sábado, 15 de julio de 2017

Heraldos del Evangelio misionan en el sur de Colombia llevando imagen peregrina de la Virgen de Fátima


En el marco de las conmemoraciones del centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima, los Heraldos del Evangelio,  visitaron con la Imagen Peregrina de Nuestra Señora de Fátima,  el sur de Colombia.

Recorrieron  las ciudades de Cali, Tuluá, Popayán y Pasto, siendo acompañados por el gran  fervor y  fe de los católicos de estas cuatro importantes ciudades.

En Cali visitaron diversas parroquias y la Catedral, esta última precisamente en el día de Corpus Christi. Acompañaron la procesión del Santísimo Sacramento custodiándolo por las calles del centro antiguo, y al llegar a la Plaza Caicedo hicieron marco para la entrada de Nuestro Señor Sacramentado a la Catedral, de manos del señor Arzobispo de Cali, Monseñor Darío de Jesús Monsalve.

En Popayán se celebró una Misa solemne en la Catedral, presidida por el señor Arzobispo Monseñor Iván Antonio Marín, quien al final de la ceremonia coronó la imagen peregrina de la Virgen de Fátima, consagrando con este acto a toda la arquidiócesis y a todo el pueblo payanés al Inmaculado Corazón de María.

Más al sur del país,  estuvieron durante dos días seguidos en la Catedral de Pasto visitando además a las Hermanas Bethlemitas en el colegio que lleva su mismo nombre.

Para finalizar este viaje misionero, los Heraldos del Evangelio o Caballeros de la Virgen, como son conocidos en Colombia, visitaron la ciudad de Tuluá, siendo recibidos en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima. La Policía Nacional fue la encargada de hacerle calle de honor a la entrada del templo a la Imagen Peregrina.

viernes, 14 de julio de 2017

No desanimar ante las tentaciones

Redacción (Jueves, 13-07-2017, Gaudium Press) Después de ayunar durante "cuarenta días con sus cuarenta noches" (Mt 4, 2), Jesús fue tentado en el desierto.
El demonio no tenía plena conciencia de a Quien se enfrentaba, por lo que albergaba la esperanza de vencerlo. La lucha allí fue arquetípica.

Dice Mons. João Clá que "Cristo era Dios y, como tal, no fue al desierto con el objetivo de prepararse en la soledad para la lucha que estaba por llegar, sino para empezarla. Lejos de buscar refugio contra el mal, iniciaba su vida pública enfrentando y venciendo los ataques del enemigo". (1)

Tentaciones_gaudium_press.JPG
El demonio tienta a Jesús
Santuario del Tibidabo, Barcelona

El Señor "quería asumir sobre sí nuestras tentaciones para vencerlas. Con la derrota infligida al demonio en el desierto, Cristo, Cabeza del Cuerpo Místico, obtuvo la victoria para todos sus miembros, conforme lo afirma San Gregorio Magno: ‘No es, pues, indigno de nuestro Redentor, que había venido a que le dieran muerte, el querer se tentado; antes bien, justo era que, como había venido a vencer nuestra muerte con la suya, así venciera con sus tentaciones las nuestras' ". (2)

Repitamos lo dicho por Santo Tomás, que "Cristo nos enseñó a pedir no que no seamos tentados, sino que no caigamos en la tentación. Porque si el hombre vence la tentación, merece premio". (3)

Es decir, Dios, Rey y Señor del Universo, permite la tentación para que venzamos y podamos entrar con esos méritos a la gloria eterna. Ese es el principal beneficio de quien enfrenta con éxito la tentación. Los otros conducen al principal, pero es importante detallarlos, como hace el Padre Royo Marín:
"Son innumerables las ventajas de la tentación vencida con la gracia y ayuda de Dios. Porque humilla a satanás, hace resplandecer la gloria de Dios, purifica nuestra alma llenándonos de humildad, arrepentimiento y confianza en el auxilio divino; nos obliga a estar siempre vigilantes y alerta, a desconfiar de nosotros mismos, esperándolo todo de Dios; a mortificar nuestros gustos y caprichos; excita a la oración; aumenta nuestra experiencia, y nos hace más circunspectos y cautos en la lucha contra nuestros enemigos". (4)

La tentación nos enseña a ser humildes y nos obliga a estar unidos a Dios. Si no fuéramos asaltados por las huestes infernales, no seríamos pocos los que olvidaríamos a Dios. Si la persona va avanzada en su vida espiritual, los ataques del enemigo nada lograrán diferente que aumentar nuestro mérito.

No debemos desanimarnos si caemos en tentación. "Aunque sucumbamos ante alguna tentación, Él [Cristo] nos obtuvo las fuerzas para levantarnos y continuar en el camino de la santificación".

