. 1, p. 442, Libreria Editrice Vaticana).

Bellísima realidad presentada con lógica y simplicidad ¡la potencia de la Eucaristía es formidable! ¿No dijo Jesús "Yo soy el pan de vida" y "el pan que da la vida"?

Cuánto nos preocupa el qué dirán y cómo nos ven los demás... Hay que reconocer que una secreta vanagloria roe nuestro interior. Para aparentar, solemos utilizar todo tipo de artimañas, a veces deshonestas. Pero resulta que la mejor manera de domar defectos y de adquirir cualidades es exponerse a los rayos benditos y misteriosos que emanan del altar del sacrificio, del sagrario donde está reservado el Señor o de la custodia donde Él reina. 

¡La Eucaristía sana! Solo que para ser curado hay que tener fe y arrancar filialmente del Sagrado Corazón los destellos sanadores de su infinita misericordia.

El 11 de febrero celebramos a la Virgen de Lourdes. Los milagros que se realizan en su santuario de Francia son impresionantes. Muchos peregrinos enfermos se curan de forma inexplicable para las leyes de la física; otros se convierten y regeneran completamente sus vidas. Pero hay que saber que, la mayoría de las veces, el prodigio de ese cambio repentino, se produce en el momento en que el Santísimo pasa junto a los enfermos bendiciéndolos en la gran explanada frente a la basílica; eso, después de que los peregrinos hayan tomado su baño en las aguas de la fuente. Como hace dos mil años, Jesús dice hoy a los paralíticos de alma o de cuerpo: ¡levántate y anda!

Verdaderamente la intimidad con el Santísimo opera milagros. Para realizarlos, el Señor cuenta con la fe robusta y confiada de los pecadores. Pero a cambio, tan a menudo, encuentra indiferencia, distancia y hasta temor. Y lo peor es que católicos que no acuden a esta fuente bendita de sanación, buscan "terapias alternativas" totalmente ajenas y contrarias a la fe: Nueva Era, reiki, yoga, hechicería... ¡Nuestra Señora del Santísimo Sacramento, ruega por nosotros!

Por el P. Rafael Ibarguren, EP
Asistente Eclesiástico de las Obras Eucarísticas de la Iglesia
(Publicado originalmente en www.opera-eucharistica.org)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76536#ixzz3zi6rrtw8
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Universidad Católica del Este de África crea programa para promover las confesiones

Nairobi (Sábado, 06-02-2016, Gaudium Press) La Universidad Católica del Este de África, con sede en Nairobi, Kenia, implementó u programa de promoción del Sacramento de la Penitencia con motivo del Año Santo de la Misericordia. El propósito fue expuesto a AMECEA News por el Capellán de la institución, P. Charles Kyallo. "El canal y la avenida principal a través de la cual pasa la Misericordia de Dios es el Sacramento de la Reconciliación", explicó. "Nosotros en la Universidad Católica estamos haciendo énfasis en la necesidad de acudir a las confesiones tan frecuente como sea posible para beneficiarse del Jubileo Extraordinario de la Misericordia".

UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL ESTE DE ÁFRICA.jpg
Universidad  Católica del Este de África, Kenia. Foto: CUEA
La Universidad realizó un acto de lanzamiento de Jubileo con la exhibición de un estandarte con la figura de Jesucristo acogiendo a un pecador y el versículo del Evangelio tomado del Sermón de la Montaña: 

"Bienaventurados los misericordiosos porque ellos recibirán misericordia". A través del sacramento de la Confesión, los estudiantes pueden experimentar la misericordia divina y abrazarla de manera que pueden salir y experimentarla con los demás, explicó el sacerdote.


Además de la divulgación, la Universidad estableció un horario de confesiones e invirtió en un confesionario, procurando que el sacerdote llegue a este lugar con anticipación de forma que ni el penitente ni el sacerdote se vean. "Esto es importante porque hemos llegado a darnos cuenta de que las personas frecuentemente evitan por timidez confesarse con alguien que conocen", explicó el Capellán.

La institución repartió además en la comunidad educativa la oración por el Año de la Misericordia redactada por el Papa Francisco y la recita colectivamente en las cinco Eucaristías diarias que se celebran en el Campus, tres en la Capilla Universitaria de la Santísima Trinidad y dos en las Capillas de las religiosas y de las estudiantes seglares.

