miércoles, 30 de junio de 2010

"El palio es símbolo de la libertad de la Iglesia sobre los poderes terrestres", dice el Papa

Publicado 2010/06/29
Autor : Gaudium Press


Como es tradición, Benedicto XVI impuso el palio sagrado a 38 nuevos arzobispos metropolitanos durante la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo

Ciudad del Vaticano (Martes, 29-06-2010, Gaudium Press) "Dios está cerca de sus siervos fieles y los libera de todo mal y libera a la Iglesia de las fuerzas negativas". Así inició el Papa Benedicto XVI la homilía de la Misa de la solemnidad de los santos apóstoles de San Pedro y San Pablo, que tuvo lugar en la mañana de este martes en la Basílica de San Pedro.
Durante la ceremonia, Benedicto XVI confirió el palio sagrado a 38 nuevos arzobispos metropolitanos de todo el mundo.

El Arzobispo de Malinas-Bruselas recibe el Palio de manos del Papa
"La libertad asegurada por Dios a la Iglesia es la libertad de los lazos que tratan de evitar o coaccionar la misión y de los males espirituales y morales que pueden afectar la autenticidad y la credibilidad", dijo el Santo Padre.

Benedicto XVI dedicó su homilía a hablar sobre el tema de la libertad y sobre el significado del palio. A lo largo de dos milenios de historia de la Iglesia "nunca faltaron pruebas para los cristianos, las cuales en algunos períodos y lugares asumieron el carácter de persecución real", dijo. El Papa afirmó, entretanto que, "a pesar de todo este sufrimiento que causan, no representan el mayor peligro para la Iglesia".

El Sumo Pontífice volvió a alertar contra el pecado "que contamina la fe y la vida cristiana de sus miembros y comunidades y afecta la integridad del cuerpo místico, debilitando su capacidad de profecía y testimonio, borrando la belleza de su rostro". Benedicto XVI hizo una fuerte advertencia contra "el egoísmo, la vanidad, orgullo y el dinero", entre otros "comportamientos negativos" que son "los peligros de los últimos tiempos".

El rito de la imposición del palio es también una señal de la libertad que la Iglesia ofrece, afirma el Papa. "La comunión con Pedro y sus sucesores es, en verdad, la garantía de libertad para los Pastores de la Iglesia y las propias comunidades que les son atribuidas", dijo Benedicto XVI, explicando que "la unión con la Sede Apostólica garantiza a las iglesias privadas y las conferencias episcopales la libertad a nivel local, nacional o internacional", así como "las garantías de libertad en el sentido de plena adhesión a la verdad y la tradición de la fe".

A los arzobispos, el Santo Padre dijo también que el "palio es una promesa de libertad en regiones y países marcados por la persecución o que sufren interferencias políticas concretas".

Según el Papa, aún en el sentido ecuménico, la "promesa de Cristo de que los poderes del infierno no prevalecerán sobre su Iglesia" tiene su importancia. Benedicto XVI dice que "uno de los efectos típicos del maligno es la propia división en el seno de la comunidad eclesial, "pecado que separa a los cristianos". "La unidad de la Iglesia está enraizada en su unión con Cristo, es la causa de la plena unidad de los cristianos de ser siempre buscada y renovada de generación en generación", exhorta.

Una niña se coloca al lado del Papa durante la solemne ceremonia
Uno de los momentos decisivos de la celebración eucarística fue el rito de la bendición e imposición del palio a los arzobispos. El rito comenzó con el juramento de fidelidad y obediencia al Sumo Pontífice y a la Iglesia Católica. Antes de imponer el palio, el Papa lo presenta al arzobispo. "Este palio es para ti un símbolo de unidad y una señal de comunión con la Sede Apostólica, vínculo de amor e incentivo de coraje".

Los palios son mantenidos cerca de la tumba de San Pedro, que se encuentra bajo el altar de la Confesión que está en la Basílica Vaticana construida en su nombre. En el Vaticano esta solemnidad es celebrada como feriado, mientras en Roma es día libre. En esta ocasión, varios grupos de fieles acompañan a los arzobispos.

Fotos: Reuters

Juventud y vejez


San Pío XPublicado 2010/06/29
Autor: Gaudium Press
Sección: Opinión


Redacción (Martes, 29-06-2010, Gaudium Press) Uno de los grandes temores que angustian a los hombres sin fe, fuera de duda, es el miedo de envejecer.

La visión materialista reduce la vida humana a una mera cuestión fisiológica, negándole los aspectos metafísicos y sobrenaturales. Desde esta óptica, ¿habrá mayor desgracia que volverse viejo?

El cristianismo, al contrario, reconoce esta suprema realidad que es el alma y da, así, a la existencia del hombre un carácter que transciende esta tierra y se dirige a la eternidad. Hay razones para vivir mayores que la propia vida.

Con estos puntos de vistas sobrenaturales, bien comprendemos como hombres de gran valor humano y espiritual -por ejemplo, San Juan Bosco, San Pío X o San Pío de Pietrelcina- caminaron con tanta seguridad, alegría y hasta orgullo en las vías de la ancianidad.