Señala Mons. João Clá que lo que sobre todo busca el demonio es nuestro desánimo, particularmente en las caídas, y "si lo consigue nos atrapará entre sus garras".
Expresiones como "no hay nada que hacer", "siempre con lo mismo", "pido y nada", y otras por el estilo son características del alma desanimada. Esa es la tentación que más hay que rechazar, porque tira el recurso a Dios.

Dios siempre está atento a nuestros pedidos, siempre nos manda gracias cuando las pedimos, a veces esas gracias no son suficientes por nuestra maldad, por nuestra inclinación al pecado, pero si recurrimos constantemente a Dios, él irá transformando nuestro interior hasta hacernos vivir su ley.

La vida sobrenatural es un camino en el que debemos aprender que todo depende de Dios, que todo es gracia. "Para que sea efectiva la conversión a la que el Señor nos invita (...) es indispensable que juntemos las manos para rezar y decir, con el profeta: ‘Conviérteme y yo me convertiré, porque Tú, Señor, eres mi Dios' (Jer, 31, 18)". (5) El luchar por estar en paz con Dios es un camino de rosas y de espinas, pero si se persevera, se triunfa sobre el orgullo, vence Dios en nos.

Por Saúl Castiblanco

(1) Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP. Lo inédito sobre los Evangelios - Comentarios a los Evangelios dominicales Ciclo B - Domingos de Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascual - Tomo III. Librería Editrice Vaticana - Heraldos del Evangelio. Lima. 2014. p. 173
(2) Ibídem, pp. 173-174.
(3) Santo Tomás de Aquino. In Orationem Dominicam, a.6 apud Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP. Lo inédito sobre los Evangelios - Comentarios a los Evangelios dominicales Ciclo B - Domingos de Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascual - Tomo III. Librería Editrice Vaticana - Heraldos del Evangelio. Lima. 2014. p. 174
(4) Royo Marín, OP, Antonio. Nada te turbe, nada te espante. 3 ed. Madrid: Palabra, 1982, p. 56-57 apud Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP. Lo inédito sobre los Evangelios - Comentarios a los Evangelios dominicales Ciclo B - Domingos de Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascual - Tomo III. Librería Editrice Vaticana - Heraldos del Evangelio. Lima. 2014. pp. 174-175


Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88532#ixzz4mppP377Y
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Hijo mío, no desprecies la disciplina del Señor ni te entristezcas con su reprehensión

Redacción (Jueves, 13-07-2017, Gaudium Press) ¿De qué manera debemos aceptar las reprehensiones que recibimos para que éstas nos santifiquen? Discurramos un poco acerca de este tema tan decisivo para nuestra salvación eterna.

Posiblemente, la mayor dificultad del hombre concebido en pecado original se presenta cuando siente en sí una fuerte y agradable atracción opuesta al deber, acompañada de una especie de ceguera por donde la persona no discierne claramente el mal encerrado en aquello que la seduce.

Samaritana_gaudium_press.JPG
El Señor también corrigió a la Samaritana
Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, Clermont Ferrand, Francia

Ahora, puesto en ese estado de atracción, no hay nada que el hombre más deteste que oír hablar de virtud, de obediencia a los Mandamientos y castigos.1 Entretanto, aunque al hombre no le guste ser desviado de aquel camino al cual su concupiscencia lo condujo, debe escuchar estas paternales palabras que Dios le dirige: "Hijo mío, no desprecies la corrección del Señor, ni te espantes de que él te reprehenda, porque el Señor castiga aquel a quien ama, y pune al hijo a quien mucho estima" (Pr 3,11,12). Es una verdadera prueba del amor que Dios nos tiene el hecho de que nos reprehenda, pues dice la Escritura: "Aquel que guarda la vara quiere mal a su hijo; pero el que lo ama lo corrige continuamente" (Pr 13,24). ¿Qué sería de nosotros si no tuviésemos una mano afectuosa que nos impide caer en el abismo?

El Rey David siendo reprehendido por el profeta Natán

Una de las maneras de hacer trasparecer el amor del superior hacia el súbdito es corregirle y amonestarlo por sus faltas para que pueda enmendarse. El superior que ama verdaderamente a su hijo espiritual le desea el bien, actuando como verdadero padre. 2
San Juan Clímaco compara, con mucha unción, la crueldad de alguien que retira el pan de las manos de un niño hambriento, con la de aquel que tiene obligación de corregir y no lo hace. Este último causa daño no solo a su prójimo sino también a sí mismo. Se verá, por esa omisión, privado de los méritos y beneficios del cumplimiento de ese deber y acabará por escandalizar a los que constatan su negligencia. 3

Pero, nos cabe preguntar: ¿Quién tiene el deber de corregir? Santo Tomás nos responde: Esta obligación es de todos para con todos, 4 pero se intensifica cuando Dios pone a nuestro cuidado ciertas almas.

El propio Salvador nos dejó esta enseñanza: "Si tu hermano tiene pecado contra ti, ve y repréndelo entre ti y él solamente; si te oye, habrás ganado a tu hermano" (Mt 18, 15). 