Como memorial del Jubileo de la Misericordia, la Universidad levantará una imagen de la Divina Misericordia, que será revelada el segundo domingo de Pascua, declarado Domingo de la Divina Misericordia por el Papa San Juan Pablo II. Estas actividades son "manifestaciones externas de nuestras convicciones internas", concluyó el P. Kyallo. 

"Queremos que todo el que entre a esta universidad se de cuenta de que es una institución católica no sólo de nombre".

Con información de AMECEA News.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76525#ixzz3zi6g5ypY
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Diócesis de Phoenix, Estados Unidos, prepara Congreso Eucarístico local

Phoenix (Lunes, 08-02-2016, Gaudium Press) La Diócesis de Phoenix, Estados Unidos, prepara su Congreso Eucarístico local, a llevarse a cabo los días 16 a 19 de febrero en la Catedral de San Simón y San Judas. El evento, organizado por la asociación Friends of the Cathedral (Amigos de la Catedral) incluye Eucaristías, 40 Horas de Adoración Eucarística, conferencias y una jornada de confesiones durante 24 horas.

CONGRESO EUCARISTICO PHOENIX GAUDIUM PRESS.png

La edición de este año tiene un particular enfoque a los jóvenes, con la participación de apologistas y comunicadores, charlas especiales para adolescentes y adultos y una exhibición vaticana sobre los milagros eucarísticos. "El Congreso nos recuerda a los católicos lo que tenemos, por qué somos católicos: La Eucaristía", explicó Loretta Winn, coordinadora de una de las Capillas de Adoración Perpetua involucradas en la organización del Congreso Eucarístico. "Necesitamos que nos recuerden dejar nuestros computadores, dejar nuestra tecnología y estar presentes con el Comunicador Divino, el Rey Eucarístico".

El Obispo de Phoenix presidirá la Eucaristía de Apertura del Congreso el día 16 de febrero, tras la cual se inician las primeras conferencias. El día miércoles 17 está marcado por el inicio de las 40 Horas de Adoración continua, mientras que el día jueves se inician las 24 horas de confesiones. Los Caballeros de Colón garantizarán la seguridad del templo durante las noches para que los fieles puedan participar sin inquietud de los eventos devotos.

El día viernes se realizará la Procesión Eucarística y se concluirán las 40 Horas de 
Adoración. Se celebrará el rezo del Santo Vía Crucis y se celebrará la Eucaristía de Clausura, presidida por el Obispo auxiliar de Phoenix, Mons. Eduardo Nevares.

Con información de The Catholic Sun y Friends of the Cathedral.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76541#ixzz3zi6MEjum
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

viernes, 5 de febrero de 2016

El Rosario más grande del mundo se construye en Canadá

King City - Ontario (Jueves, 04-02-2016, Gaudium Press) Cerca del Monasterio Marylake y el Colegio Villanova en King City, Ontario, Canadá, se está construyendo el que sería el Rosario más grande del mundo. La iniciativa es impulsada por los Agustinos canadienses, quienes con esta inmensa camándula buscan promover la devoción mariana del Santo Rosario, así como impulsar el Santuario de Nuestra Señora de las Gracias de Marylake, King City.

Para marcar el inicio de este gran proyecto, recientemente fue bendecido el Crucifijo, que servirá de punto de partida a lo que dentro de poco se convertirá en el la "Ruta del Rosario", nombre que recibe este gran proyecto; un camino al que se espera lleguen miles de peregrinos.

Se trata de todo un recorrido que comprende más de un kilómetro de longitud y se extiende a 20 acres. Por estas dimensiones, puede decirse que será el Rosario más grande que hasta la fecha se ha construido.

Gran Crucifijo.jpe
Momento de la bendición del Crucifijo / Foto: augustinianvocations.org

Estas grandes dimensiones se pueden ver con la misma Cruz que mide 16 pies de largo y el Cristo unos 9 pies. Élla fue elaborada en acero inoxidable y el cuerpo del Crucificado en bronce. La obra es del artista canadiense Timothy Schmaltz.

Del Crucifijo llama especialmente la atención un conjunto de letreros que fueron colocados sobre la cabeza del Cristo que dice "Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos" y escrito de manera abreviada en latín, griego y hebreo de acuerdo con las narraciones evangélicas de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

Según se notició desde el blog informativo de ‘Vocaciones Agustinas', la instalación y bendición del Crucifijo estuvo antecedida por una solemne Eucaristía que ocurrió en el santuario mariano y presidió el Prior de la Provincia de Canadá y Medio Oeste de los Estados Unidos, el Padre Bernie Danber, O.S.A.