En cada uno, el cuerpo envejeció, pero el espíritu permaneció joven, por estar ellos siempre dirigidos al supremo ideal, que es la gloria de Dios y el bien del prójimo.

El conocido escritor americano de origen alemán, Samuel Ullman (1840-1924), en su famoso poema Youth (Juventud), supo expresar esta cautivante cuestión tan bien solucionada por la enseñanza cristiana: "La juventud no corresponde a un período de nuestra vida, sino a un estado de espíritu, una resultante de la voluntad, un predicado de la imaginación, una intensidad emotiva, una victoria de coraje sobre la timidez, del gusto por la aventura sobre el amor al confort.

No envejecemos por haber vivido un cierto número de años. Envejecemos porque desertamos de nuestro ideal.
Los años arrugan la pDon Bosco ancianoiel; renunciar a un ideal arruga el alma. Las preocupaciones, las dudas, los temores y las desesperaciones, he aquí los enemigos que, lentamente, nos hacen inclinar rumbo a la tierra y tornarnos polvo antes de la muerte.

Joven es aquel que se asombra y se maravilla. Así como un niño insaciable, él pregunta: "¿Y qué más?" Él desafía los acontecimientos y ve sentido en el juego de la vida.

Serás tan joven cuanto tu fe; tan viejo cuanto tú duda. Tan joven como tu confianza en ti mismo; tan viejo como tu abatimiento.
Permanecerás joven mientras seas receptivo a los mensajes de la naturaleza, del hombre y del infinito.

Un día, caso tu corazón haya sido picado por el pesimismo y roído por el cinismo, ¡pueda Dios tener pena de tu pobre alma de anciano!"

P. Fernando Gioia, E.P

Papa crea Pontificio Consejo para renovar la fe cristiana occidental

Publicado 2010/06/29
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa

Ciudad del Vaticano (Martes, 29-06-2010, Gaudium Press) Durante la ceremonia de las Primeras Vísperas por la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, realizada ayer en la Basílica de San Pablo Extramuros, el Papa confirmó la creación de un nuevo dicasterio para la Curia Romana que se dedicará exclusivamente a promover, mantener y rescatar la fe en los países de Occidente.

"Decidí crear un nuevo organismo, en la forma de Pontificio Consejo, con la función primera de promover una renovada evangelización en los países donde el primer anuncio de la fe ya fue hecho y donde están presentes Iglesias de fundación antigua, pero que están viviendo una secularización progresiva de la sociedad y un tipo de 'eclipse del sentido de Dios', que constituyen un desafío al encontrarse medios adecuados para reproponer la perenne verdad del Evangelio de Cristo".

La noticia ya había sido divulgada hace algún tiempo, pero ésta fue la primera vez que el Papa habló sobre el nuevo dicasterio. El nombre del nuevo Consejo aún no fue anunciado, pero se habla en los medios vaticanos de Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización de Occidente, o una variación bien cercana a esto. El nombre más citado para presidir este nuevo dicasterio es Mons. Rino Fisichella, actualmente presidente de la Pontificia Academia para la Vida y rector de la Universidad Lateranense.

Según el Papa, el nuevo dicasterio se justifica, entre otros motivos, porque los "desafíos de la época actual" son espirituales.

"También el hombre del tercer milenio desea una vida auténtica y plena, precisa de verdad, de libertad profunda, de amor gratuito. También en los desiertos del mundo secularizado, el alma del hombre tiene sed de Dios, del Dios viviente" continuó Benedicto XVI. Hay "regiones del mundo" donde "el Evangelio echó hace mucho tiempo raíces, dando lugar a una verdadera tradición cristiana, pero en las cuales en los últimos siglos - con dinámicas complejas - el proceso de secularización produjo una grave crisis de sentido de la fe cristiana y pertenencia a la Iglesia".

En la homilía de las Primeras Vísperas, el Santo Padre recordó a dos de sus antecesores, fuertemente empeñados en la evangelización: Pablo VI y Juan Pablo II. El Papa Wojtyla "representó ‘en vivo' la naturaleza misionera de la Iglesia, con los viajes apostólicos y con la insistencia de su Magisterio sobre la urgencia de una "nueva evangelización", explicó Benedicto XVI. "Nueva, pero no en los contenidos", resalta el Pontífice, "sin embargo en el ardor interior, abierta a las gracias del Espíritu Santo", en la "búsqueda de modalidad que corresponden a la fuerza del Espíritu Santo y sean adecuadas a los tiempos y las situaciones".

A la delegación ortodoxa presente en la Basílica de San Pablo Extramuros, Benedicto XVI subrayó: "El desafío de la nueva evangelización interpela a la Iglesia universal, y nos pide también seguir con vigor en la búsqueda de la plena unidad entre los cristianos".

Después de la celebración de las Primeras Vísperas, el Santo Padre inauguró los primeros resultados de la sistematización estructural de la Basílica de San Pablo proyectada por el entonces arcipreste, cardenal Andrea Montezemolo, en ocasión del Año Paulino.