Santo Tomás afirma que corregir al prójimo, desde que se presuma que será bien aceptado, constituye una verdadera obligación, ligada a la virtud de la caridad. 5 Por eso, la corrección fraterna es una de las mayores obras de misericordia que podemos practicar en relación al prójimo. 6 Nuestro Señor no está solamente aconsejándonos, sino que está dándonos un mandato: "repréndelo". Él deja claro que todos tienen esta obligación moral: "Lo que os mando es que os améis unos a otros". (Jn 15, 17)

Entretanto, en el cumplimiento de este fundamental deber no podemos dejar que penetre en nuestras almas cualquier hilo de orgullo, pues debemos ejercerlo por amor a Dios. 

Claramente nos lo dice Monseñor João Clá Dias: "Evidentemente, en la aplicación de este precepto, no se debe actuar con alguna pasión, por menor que sea. La exención de ánimo es fundamental. Toda caridad deberá ser empleada en la delicadísima tarea de la reconciliación". 7

Con todo, en muchas ocasiones a pesar de la corrección ser oída con resentimiento, pues afecta al amor propio, la consciencia de aquel que supo reprehender correctamente queda en paz por la tranquilidad del bien realizado. Quien amonesta al prójimo, no por el exagerado gusto de corregir - que es la más vil de las vanidades -, sino con el verdadero deseo de incentivar el progreso espiritual, ese sí es quien ama a su hermano. 8

Para mostrar mejor esta actitud, Monseñor João la ejemplifica diciendo que en la vida de todos los días, no es difícil ocurrir que salgamos de casa distraídamente con algún desaliño en nuestra presentación: medias de colores diferentes, ropa mal colocada, etc. Basta que, por caridad, alguien nos advierta, para nosotros manifestarnos llenos de gratitud; si, al contrario, nadie nos avisase, quedaríamos resentidos. Ahora, con más razón debemos agradecer a quien nos amonesta por nuestra falta de virtud, sobre todo en aquello que pueda venir a constituir escándalo. 9

"Quien posee la Sabiduría, cuando correctamente reprehendido, se torna agradecido sin jamás guardar cualquier resentimiento. Al contrario, quien se lamenta por ser amonestado, no posee la sabiduría, pues en la reprehensión es que se muestra el valor del hombre." 10

Recordemos, entretanto, de que el acto de virtud de llegar a amar a aquel que nos reprehende solo puede ser fruto de una gracia. Sepamos pues, abrir nuestro corazón para toda y cualquier reprehensión venida de Dios a través de aquellos que nos muestran, de una u otra manera, nuestros defectos. De esta manera alcanzaremos la finalidad para la cual fuimos creados: ver a Dios cara a cara.
___


1 CORRÊA DE OLIVEIRA, Plinio. Alma feita de harmonias. In: Dr. Plinio. São Paulo: Ano X, n. 114, set. 2007, p. 8.
2 RODRIGUEZ, Alonso. Ejercicio de Perfección y virtudes cristianas. Madrid: Testimonio, [s.d]. p. 1636.
3 CLA DIAS, João Scognamiglio. A correção fraterna, uma opção ou um dever? In: Arautos do Evangelho. São Paulo. n. 81, set. 2008. p. 11. 40p. cit. q.33, a.2.
4 S. Th. II-JI, q.33, a.3.
5 Loc. cit.
6 ROYO MARIN, Antonio. Espiritualidad de los seglares. Madrid: BAC, 1967. p. 335.
7 CLÁ DIAS, João Scognamiglio. Op. cit. p. 11.
8 CORRÊA DE OLIVEIRA, Plinio. Quem encontra um amigo fiel, descobre um tesouro! - II In. Dr. Plinio. São Paulo: Ano XIII, n. 149, ago. 2010, P. 22.
9 CLA DIAS, João Scognamiglio. Op. cit. p. 12.
10 CORRÊA DE OLIVEIRA, Op. cit. p. 22.


Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88526#ixzz4mpp33TOb
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Hace 100 años, la Santísima Virgen mostró el infierno a los videntes de Fátima

Redacción (Jueves, 13-07-2017, Gaudium Press) Tres pequeños niños pastores de Portugal presenciaron, el día 13 de julio de 1917, una triste y aterradora visión presentada a ellos directamente por la Santísima Virgen María en las apariciones de Fátima. Hoy, un siglo después, la verdad que esta visión hizo patente sigue siendo una "verdad incómoda" para la cultura y la sociedad: la existencia del infierno, un lugar de tormento a donde están condenados los pecadores que no se acuden a la misericordia de Dios antes de morir.