Tras la Misa, siguió una procesión hasta el lugar de la Cruz, que contó con la presencia de unos 200 fieles y varios miembros del clero local, quienes fueron escoltados por 40 Caballeros de Colón. Se proclamó la liturgia de la Exaltación de la Santa Cruz y el Padre Bernie Danber, O.S.A, pronunció las palabras de bendición.

El Santuario de Nuestra Señora de las Gracias fue designado por el Cardenal Thomas Collins como uno de los nueve templos sagrados de peregrinación donde se puede ganar la Indulgencia Plenaria durante este Año Santo de la Misericordia. El Santuario abrió oficialmente la Puerta Santa de la Misericordia el pasado 13 de diciembre.

Está previsto que sea el purpurado quien dé la bendición oficial a la "Ruta del Rosario" el 14 de agosto del presente año.

Con información de augustinianvocations.org y holyrosaryshrine.org.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76483#ixzz3zIQWy8wB
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Seminario Mayor de Roma celebra la fiesta de la Virgen de la Confianza

Roma (Jueves, 04-02-2016, Gaudium Press) Una vez más los alumnos del Pontificio Seminario Mayor de Roma se preparan para vivir una de las principales festividades de la comunidad educativa: la fiesta de la Virgen de la Confianza, que este 2016 llevará por tema "Misericordia quiero y no sacrificio".

La conmemoración, que tiene lugar todos los años el sábado anterior al inicio de la Cuaresma, se llevará a cabo en la noche de este 6 de febrero y en el contexto del Año Santo de la Misericordia que celebra la Iglesia Universal.

Madonna della Fiducia2.jpg
Virgen de la Confianza / Foto:seminarioromano.it
"El contexto del Jubileo de la Misericordia nos hace profundizar y comprender cada vez más cuánto es de importante el título de María Madre de la Confianza. También María ha recibido una vocación y la confianza que ella pone en Dios, consiste precisamente en decir ‘aquí estoy', sabiendo que podía confiar. 

A partir de esta experiencia se consolida la actitud que es el estilo típico de creyente que sabe confiar en el amor misericordioso del Señor en cada paso de su vida", dijo Don Concetto Occhipinti, Rector del Seminario, quien fue citado por RomaSette.it, medio de comunicación de la Diócesis de Roma.


La festividad de la Virgen de la Confianza estará marcada por tres momentos. El primero será la celebración de los Laudes a las 7:30 horas, presidida por Mons. Paolo Lojudice, Obispo Auxiliar de la diócesis romana; el segundo momento será la Santa Misa en homenaje a Nuestra Señora que presidirá el Vicario del Papa para la Diócesis de Roma, el Cardenal Agostino Vallini, a las 11:30; y finalmente las vísperas que guiará Mons. Fernando Filograna, Obispo de Nardò - Gallipoli, a partir de las 19:00.

Además, el Seminario Mayor abrirá sus puertas para la iniciativa "Vísperas de la confianza", para todos los fieles que quieran compartir un momento de oración, así como de fraternidad junto a los seminaristas. "Es preciosa la relación entre el Seminario y la comunidad parroquial, así como realidad eclesial de servicio caritativo", comenta Don Occhipinti.

La devoción a María de la Confianza está vinculada con la venerable Chiara Isabella Fornari, religiosa clarisa quien falleció en 1744, y quien está en proceso de Beatificación. La hermana, quien era Abadesa del Monasterio de la Ciudad de Todi, recibió gracias místicas, tenía numerosas visiones y contaba con una especial devoción a la Madre de Dios llevando siempre consigo un hermoso y milagroso cuadro de la Virgen con el Niño Jesús en sus brazos.

Pontificio Seminario Romano Maggiore.jpg
Altar de mármol en honor a la Virgen / Foto: Pontificio Seminario Romano Maggiore.

Debido a las gracias que esta imagen otorgaba nació la devoción a la Virgen bajo el título de Nuestra Señora de la Confianza, realizándose diversidad de copias. Una de ellas se hizo más famosa que la original y es la que se encuentra hoy en el Pontificio Seminario Mayor de Roma, donde es venerada por el mismo Pontífice.