Las realizaciones conciernen al interior de la Basílica, entre las cuales las excavaciones que dieron visibilidad al sepulcro del Apóstol de las Gentes y la construcción de una nueva área conteniendo, entre otras cosas, una tienda y un depósito para guardar las sillas reservadas para las ceremonias.

Santo del día

Santa Rosa de Lima

Publicado 2010/08/30
Autor : Catholic.net

La primera mujer declarada santa de todo el continente americano, 30 de agosto

Etimológicamente significa” rosa, jardín florido”. Viene de la lengua latina.

La primera mujer declarada santa de todo el continente americano

El Papa Inocencio IX dijo de esta santa un elogio admirable: "Probablemente no ha habido en América un misionero que con sus predicaciones haya logrado más conversiones que las que Rosa de Lima obtuvo con su oración y sus mortificaciones". Lo cual es mucho decir.

Isabel Flores de Oliva, hija de Gaspar de Flores y María de Oliva, que por su belleza recibió popularmente el nombre de "Rosa" al que ella añadió "de Santa María" En el bautizo le pusieron el nombre de Isabel, pero luego la mamá al ver que al paso de los años su rostro se volvía sonrosado y hermoso como una rosa, empezó a llamarla con el nombre de Rosa. Y el Sr. Arzobispo al darle la confirmación le puso definitivamente ese nombre, con el cual es conocida ahora en todo el mundo.

En los años en que nació Santa Rosa de Lima, la sociedad de su época, propia de un periodo colonial, esta orientada en varios aspectos por el ideal de tener más. Hay allí familias pudientes, otras de pequeños propietarios y la gran mayoría de campesinos, negros y mulatos, que son tratados como esclavos. La familia de Rosa es de pequeños propietarios. Los padres de Rosa se esfuerzan en darle una seria educación humana además de proporcionarle una sólida formación en la fe.

Lima tiene una comunidad pionera en la evangelización: el convento de Santo Domingo. Allí los seglares pueden participar en la liturgia, reunirse a meditar la Palabra de Dios y colaborar temporalmente en los puestos misionales o "doctrinas".

Desde pequeñita Rosa tuvo una gran inclinación a la oración y a la meditación. Un día rezando ante una imagen de la Virgen María le pareció que el niño Jesús le decía: "Rosa conságrame a mí todo tu amor". Y en adelante se propuso no vivir sino para amar a Jesucristo. Y al ir a su hermano decir que si muchos hombres se enamoraban perdidamente era por la atracción de una larga cabellera ó de una piel muy hermosa, se cortó el cabello y se propuso llevar el rostro cubierto con un velo, para no ser motivo de tentaciones para nadie. Quería dedicarse únicamente a amar a Jesucristo.

Rosa en su interior vive un dilema: por un lado siente vocación de religiosa contemplativa y, por otros, percibe la imperiosa llamada a realizar esta vocación en el interior de su familia, trabajando por el Reino de Dios desde fuera del convento, esto sucedió así:

Se había propuesto irse de monja agustina. Pero el día en que fue a arrodillarse ante la imagen de la Virgen Santísima para pedirle que le iluminara si debía irse de monja ó no, sintió que no podía levantarse del suelo donde estaba arrodillada. Llamó a su hermano a que le ayudara a levantarse pero él tampoco fue capaz de moverla de allí. Entonces se dio cuenta de que la voluntad de Dios era otra y le dijo a Nuestra Señora: "Oh Madre Celestial, si Dios no quiere que yo me vaya a un convento, desisto desde ahora de su idea". Tan pronto pronunció estas palabras quedó totalmente sin parálisis y se pudo levantar del suelo fácilmente.

A sus 20 años encuentra el camino: ser pobre por la fraternidad universal ingresando en la Orden de Predicadores, en su movimiento seglar, había sucedido que ella vino a saber que la más famosa terciaria dominica es Santa Catalina de Siena (29 de abril) y se propuso estudiar su vida e imitarla en todo. Y lo logró de manera admirable. Se fabricó una túnica blanca y el manto negro y el velo también negro para la cabeza, y así empezó a asistir a las reuniones religiosas del templo.

Su padre fracasó en el negocio de una mina y la familia quedó en gran pobreza. Entonces Rosa se dedicó durante varias horas de cada día a cultivar un huerto en el solar de la casa y durante varias horas de la noche a hacer costuras, para ayudar a los gastos del hogar. Como dominica seglar da clases a los niños, incluyendo aprendizaje de instrumentos musicales (guitarra, arpa, cítara). En aquel hogar la vida es sencilla, pero lo necesario nunca falta.

Participa en la Eucaristía en el Convento de Santo Domingo. Al fondo de su casa, en la huerta de sus padres, construye una cabaña, una ermita, con el fin de asimilar más el Evangelio en la oración; allí entra en comunión con Dios, con los hombres y con la naturaleza. Sólo Dios la va retribuyendo y ella se va forjando como mujer de "contemplación en lo secreto". A esto une una serie de mortificaciones. Explica en sus escritos que la mortificación es necesaria para ser saciados por el Espíritu de Dios, para vivir orientados por el Espíritu Santo, para renovar la faz de la tierra a partir de uno mismo. Frente a sus prójimos es una mujer comprensiva: disculpa los errores de los demás, persona las injurias, se empeña en hacer retornar al buen camino a los pecadores, socorre a los enfermos. Se esfuerza en la misericordia y la compasión.