PUERTAS DEL INFIERNO TURMEKISTAN GAUDIUM PRESS.jpg
La "Puerta del Infierno", un cráter de gas natural en Derweze, Turkmenistán. Foto: Stefan Krasowski
"Oren, oren mucho porque muchas almas se van al Infierno", expresó Nuestra Señora a los niños videntes, para luego extender sus manos y presentarles un agujero en el suelo donde se veían numerosas almas con forma humana consumiéndose en el fuego, entre gritos y llantos desgarradores. Los videntes describieron que en el lugar se veían demonios de aspecto horrible que atormentaban a los condenados. La visión fue tan desgarradora que Lucía, la mayor de las videntes, gritó de pánico.

Pastorcitos de Fátima Gaudium Press.png
Los Santos Jacinta y Francisco, acompañados de su prima Lucía Dos Santos, presenciaron las Apariciones de Fátima en 1917. Foto: FPL.
La Santísima Virgen explicó a los videntes el sentido de su visión. "Habéis visto el infierno, donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si hacen lo que yo os digo se salvarán muchas almas y tendrán paz", explicó la Madre de Dios, quien anticipó una serie de tragedias con las cuales la humanidad será castigada por los pecados y el triunfo final de su Inmaculado Corazón. Al final de esta explicación y la comunicación del tercer secreto, Nuestra Señora pidió orar después de cada misterio del Santo Rosario: "Jesús mío, perdona nuestras culpas, líbranos del fuego del infierno, lleva todas las almas al cielo, especialmente las más necesitadas de tu misericordia".

Cien años más tarde, estudios como el Religious Landscape Study de 2014 del Centro de Investigación Pew de Estados Unidos dan cuenta de la baja popularidad de la creencia en el infierno, incluso entre católicos. A pesar de ser un dogma declarado de la Iglesia (y por tanto de obligatoria creencia para los fieles) sólo el 63 por ciento de los católicos estadounidenses encuestados afirmó creer en la existencia del infierno, mientras que un 85 por ciento aseguró creer en el Cielo. Entre los no creyentes las cifras descienden radicalmente, con apenas un tres por ciento de los ateos y un nueve por ciento de los agnósticos.

En contradicción a los sondeos de opinión, el Mensaje de Fátima insiste en las verdades de fe menos populares: la posibilidad de la condenación eterna como un peligro auténtico para muchas personas - incluyendo a los creyentes -, la necesidad de la conversión y la penitencia para la propia salvación y la urgencia de orar y sacrificarse para obtener la conversión de los pecadores que, de otro modo, estarían destinados irremediablemente a las penas eternas. Recordar las palabras de la Santísima Virgen y el testimonio de los videntes, dos de ellos Santos, puede ser un antídoto muy necesario en una era de incredulidad. Después de todo, es un asunto de vida o muerte: las puertas del infierno siguen bien abiertas

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88550#ixzz4mpokuDX5
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Fátima: "Westminster Boys’ Choir" realiza concierto en la Basílica de Rosario

Fátima - Portugal (Jueves, 13-07-2017, Gaudium Press) Hoy jueves, el Santuario de Fátima promueve en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, un concierto con el "Westminster Boys' Choir", bajo la dirección del maestro Jeremy Walker. Acompañando al Coro Inglés estará el organista Alexander Aitken.

Para introducir el "Westminster Boys´Choir", en la primera parte del concierto, será realizada una presentación de la Schola Cantorum Pastorcitos de Fátima, con la dirección de Paula Pereira y acompañamiento del organista titular João Santos.

1.jpg

La iniciativa forma parte de un programa más vasto preparado por el Santuario dentro de las celebraciones del Centenario de las Apariciones de Fátima.

Programa

El programa del día 13 está dividido en tres partes.

En la primera parte actuará la Schola Cantorum Pastorcitos de Fátima, que interpretará seis piezas musicales, entre ellas:
Senhora Lua de Mário Moura Santos, Ave Regina Caelorum de Mariano Garau y Ave Maria de Xavier Sarasola.

En la segunda parte, serán nueve las piezas musicales a ser interpretadas por el Westminster Bois' Choir. Entre las piezas a ser ejecutadas, se destaca Stabat Mater Dolorosa, de Giovanni Battista Pergolesi; Panis Angelicus de César Franck; Laudate Pueri de Felix Mendelssohn e Insanae et vange curae de Joseph Haydn.

En la tercera parte del Concierto los dos coros participarán conjuntamente bajo la dirección de Jeremy Walker y teniendo como organista Alexander Aitken y João Santos.

La última pieza a ser ejecutada será la presentación conjunta del Himno del Centenario.

Westminster Boys' Choir

El Westminster Boys' Choir es un coro de jóvenes, con un gran prestigio no solo en Reino Unido sino en todo el mundo.

Él está compuesto por cerca de 40 chicos formados en la Westminster Under School, que integra la Westminster School, fundada en 1179 como escuela monástica de la abadía benedictina de San Pedro y refundada por la Reina Elizabeth I en 1560.

Bajo la dirección de Jeremy Walker el Westminster Boys' Choir efectuó varias presentaciones fuera de Inglaterra: Estados Unidos, Canadá, China, Sudáfrica, Argentina, Brasil y Chile, además de presentaciones por toda Europa.