De acuerdo con una tradición, fue la milagrosa imagen de la Virgen de la Confianza la que libró en dos ocasiones al seminario de una epidemia de cólera que alcanzó a la Ciudad Eterna en los años 1837 y 1867. Asimismo, cuando en la Primera Guerra Mundial fueron enviados unos cien seminaristas para la batalla, todos ellos encomendaron su protección y llegaron sanos y salvos. En agradecimiento a este don, fue entronizada su imagen en una capilla de mármol y plata que se construyó en el Seminario.

Con información de RomaSette.it y arautos.org.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76480#ixzz3zIPcRE2j
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

China: Balance anual de las actividades pastorales es alentador para las comunidades católicas

Shi Jia Zhuang - China (Jueves, 04-02-2016, Gaudium Press) - Por ocasión de la presentación del balance pastoral anual realizado por la mayoría de las parroquias y comunidades de China continental, en la Asamblea de Fin de Año, conforme dice la Agencia Fides, cada una recibió incentivo y aliento para continuar la acción evangelizadora en el año que se inicia.

Los puntos más emocionantes del programa de apostolado fueron:
Consolidar la fe e incentivar la vida espiritual, principalmente la vida sacramental en este Año de la Misericordia; promover la evangelización con el testimonio de vida; favorecer los intercambios con otras comunidades; mantener siempre abierta la puerta de la iglesia y, sobre todo, el corazón de los fieles a todos; renovar el consejo parroquial.

La Asamblea

La comunidad de la Catedral de la diócesis de Wen Zhou de la provincia de Zhe Jiang, inició el encuentro con el estudio del mensaje del Papa para el Día de la Paz y programó iniciativas para vivir el Año de la Misericordia.

Fueron incentivadas las lecturas comunitarias periódicas de la ‘Misericordiae Vultus', bula de convocación del Jubileo, y la carta pastoral del Obispo diocesano. Todos los viernes, en la tarde, está prevista la oración comunitaria sobre la misericordia, la peregrinación, las obras de caridad.

La parroquia de Shun Qing, de la diócesis de Nan Chang asumió un compromiso de apostolado: "Uno más uno". Con él cada fiel se comprometió a llevar un nuevo miembro para la comunidad.

Durante la Asamblea, que ocurrió fines de enero, los sacerdotes, las religiosas, los diáconos, seminaristas y laicos presentaron los miembros de cada grupo que participan de la liturgia o a ella están ligados (lectores, caridad, administradores, coro, liturgia...) y fue descrito cómo cada uno realizó el programa "Uno más uno".

El párroco solo podría agradecer, pues, en una tierra donde los católicos son muy pocos, uno más es mucho. Y cuando la acción mostró un buen número de bautizados el agradecimiento es más que justo.

La parroquia de Bei Tang, de la diócesis de Gui Yang, relató y analizó los trabajos de 14 grupos pastorales. La palabra de Dios fue la referencia para esa parroquia en 2015. Un grupo denominado "Viña del Señor" visitó enfermos, pobres y carentes, mientras el grupo que debe responder a las preguntas de quien desea conocer la fe católica acogió numerosos jóvenes, ayudándolos a aproximarse a la Iglesia.

En esa lejana tierra de misión, para el Año de la Misericordia, todos se comprometieron a "continuar dando testimonio concreto para llevar el Evangelio a las periferias y a todos". (JSG)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76468#ixzz3zIQotMgh
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

jueves, 4 de febrero de 2016

Ante reliquia de San Chabel Makhlouf en los EE.UU., mujer obtiene curación de ceguera

Phoenix (Miércoles, 03-02-2016, Gaudium Press) Dafne Gutiérrez vive en Phoenix, EE.UU. Cuando tenía 13 años se le diagnósticó malformación de Arnold Chiari, una enfermedad que desarrolla un edema papilar al final del nervio óptico y que comúnmente lleva a la ceguera. Efectivamente Dafne perdió la visión del ojo izquierdo en el otoño del 2014 y en noviembre del año pasado la del ojo derecho. Joven madre hispana de tres hijos, su situación era realmente angustiante.

1.jpgEntretanto, ella asistió a la peregrinación de las reliquias de San Chabel Makhlouf, que estarían en la parroquia maronita de Phoenix, Arizona, por solo tres días. Ella fue el sábado 16 de enero pasado. Tenía fe de que el Santo libanés la podía ayudar.