Es difícil encontrar en América otro caso de mujer que haya hecho mayores penitencias, lo primero que se propuso mortificar fue su orgullo, su amor propio, su deseo de aparecer y de ser admirada y conocida. Y en ella, como en todas las cenicientas del mundo se ha cumplido lo que dijo Jesús: "quien se humilla será enaltecido".-

Una segunda penitencia de Rosa de lima fue la de los alimentos. Su ayuno era casi continuo. Y su abstinencia de carnes era perpetua. Comía lo mínimo necesario para no desfallecer de debilidad. Aún los días de mayores calores, no tomaba bebidas refrescantes de ninguna clase, y aunque a veces la sed la atormentaba, le bastaba mirar el crucifijo y recordar la sed de Jesús en la cruz, para tener valor y seguir aguantando su sed, por amor a Dios.

Dormía sobre duras tablas, con un palo por almohada. Alguna vez que le empezaron a llegar deseos de cambiar sus tablas por un colchón y una almohada, miró al crucifijo y le pareció que Jesús le decía: "Mi cruz, era mucho más cruel que todo esto". Y desde ese día nunca más volvió a pensar en buscar un lecho más cómodo.

Los últimos años vivía continuamente en un ambiente de oración mística, con la mente casi ya más en el cielo que en la tierra. Su oración y sus sacrificios y penitencias conseguían numerosas conversiones de pecadores, y aumento de fervor en muchos religiosos y sacerdotes. En la ciudad de Lima había ya una convicción general de que esta muchacha era una verdadera santa.-

Rosa de Lima, pasó los tres últimos años de su vida en la casa de Don Gonzalo de Massa, desde 1614 a 1617. Don Gonzalo era un empleado rico del gobierno y su esposa, María de Uzategui, tenía un gran aprecio por Rosa. Durante la penosa y larga enfermedad que precedió a su muerte, la oración de la joven era: "Señor, auméntame los sufrimientos, pero auméntame en la misma medida tu amor".

Desde 1614 ya cada año al llegar la fiesta de San Bartolomé, el 24 de agosto, demuestra su gran alegría. Y explica el porqué de este comportamiento: "Es que en una fiesta de San Bartolomé iré para siempre a estar cerca de mi redentor Jesucristo". Y así sucedió. El 24 de agosto del año 1617, después de terrible y dolorosa agonía, expiró con la alegría de irse a estar para siempre junto al amadísimo Salvador a los 31 años.

Y a esta muchacha de condición económica pobre y sin muchos estudios, le hicieron un funeral poco común en la ciudad de Lima. La primera cuadra llevaron su ataúd los monseñores de la catedral, como lo hacían cuando moría un arzobispo. La segunda cuadra lo llevaron los senadores (u oidores), como lo hacían cuando moría un virrey. Y la tercera cuadra lo llevaron los religiosos de las Comunidades, para demostrarle su gran veneración. El entierro hubo que postponerlo porque inmensas multitudes querían visitar su cadáver, y filas interminables de fieles pasaban con devota veneración frente a él. Después la sepultaron en una de las paredes del templo

Su cuerpo se venera en la Basílica dominicana de Santo Domingo en Lima. Fue canonizada por Clemente X el 12 de abril de 1671. Desde ese año Toda América Meridional y Filipinas la veneran como patrona.

Así es, como es celebrada como la primera flor de santidad de América, insigne por la fragancia de su penitencia y oración. Dotada de brillantes cualidades y dotes de ingenio que tuvo ya desde niña se consagra al Señor con voto de virginidad. Sintió profunda veneración por Santa Catalina de Siena , con quien se advierte una sorprendente afinidad, así fue como por ello decidió en 1606, inscribirse en la Orden Seglar Dominicana para darse más plenamente a la perfección evangélica.

Esta amante de la soledad dedicó gran parte del tiempo a la contemplación deseando también introducir a otros en los arcanos de la "oración secreta", divulgando para ello libros espirituales. Anima a los sacerdotes para que atraigan a todos al amor a la oración.

Recluida frecuentemente en la pequeña ermita que se hizo en el huerto de sus padres, abrirá su alma a la obra misionera de la Iglesia con celo ardiente por la salvación de los pecadores y de los "indios". Por ellos desea dar su vida y se entrega a duras penitencias, para ganarlos a Cristo. Durante quince años soportará gran aridez espiritual como crisol purificador. También destaca por sus obras de misericordia con los necesitados y oprimidos.

Rosa arde en amor a Jesús en la Eucaristía y en honda piedad para con su Madre, cuyo rosario propaga con infatigable celo, estimando que todo cristiano "debe predicarlo con la palabra y tenerlo grabado en el corazón".