Schola Cantorum Pastorcitos de Fátima

La Schola Cantorum Pastorcitos de Fátima se formó en octubre de 2003, y está constituida por cerca de 35 niños y jóvenes entre los 7 y 20 años de edad.

Se trata de un coro que tiene como principal objetivo la animación de las celebraciones del Santuario de Fátima, especialmente dedicadas a niños. Fue fundada por Paulo Lameiro, su maestro titular hasta septiembre de 2016.

El coro está dirigido, desde entonces, por Paula Pereira, y habitualmente acompañado por Joao Santos, organista titular del Santuario de Fátima. (JSG)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88527#ixzz4mpoMh6I7
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Como ovejas entre lobos

Santo Evangelio según San Mateo 10, 16-23. XIV Viernes de Tiempo Ordinario.

Por: H. Rubén Tornero, LC | Fuente: www.missionkits.org

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Cristo, Rey nuestro. ¡Venga tu Reino!

Oración preparatoria (para ponerme en presencia de Dios)

Jesús, gracias por este momento de intimidad contigo. Soy indigno de Ti, por eso en Ti confío y sólo a Ti entrego todo mi ser: porque me conoces hasta lo más profundo y aún así me amas y has querido estar a mi lado. Te pido que estés siempre a mi lado y nunca me abandones. No Te merezco… pero Te necesito. Dame tu mano y guíame como un papá guía a su hijo que da los primeros pasos. Soy débil, no me dejes sólo. Dame un corazón que ame y entienda los corazones de los demás, especialmente el Tuyo.

Evangelio del día (para orientar tu meditación)

Del santo Evangelio según san Mateo 10, 16-23

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: "Yo los envío como ovejas entre lobos. Sean, pues, precavidos como las serpientes y sencillos como las palomas.

Cuídense de la gente, porque los llevarán a los tribunales, los azotarán en las sinagogas, los llevarán ante gobernadores y reyes por mi causa; así darán testimonio de mí ante ellos y ante los paganos. Pero, cuando los enjuicien, no se preocupen por lo que van a decir o por la forma de decirlo, porque en ese momento se les inspirará lo que han de decir. Pues no serán ustedes los que hablen, sino el Espíritu de su Padre el que hablará por ustedes.

El hermano entregará a su hermano a la muerte, y el padre a su hijo; los hijos se levantarán contra sus padres y los matarán; todos los odiarán a ustedes por mi causa, pero el que persevere hasta el fin, se salvará.

Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra. Yo les aseguro que no alcanzarán a recorrer todas las ciudades de Israel, antes de que venga el Hijo del hombre".

Reportar anuncios inapropiados |

Palabra del Señor.

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio

Hoy Jesús me dices que me envías como oveja en medio de lobos. Me da miedo. Sabes que el mundo es agresivo. No me escondes el peligro ni el dolor. Me dices que me odiarán por llevar tu mensaje y que incluso llegarán a quitarme la vida… pero que si persevero hasta el fin, me salvaré. Tengo miedo Jesús, pero si Tú estás conmigo, ¿qué tengo que temer? Tú ves mucho más allá de lo que yo puedo siquiera imaginar.

Donde yo veo lobos terribles, personas antipáticas que me lastiman, situaciones que me hacen sufrir, Tú ves corderos con piel de lobo, personas lastimadas que necesitan de tu amor y de tu misericordia, oportunidades que me hacen despertar de mi comodidad.

Donde yo veo sombras, Tú me haces ver la luz, pues sólo hay sombras allí donde hay alguna luz que las proyecte.

Ayúdame a no tener miedo de las adversidades. Hoy no quisiera pedirte que me quites de mi vida la montaña del sufrimiento, sino que me des la fuerza para subirla y que camines siempre a mi lado. Dame la gracia de llevar tu mensaje de amor a quien más lo necesite… así como Tú me lo has dado a mí por medio de la cruz.

"El verdadero predicador es el que sabe que es débil, que sabe que no puede defenderse de sí mismo. El enviado "en medio de los lobos" podría objetar: ¿Pero, Señor, para que me coman? La respuesta es: ¡Tú ve! Este es el camino. Veamos una reflexión muy profunda de Juan Crisóstomo: "Pero si tú no vas como cordero, si vas como lobo entre los lobos, el Señor no te protege: defiéndete solo". Es decir: cuando el predicador se cree demasiado inteligente o cuando ese que tiene la responsabilidad de llevar adelante la Palabra de Dios quiere hacerse el astuto y quizá piensa: ¡Ah, yo puedo con esta gente!, entonces terminará mal, o negociará la Palabra de Dios: con los poderosos, con los soberbios..."
(Homilía de S.S. Francisco, 17 de febrero de 2017, en santa Marta).

Diálogo con Cristo

Ésta es la parte más importante de tu oración, disponte a platicar con mucho amor con Aquel que te ama.