"Vino ese sábado y se confesó conmigo, le dije que hiciera oración y tuviera fe, luego le hice la señal de la cruz en la frente y los ojos y luego el santo Charbel hizo el milagro, para beneficio de sus tres hijos", declaró el párroco, también de origen libanés, en un periódico local. En otro medio de comunicación detalla: "Puse mi mano sobre su cabeza y luego sobre sus ojos y pedí a Dios que la curase a través de la intercesión de san Charbel".

Al día siguiente, Dafne sentía que algo pasaba con su cuerpo, algo especial. Fue también a misa dominical a la parroquia maronita: "Tomé la eucaristía y no volví a sentir mi cuerpo igual. No veía, pero sentía el cuerpo diferente. Me dije: ¿qué me está pasando y qué siento?" detalla Dafne. Después volvió a casa.

Al día siguiente, lunes,  las sensaciones extrañas físicas eran mayores. A las 5 de la mañana una fuerte picazón en los ojos, una aguda presión en la cabeza y en las órbitas oculares la despertó. Aún en la oscuridad "le dije a mi esposo, me duelen mis ojos. Me tiemblan, me duelen. Él me dice que me sale un olor a carne quemada". Cuando encendieron la luz Dafne le dice emocionada que podía verlo con ambos ojos. "No podía creerlo, no quería cerrar más los ojos", cuenta la mujer. "¡Mis hijos gritaban: mamá puede ver! ¡Dios curó a mamá!".

Ya van cinco médicos que han examinado a Dafne y no hallan explicación al hecho. Los examenes continúan y el hipotético milagro está siendo noticia en todo EE.UU. Aún está por verificar si además de curarse de la ceguera, también fue curada la malformación que estaba en el origen de la misma.

Miles de personas, a raíz de estas noticias, han acudido a la parroquia. El párroco ha decidido organizar todos los 22 de cada mes, una oración especial a San Charbel Maklhouf.

La reliquia siguió su peregrinación a Los Ángeles y también visitará Miami. Allá la esperan con ansia.

Con información de Religión en Libertad

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76446#ixzz3zCdkFc97
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Cardenal Robert Sarah exalta importancia del silencio en la Liturgia

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 03-02-2016, Gaudium Press) El Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, publicó un artículo en el diario vaticano L'Osservatore Romano en el cual destaca la importancia del silencio como parte de la Liturgia. El purpurado afirmó que "el silencio externo es un ejercicio ascético de la maestría en el uso de la palabra" y comparó los momentos de silencio de la liturgia con el silencio de la Santísima Virgen descrito en los Evangelios.

CARDENAL ROBERT SARAH GAUDIUM PRESS.jpg
Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press.
El título del texto del Cardenal es "Per dire sí al Signore" (Para decir sí al Señor) y en él el purpurado afirma que muchos fieles se lamentan justamente cuando existe ausencia de silencio en la liturgia, ya que es "condición necesaria para una oración profunda y contemplativa" y se encuentra prescrito explícitamente dentro de la celebración de la Eucaristía. Más que la simple ausencia de ruido, el Card. Sarah destacó el silencio como una disposición espiritual que retira los obstáculos para el contacto con Dios y la comunicación de la gracia divina.

El Prefecto relató cómo la Sagrada Escritura recomienda hacer control de la lengua y describe el silencio como "expresión del temor reverencial a Dios" y una "preparación a la teofanía de Dios". 

Este silencio, en el cual se desarrolla la meditación de la Palabra de Dios, es el propio de la Santísima Virgen cuando guardaba en su corazón los misterios de su Hijo. "Dios actúa en el silencio", afirmó el Cardenal, citando a San Juan de la Cruz: "El Padre dice una sola palabra : es su Verbo, su Hijo. La pronuncia en un eterno silencio y es sólo en el silencio que el alma puede entenderlo".

En contraste con la vida cotidiana, en la cual estamos en constante conversación con los demás, la oración "es una conversación, un diálogo con Dios uno y trino: si , en ciertos momentos, nos dirigimos a Dios, en otros hay silencio para escuchar", explicó el purpurado. 

"No sorprende que se deba considerar el silencio como un componente importante de la liturgia". El Card. Sarah destacó este carácter activo del silencio litúrgico y recordó que en el templo debe mantenerse el ambiente de adoración, sin permitir que se transforme en "una sala de espectáculo a donde se va a aplaudir a actores en función de su mayor o menor capacidad de comunicar, según una expresión que se oye a menudo en los medios de comunicación".

Con información de L'Osservatore Romano.


Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76449#ixzz3zCdNlnNu
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.