Los milagros empezaron a sucederse en favor de los que invocaban la intercesión de Rosa, y el sumo pontífice la declaró santa y la proclamó Patrona de América Latina, Rosa de Lima, es la más bella rosa que ha producido nuestro continente.

Frase del día

Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

La Diócesis de Minas celebró su cincuentenario

Publicado 2010/06/27

Nuncio Apostólico: “Hoy queremos dar gracias por los muchísimos dones de Dios recibidos en 50 años de vida”.

Alrededor de 450 personas se congregaron el domingo 27 en la Catedral minuana, para participar de la Solemne Eucaristía con motivo de la celebración del Jubileo diocesano y los 50 años de creación de la Diócesis de Minas.

La Santa Misa fue presidida por el Nuncio Apostólico en el Uruguay, Mons. Anselmo Pecorari y concelebrada por los Obispos Mons. Rodolfo Wirz (Administrador Apostólico de la Diócesis y Obispo de Maldonado); Mons. Alberto Sanguinetti (Obispo de Canelones) y Mons. Arturo Fajardo (Obispo de San José, quien además es oriundo de la ciudad de Aiguá, que forma parte de la Diócesis de Minas) y todos los sacerdotes del Presbiterio diocesano. Acudieron a la Catedral delegados de las 10 Parroquias que forman parte de la Diócesis que comprende los departamentos de Lavalleja, las ciudades de Aiguá en Maldonado y de Lascano en Rocha.

Memoria y Esperanza: Album sobre la Parroquia Catedral de la Inmaculada Concepción de Minas

A propósito de los 50 años de la Diócesis de Minas, la Catedral serrana lanzó un ágil y documentado opúsculo sobre su historia y su presente.

El álbum fue prefaciado por una carta de Mons. Rodolfo Wirz, actual Administrador Apostólico y un artículo del Párroco de la Catedral, Padre Pablo Graña Eluén.

Con profusión de fotos, la obra va narrando en forma muy atractiva y anecdótica, los tiempos coloniales, la fundación del Santuario del Verdún, el proceso de construcción de la Catedral, la erección como Diócesis por parte del Beato Juan XXIII, y finalmente las distintas actividades de las Capillas, movimientos y del Consejo Pastoral Parroquial.

A modo de conclusión... y de envío, CON ESPERANZA . Con este título, el Padre Graña resume el espíritu de la obra: "Esta "memoria" ha querido ser cimiento de "esperanza" en Jesucristo, el Señor de la Historia. Vivamos con alegría, celebremos nuestra fe, sembremos el Amor de Aquel, que nos da su Espíritu".

lunes, 28 de junio de 2010

Un minuto con María

"Jesucristo es la manifestación visible de Dios invisible", afirma el arzobispo de Florianópolis

Publicado 2010/06/25
Autor: Gaudium Press
Sección: Opinión


Florianópolis (Jueves, 24-06-2010,Gaudium Press) Con el título "¿Por qué escoger a Jesucristo?", el arzobispo metropolitano de Florianópolis, Brasil, Mons. Murilo Krieger, aborda en su más reciente articulo la necesidad y la importancia de optar por Jesús, delante de un mundo que cada día que pasa se transforma en un inmenso mercado religioso, con oferta de religiones para todos los gustos.

El prelado afirma que algunas de esas religiones, presentan dioses a la imagen y semejanza del hombre. El resalta la existencia de puntos comunes en esas religiones.

El obispo aclara que en estas religiones, sin embargo, hay un Jesucristo profeta, pero no es el hijo de Dios; hay un Jesús que resuelve problemas económicos y de salud; hay uno que está continuamente a nuestra disposición para resolver nuestros problemas y calmar nuestras consciencias. "Estoy ( ), aquí, con el Jesucristo que se revela en el Evangelio, el Hijo de Dios, el Salvador, verdadero Dios y verdadero hombre, que murió y al tercer día resucitó de entre los muertos", dice.

Según Mons. Murilo, elegimos a Jesús porque él es la manifestación visible de Dios invisible. "Solo él, que es Dios y está en la intimidad del Padre, es capaz de revelarnos a Dios y hacernos conocer quién es Dios", observa. De acuerdo con el arzobispo, como criterio de credibilidad, Jesús nos da sus obras: que tienen como meta darnos vida, y vida en abundancia. "Cuando colocó agua en una vasija y se puso a lavar los pies de los discípulos, dio una lección esencial a sus seguidores: en su Reino, grande e importante no es quién domina, sino quén sirve".

"El cristianismo no parte de una idea de Dios para concluir que Jesucristo es igual a él; parte de Jesucristo, que es quién nos revela el rostro del Padre", acrecentó el prelado, que afirma además que Jesús nos enseña que fue Dios quien tomó la iniciativa en relación a nosotros; fue Él que nos amo primero. "El Dios de Jesucristo es rico en misericordia -por eso, nadie puede sentirse excluido de su amor; no mira los méritos de las personas, pero sí sus necesidades; e ( ) -¡inimaginable!- desea hacer del corazón del hombre y de la mujer su morada".