Propósito

Proponte uno personal. El que más amor implique en respuesta al Amado… o, si crees que es lo que Dios te pide, vive lo que se te sugiere a continuación.

Hoy voy a hablar con una persona que me resulte antipática y la invitaré a rezar un avemaría juntos.

Despedida

Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios, a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

¡Cristo, Rey nuestro!
¡Venga tu Reino!

Virgen prudentísima, María, Madre de la Iglesia.
Ruega por nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

La Virgen del Carmen (se celebra el 16 de julio) por Plinio Corrêa deOliveira

En su última aparición en Fátima, mientras la multitud allí reunida presenciaba el llamado milagro del sol, la Santísima Virgen hizo ver a la Hermana Lucía, en una visión gloriosa, Nuestra Señora del Carmen coronada como Reina del Cielo y de la Tierra, teniendo al Niño Jesús en sus brazos. ¿Qué relación habría entre esa gloriosa manifestación de Nuestra Señora del Carmen y el mensaje de Fátima?

De hecho, la intervención de María Santísima en la historia de la Orden Carmelita bien puede ser comparada a la intervención de la Santísima Virgen esperada para nuestros días. Es lo que explica el Dr. Plinio Corrêa de Oliveira a continuación:
“Según una respetable tradición, el Profeta Elías reunió en el Monte Carmelo un grupo de discípulos y con ellos constituyó la Orden del Carmen, en honor a la Virgen Madre que habría de venir, formando así un manantial de devotos, incluso antes de que Ella naciese.

Pasaron los siglos, y sobre el Oriente católico sobrevinieron las invasiones sarracenas, y, con eso, los carmelitas emigraron a Europa. En este continente los frailes carmelitas comenzaron a figurar como miembros de una Orden casi desconocida, mal apreciada y al borde de su desaparición. La familia religiosa de Elías parecía un tronco seco y viejo, destinado a deshacerse en polvo.

Era el momento esperado por Nuestra Señora para hacer florecer, en lo alto de la reseca vara, una flor: San Simón Stock, el noveno Superior General de la Orden Carmelita. Este inglés, de reconocida virtud, rezaba a Nuestra Señora con mucho fervor, implorando que Ella no permitiese la desaparición de la Orden del Carmen.

En medio de esta afligida situación, la Virgen Santísima se apareció a su buen siervo, en 1251, y le entregó el escapulario, con la promesa de no sufrir el fuego del infierno a quienes murieren con él revestidos.

A partir de esa misericordiosa intervención de la Madre de Dios, la Orden Carmelita refloreció y pasó por otros períodos de gloria, propagando por toda la Iglesia Católica la devoción a la Santísima Virgen.”

“Esta es una lección de confianza digna de tener en cuenta en vista de lo que ocurrió después: la Cristiandad pasó por un proceso de decadencia en el transcurso de los siglos, hasta que, en Fátima, Nuestra Señora censuró esta decadencia, recriminó el mundo por el torrente de pecados en el que se encontraba inmerso y anunció los castigos que vendrían en caso de que la humanidad no se arrepintiese y enmendase sus faltas. Después, hizo la promesa de su Reinado: “Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará”.

¿Pues bien, proclamando en el culmen de las apariciones de Fátima la concreción de su realeza, revestida con el traje de su más antigua devoción- la del Carmen-, no querría la Virgen Santísima realizar de ese modo un resumen entre lo históricamente más remoto y lo más reciente - el culto al Inmaculado Corazón de María -, y el futuro glorioso, que es la victoria y reinado de ese mismo Corazón?

He ahí varias razones por las cuales la fiesta de Nuestra Señora del Carmen es muy grata a todos los hijos y devotos de la Santísima Virgen”.

sábado, 8 de julio de 2017

COMUNICADO DE ESCLARECIMENTO DE LOS HERALDOS DEL EVANGELIO

En el día de hoy, 7 de julio de 2017, ha aparecido en los medios de comunicación sociales de los Heraldos del Evangelio, una publicación con el siguiente título:

Manifiesto Denuncia – ¿Visita canónica o inquisición farisaica? –

Quieren destruir la Iglesia y esto no lo podemos permitir!

Queremos aclarar que este texto es de responsabilidad única, exclusiva y personal de su(s) autor(es), cuya identidad todavía desconocemos. No representa el pensamiento de los Heraldos del Evangelio, y fue divulgado sin el conocimiento de su dirección, sirviéndose indebidamente de la plataforma informática de la Entidad. Se han puesto en marcha las debidas medidas para investigar y aclarar lo ocurrido y, con todo el respeto a la libertad de opinión, disociar los puntos de vista individuales, con la posición de nuestra Institución.

Pe. Hamilton José Naville, EP
Coordinador de prensa y media social
de los Heraldos del Evangelio

El Obispo de San Lorenzo con los Heraldos en Yparacaí.