Concluyendo su articulo, Mons. Murilo subraya que Jesucristo, el Dios con nosotros, nos enseña que el pecado nos empobrece y disminuye, y que solo seremos reconocidos como sus discípulos en la medida en que amamos al prójimo como él nos ama.

Por lo tanto, indaga, retóricamente, Mons. Murilo: por que escoger a Jesucristo? Para luego responder, citando a Pedro: "¿A quién iremos Señor? Tú tienes palabras de vida eterna. Nosotros creemos firmemente y reconocemos que tu Eres el Santo de Dios", concluyó el arzobispo.

Arzobispo de Santo Domingo exhorta a las familias a difundir la Palabra de Dios

Publicado 2010/06/24
Autor: Gaudium Press
Sección: América


Santo Domingo (Jueves, 24-06-2010, Gaudium Press) El Arzobispo de Santo Domingo y Primado de América, cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, exhortó ayer miércoles a las familias dominicanas y a la sociedad en general, a predicar la Palabra de Dios, especialmente en estos momentos en que una ola de antivalores y delincuencia amenaza la nación. El apelo del Cardenal fue realizado durante una conferencia en el Salón la Mancha del Hotel Lina, ubicado en la capital dominicana.

Al referirse al informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre el crecimiento del índice de pobreza en la República Dominicana, el Purpurado resaltó que para confirmar totalmente la veracidad de esos informes, es necesario que los organismos internacionales que trabajen en el mismo, presenten pruebas y datos concretos sobre los aspectos que se destacan en ellos.

En ese sentido, la representante del PNUD en la República Dominicana, Valerie Julliam, afirmó que el informe esta incompleto, luego de reconocer que fueron obviados ciertos puntos importantes como la crisis económica que vivió el país en el año 2003, que provocó un aumento de 1.5 millones más de pobres.

El Cardenal ponderó que los organismos internacionales no deben trabajar los informes sobre las diversas situaciones que afectan un país con base en la percepción, sino más bien con datos, ejemplos y pruebas, por lo que si se dice que la corrupción está en un determinado nivel, que se presenten las debidas informaciones para probarlo.

Al finalizar la conferencia "El sentido cristiano del sufrimiento humano", el prelado dijo que las personas enfermas deben ser miradas con misericordia por todos los seres humanos, y destacó la labor que realiza la Iglesia Católica en favor de los que sufren.

Gaudium Press / Orlando Jorge Villegas


(orlandosjv@gmail.com)

Evangelio del día

Libro del profeta Amós 2, 6-10. 13-16

Así dice el Señor: "A Israel, por tres delitos y por el cuarto, no le perdonaré: porque venden al inocente por dinero y al pobre por un par de sandalias; revuelcan en el polvo al desvalido y tuercen el proceso del indigente.
Padre e hijo van juntos a una mujer, profanando mi santo nombre; se acuestan sobre ropas dejadas en fianza, junto a cualquier altar, beben vino de multas en el templo de su Dios.

Yo destruí a los amorreos al llegar ellos; eran altos como cedros, fuertes como encinas; destruí arriba el fruto, abajo la raíz. Yo os saqué de Egipto, os conduje por el desierto cuarenta años, para que conquistarais el país amorreo.
Pues mirad, yo os aplastaré en el suelo, como un carro cargado de gavillas; el más veloz no logrará huir, el más fuerte no sacará fuerzas, el soldado no salvará la vida; el arquero no resistirá, el más ágil no se salvará, el jinete no salvará la vida; el más valiente entre los soldados huirá desnudo aquel día." Oráculo del Señor.

Salmo 49

"¿Por qué recitas mis preceptos y tienes siempre en la boca mi alianza, tú que detestas mi enseñanza y te echas a la espalda mis mandatos?" "Cuando ves un ladrón, corres con él; te mezclas con los adúlteros; sueltas tu lengua para el mal, tu boca urde el engaño." "Te sientas a hablar contra tu hermano, deshonras al hijo de tu madre; esto haces, ¿y me voy a callar? ¿Crees que soy como tú? Te acusaré, te lo echaré en cara." "Atención, los que olvidáis a Dios, no sea que os destroce sin remedio. El que me ofrece acción de gracias, ése me honra; al que sigue buen camino le haré ver la salvación de Dios."

Evangelio según San Mateo 8, 18-22

En aquel tiempo, viendo Jesús que lo rodeaba mucha gente, dio orden de atravesar a la otra orilla. Se le acercó un letrado y le dijo: "Maestro, te seguiré a donde vayas". Jesús le respondió: "Las zorras tienen madrigueras y los pájaros nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza". Otro, que era discípulo, le dijo: "Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre". Jesús le replicó: "Tú, sígueme. Deja que los muertos entierren a sus muertos".

Papa pide por la paz y la libertad religiosa en el Oriente Medio en asamblea sobre el tema

Publicado 2010/06/25
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa

Ciudad del Vaticano (Viernes, 25-06-2010, Gaudium Press) Por "una paz estable y una convivencia sólida" en Tierra Santa, Irak y Oriente Medio. Este fue el llamado que Benedicto XVI hizo a los participantes de la Reunión de las Obras en ayuda a las Iglesias Orientales (ROACO), en sus siglas en italiano, recibidos hoy en el Vaticano, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico. Esta semana, la entidad realizó su 83ª asamblea.

La paz nace "del respeto a los derechos de la persona, las familias, las comunidades y a los pueblos, y a la superación de cualquier discriminación religiosa, cultural y social", dijo el Santo Padre en su discurso a los participantes. A los fieles de Oriente Medio, alentó nuevamente a "perseverar en la fe y, a pesar de los numerosos sacrificios, a permanecer allá donde nacieron". Por su parte, a los inmigrantes orientales instó a que "no olviden sus orígenes, especialmente los religiosos".

El pontífice se refirió también a la cuestión de la violencia a los cristianos, pidiendo "a los responsables de las naciones que garanticen realmente, sin distinciones y en todos los lugares, la profesión pública y comunitaria de las convicciones religiosas de cada uno".

Sínodo

Como preparación para la Asamblea especial del Sínodo de los obispos para el Oriente Medio, el Papa pidió por frutos de "comunión y testimonio", y para que se "viva la esperanza que no defrauda" de aquel "pequeño rebaño".

El Papa recordó a Mons. Padovese, fallecido recientemente en Turquía, asesinado por su chofer, y dirigió, además, palabras especiales a los sacerdotes, pidiendo por la propia formación espiritual y cultural en los seminarios y, también, por acciones propias pastorales que "puedan ser eco de esta herencia espiritual para nuestros tiempos", para "dar gran impulso a las redes de instituciones escolares y sociales".

"Si los sacerdotes desenvuelven el propio servicio guiados verdaderamente por motivos espirituales, también los laicos son reforzados en el propio empeño a ocuparse de las cuestiones temporales, según la propia vocación cristiana", señaló el Santo Padre.

viernes, 25 de junio de 2010

Juan el Bautista: Santo precursor de Jesús

Publicado 2010/06/24
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad


Bogotá (Jueves, 24-06-2010, Gaudium Press) "Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo. Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella. A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre; pero la madre dijo: «No, debe llamarse Juan». Ellos le decían: «No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre». Entonces preguntaron al padre qué nombre quería que le pusiera. Este pidió una pizarra y escribió: «Su nombre es Juan» (...) Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: «¿Qué llegará a ser este niño?»": de esta manera el Evangelio según San Lucas narra el nacimiento, y los días posteriores a éste, de Juan el Bautista, conocido como el precursor de Jesús, y cuya fiesta se celebra hoy en la Iglesia.

A diferencia de los demás santos -de quienes se celebra su fiesta el día de su llegada a la eternidad, es decir, el día de su muerte-, la conmemoración de San Juan el Bautista evoca el día de su nacimiento, precisamente porque fue él quien Dios envió al mundo para prepararle el camino a Jesucristo, el Salvador.

¡Cuán importante era Juan para Dios y el mundo, que, incluso, fue santificado desde antes de nacer cuando su madre, Isabel -una mujer mayor, quien no podía tener hijos-, recibió la visita de María, la Madre del Salvador! El mismo Evangelio de San Lucas narra el hecho de la siguiente manera: "En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá: entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: ¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?". El nacimiento de Juan, se dio justamente 6 meses antes de la natividad de Jesús.

El último profeta con la misión de anunciar la llegada del Salvador

San Juan el Bautista, también es conocido como el último profeta que tuvo la misión de anunciar la llegada del Salvador. La mayor parte de su vida -que fue sencilla y humilde- la llevó en el desierto, sus ropas eran de pelo de camello y vivía, prácticamente, de lo que la providencia le suministrara.

Sus ojos estuvieron siempre puestos en el Reino de Dios, el cual, para él, ya estaba cercano. Precisamente, este anuncio del Reino próximo de Dios, fue la base de su prédica; hombres y mujeres provenientes de Jerusalén, Judea y del Jordán, acudían a él y acogían su invitación a reconocer los pecados y a cambiar el modo de vida, actuando de acuerdo con la voluntad de Dios, para así, de esta manera, preparar la llegada del Salvador.

El mismo Jesús, proveniente de Galilea, acudió a Juan para ser bautizado por él. Justamente este acontecimiento marca el momento más importante en la misión de Juan, quien ese día, vio por vez primera a quien le había preparado el camino, y de quien tanto había hablado, tal como lo narra el Evangelio de Marcos: "En aquellos días Jesús vino de Nazaret, pueblo de Galilea, y se hizo bautizar por Juan en el río Jordán. Al momento de salir del agua, Jesús vio los cielos abiertos: el Espíritu bajaba sobre él como lo hace la paloma, mientras se escuchaban estas palabras desde el Cielo: «Tú eres mi Hijo, el Amado, mi Elegido» ".