El viernes 30 de junio, Monseñor Joaquín Hermes Robledo, Obispo diocesano de San Lorenzo y Secretario de la Conferencia Episcopal Paraguaya, durante una solemne celebración Eucarística, bendijo y colocó en nuestra iglesia en construcción, la Piedra Fundamental que fue enterrada en el lugar donde estará el altar mayor del templo dedicado a la Madre del Buen Consejo.

Ante un selecto público constituido por Heraldos, amigos de la asociación y vecinos, el Obispo animó a los presentes a continuar y concluir esta obra llamada a tener mucha repercusión pastoral entre los fieles.

Dentro de la urna que se cubrió con piedra y cemento, fue colocada el acta que reseña la celebración firmada por el Señor Obispo y algunas autoridades presentes, los planos de la iglesia, una Medalla Milagrosa, Una Medalla de San Benito, una imagen de la Virgen del Buen Consejo, una imagen de San Lorenzo, patrono de la Diócesis, la revista de los Heraldos del Evangelio del mes de junio y un volumen del libro “Lo Inédito de los Evangelios” con los comentarios de Monseñor Juan Scognamiglio Clá Días a los evangelios dominicales del año en curso (ciclo A).

Durante la ceremonia, Monseñor Robledo recorrió la nave en construcción y bendijo las columnas y el contorno de la obra. Recordemos que hace cuatro años atrás, el Obispo anterior, Monseñor Sebelio Peralta, había bendecido el terreno destinado a la construcción. ¡Hoy el proyecto ya es una realidad!
Mons. Joaquín tuvo tiempo para saludar cordialmente y compartir con muchos presentes, tanto en el lugar de la obra como en nuestra casa, donde se le ofreció un almuerzo.

Cardenal Cipriani habla de la defensa de la honra, la mentira y la calumnia

Lima (Lunes, 03-07-2017, Gaudium Press) En su programa radial Diálogo de Fe, el Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani abordó diversos tópicos, entre ellos el de la mentira y la calumnia que circular con frecuencia en el ágora publica, lo que se enmarca en una crisis moral.

3.png"¿Qué está pasando? ¿Dónde está la justicia, dónde está ese mínimo de respeto para poder tener una convivencia normal o por lo menos razonable?", manifestó.

Destacó las palabras de Luis Bedoya Reyes sobre este tema: "El Dr. Bedoya, siempre tan preciso y siempre como un recurso moral de décadas de presencia en la vida del país, habla de que la grosería hay que sacarla de la vida política y de la vida pública. Yo creo que tiene mucha razón y hay que ir más a fondo. Hay que pensar qué pasa con el honor que todos merecemos. Hay personas que tienen un valor, no su casa ni su sueldo, su honra. Robarle la honra es más que robarle el carro. 

No nos acostumbremos tan fácilmente a descalificar sin fundamento y sin tener la responsabilidad. No podemos destrozar la fama y la honra de una persona, porque es robarle lo más valioso que tiene en su vida. Tampoco podemos ir descalificando y murmurando de una manera muy ligera diciendo Este tipo es tal o hizo tal cosa".

El grave daño de la calumnia
Habló igualmente de la calumnia, de la cual dijo "es cuando alguien de manera intencional dice una mentira para hacer daño a otra persona. Pienso que esta lesión intencional del honor y de la fama es un grave delito".

Expresó que es un tema que va más allá de los políticos, quienes han sido elegidos para que sirvan al bien común.

"Esto que digo yo sobre la honra y la fama se mueve a todos los niveles del deporte, del trabajo, de la familia, de la política, de la economía, de los medios de comunicación. Hay muchos personajes que tienen responsabilidades concretas en medios de comunicación, en el Congreso de la República, en el Poder Judicial, en los colegios y en la enseñanza, en las redes sociales. Tú ves cómo de una manera muy clara el estado de derecho tiene la obligación de guardar, entre otras cosas, el bien común, el bien y la dignidad y la honra y la buena fama de las personas".

Concluyendo, exhortó a recuperar el respeto a toda opinión, a que la discrepancia no sea insulto ni descalificación, sino un intercambio de ideas con razonabilidad.

"Vale la pena, en estos días al empezar el mes de julio, que no sea la ley del más fuerte, que no sea la ley de la venganza. Que sea la ley de lo que ha dicho el Papa: Del amor de Dios, ir contra la corriente, no tener temor de afirmar con sencillez y con bondad y de buen humor: Señor, esto no está bien, pero no sigamos adelante en este juego de Yo te acuso, tú me acusas, nosotros nos acusamos. Así no es. El Perú se merece un poco más de respeto y de paz".

"Que Dios nos ayude a todos. Que esta visita del Papa vaya creando ese clima de mayor paz. No soy yo quién para poder acusar a nadie, simplemente quiero tocar la campana. Esta crisis moral no es cuestión de estructuras ni de poderes ni de leyes, está en el corazón. Más respeto por los demás, por los padres, por los hijos, por los abuelos, por los amigos y por los enemigos".

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Lima

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88324#ixzz4mFmHRTpJ
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Site de la Arquidiócesis Primada del Brasil publica Nota de Aclaración de los Heraldos del Evangelio

Salvador (Lunes, 03-07-2017, Gaudium Press) El site de la Arquidiócesis de Salvador de Bahía, Brasil, ha publicado una Nota de Aclaración firmada por el P. Alex Barbosa de Brito, de los Heraldos del Evangelio, acerca de "vídeos y noticias en los que se quiere involucrar el nombre de los Heraldos, el de su Fundador, y el de una supuesta visita apostólica". El texto fue redactado con ocasión de la fiesta de los apóstoles Pedro y Pablo, el pasado 29. A continuación el texto de la comunicación:

NOTA DE ACLARACIÓN
¡Saludos afectuosos en Jesús y María!
1.jpgDesde los más variados ambientes nos están llegando abundantes manifestaciones de solidaridad, a propósito de unos vídeos y noticias en los que se quiere involucrar el nombre de los Heraldos, el de su Fundador, y el de una supuesta visita apostólica. Por regla general, los problemas que se presentan aparentemente complejos, suelen tornarse sencillos cuando se explican a la luz de la verdad.

Se trata de unos vídeos antiguos que fueron sustraídos de modo indebido y divulgados con modificaciones. La Asociación Heraldos del Evangelio ya ha tomado las medidas necesarias, a la luz de la Teología Católica y de acuerdo con los principios del Derecho Canónico, dando por zanjado este asunto.

Sobre la renuncia del Fundador, debe tenerse en cuenta que ya estaba prevista desde hacía un cierto tiempo, por lo que se llevó a cabo con total serenidad, también de acuerdo con los principios del Derecho Canónico. En efecto, teniendo en cuenta el gran crecimiento y la proporción alcanzados por la obra nacida de sus manos, Mons. João Scognamiglio Clá Dias consideró oportuno elevarse hasta la posición de mediador junto a Dios por los suyos, para que uno de sus hijos espirituales siguiese adelante con la obra que él había comenzado. Sin embargo, no podrá corresponderle a otro su misión de padre, porque su cometido de estar al lado de cada uno de sus hijos es insustituible, ya que fue Dios quien lo constituyó como verdadero modelo y guía, además de guardián de este carisma.

En relación con la visita apostólica, cabe observar que es algo que puede suceder en cualquier momento con cualquier instituto religioso y que busca, naturalmente, ayudar en las orientaciones y objetivos en todos los niveles.

Finalmente, concluimos afirmando con San Ireneo, que Nuestro Señor Jesucristo «ha manifestado al género humano [...] los diversos carismas, con sus ministerios, y en qué consiste la glorificación del Padre, y lo ha hecho de un modo consecuente y ordenado, a su debido tiempo y con provecho; porque donde hay orden, allí hay armonía, y donde hay armonía, allí todo sucede a su debido tiempo, y donde todo sucede a su debido tiempo, allí hay provecho» (Del Tratado de San Ireneo, obispo, contra las herejías, Libro 4, 20, 6).

En la solemnidad de los Apóstoles Pedro y Pablo, queremos renovar nuestra fidelidad total a la Cátedra de Pedro y confirmamos nuestra adhesión al Magisterio, con todo nuestro corazón y con nuestra diaria labor en favor de la salvación de las almas.

São Paulo, 29 de junio de 2017
P. Alex Barbosa de Brito, EP
Consejero

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88323#ixzz4mFluq6Ep
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Historia del Óbolo de San Pedro

Ciudad del Vaticano (Lunes, 03-06-2017, Gaudium Press) Pocos saben, pero es posible colaborar directamente con las obras de caridad del Papa. Creado al final del siglo VIII para organizar los donativos y proyectos del Pontífice, el Óbolo de San Pedro fue reconocido oficialmente en el año 1871 por el Papa Pío IX.

4.png

El Óbolo de San Pedro es la ayuda económica que los fieles ofrecen al Santo Padre, como señal de adhesión a la solicitud del Sucesor de Pedro relativamente a las múltiples carencias de la Iglesia universal y a las obras de caridad en favor de los más necesitados.

Cada año en el día de la fiesta de los apóstoles San Pedro y San Pablo, la Iglesia Católica promueve una colecta mundial que es destinada a apoyar el Óbolo de San Pedro. A través de esa iniciativa ya fueron recaudados más de 190 millones de dólares a lo largo de los últimos catorce años.

Recientemente el Vaticano creó cuentas para el Óbolo de San Pedro en Twitter e Instagram. En la época, Secretaría de Estado del Vaticano explicó que el objetivo era "dialogar con quien quiere ayudar a los más necesitados y hacer conocer las obras de caridad realizadas gracias a la solidaridad de los fieles de todo el mundo, sean ellos religiosos, laicos, entidades o fundaciones". (EPC)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/88325#ixzz4mFlhwdeT
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.