Ciudad de Santa Cruz, en Brasil, inaugurará mayor imagen católica del mundo

Publicado 2010/06/24
Autor : Gaudium Press


Con festividades que se realizarán el 26 y 27 de junio, la ciudad de Santa Cruz, en el estado de Río Grande del Norte, inaugurará la estatua de la imagen de Santa Rita de Casia, que medirá 50 metros de altura

Santa Cruz (Jueves, 24-06-2010, Gaudium Press) Será inaugurada este fin de semana, 26 y 27 de junio, en Santa Cruz, Río Grande del Norte, Brasil, la mayor imagen católica del mundo. Se trata de la estatua de Santa Rita de Casia, la "Madrina de las tierras del interior", que mide 50 metros de altura y forma parte del Complejo Turístico Religioso Alto de Santa Rita, construido en el Monte Carmelo. La imagen de Santa Rita es mayor que la estatua del Cristo Redentor, en Río, que tiene 38 metros.

Según informaciones de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB), la ceremonia de inauguración de la estatua deberá llevar al lugar alrededor de 60 mil devotos. En el primer día de festividad, los presentes apreciarán diversas actividades, como el rezo del rosario, misa, procesión, shows musicales, además, claro está, la solemnidad de inauguración.
El domingo 27, las actividades comenzarán con una misa en la Iglesia matriz de la ciudad y con el inicio de la visita al Santuario. En el mismo día, habrá el rezo del rosario, atención de confesiones, adoración al Santísimo Sacramento y una misa que será presidida por el Arzobispo de Natal, Río Grande del Norte, Mons. Matias Patrício de Macedo.

Complejo Turístico

El Complejo Turístico Religioso Alto de Santa Rita, donde se localiza la estatua, comenzó a ser construido en el 2007, con recursos de los gobiernos municipal, estatal y federal, y posee, además de la imagen de la patrona de Santa Cruz, una capilla, una sala de promesas, la plaza del peregrino, el auditorio, el restaurante, un espacio comercial y el mirador.

La vida en la clausura es fértil y rica en frutos para la Iglesia, dice Benedicto XVI a monjas dominicas

Publicado 2010/06/24

Autor : Gaudium Press

Hermanas dominicas de Roma son custodias de la imagen de la Virgen Haghiosorotissa, obsequio confiado por Santo Domingo, fundador de la Orden. En el Monasterio de Santa María del Rosario, el Papa recitó la oración de la Hora Media y profirió una homilía

Ciudad del Vaticano (Jueves, 24-06-2010, Gaudium Press) Después de bendecir la imagen de la "Madonnina" en Monte Mario, el Papa Benedicto XVI visitó el Monasterio Dominicano de Santa María del Rosario, que abriga tesoros sacros y reliquias de valor histórico. Allí, el Pontífice se encontró con las religiosas dominicas en clausura para participar de una oración especial por el aniversario de traslado de la imagen mariana de la Virgen Haghiosorotissa.

En el monasterio, junto a las hermanas dominicas, el Pontífice recitó la Hora Media y profirió una homilía. La Hora Media es un elemento de la Oración Litúrgica que marca el ritmo del día de las hermanas de clausura y hace de ellas intérpretes de la Iglesia-Esposa que, de esta manera, se une al Señor.

En su homilía, el Papa abordó la vida en el monasterio. "Vuestra consagración al Señor en el silencio y la clausura permanece fértil y rica en frutos", afirmó a las religiosas. La forma de vida en clausura, "permeada de trabajo y oración, contribuye para sustentar a la Iglesia, instrumento de salvación para cada hombre que el Señor redimió con su sangre", continuó el Pontífice.

Benedicto XVI alentó a las hermanas en su misión de oración por la Iglesia y las personas en sus "necesidades espirituales y materiales" y en sus dificultades. Según el Santo Padre, la vocación de las hermanas en clausura se realiza "en la reclusión y la renuncia a los bienes terrenales: para desear, por encima de cualquier cosa, aquel bien que no tiene igual".

Las dominicas de Santa María del Rosario en Monte Mario antes vivían en el monasterio de los Santos Domingo y Sixto, en la colina de Quirinal. La orden de las religiosas fue fundada por Santo Domingo el 28 de febrero de 1221, pocos meses antes de su muerte. A ellas fue confiada una imagen del siglo IX de la Virgen Haghiosorotissa, llevada de Constantinopla a Roma, y que presenta una María orante.

Breve preparación para la comunión

Señor, ardientemente deseo que visitéis mi alma y que aquí permanezcáis a fin de que yo no me separe nunca más de Vos, más quede siempre conmigo vuestra divina gracia.

Acto de Fe

Señor mío Jesucristo, creo firmemente que estáis real y verdaderamente presente en el Santísimo Sacramento con vuestro Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.

Acto de Adoración

Señor, yo te adoro en este Augusto Sacramento y os reconozco por mi creador, Redentor y mi soberano Señor mío, único y sumo bien.

Acto de Esperanza

Señor, espero que, dándote a mí en este Divino Sacramento, usarais conmigo tu misericordia y concediereis todas las gracias que son necesarias para mi salvación.

Acto de Humildad

Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para salvarme.

Acto de Caridad

Señor, vos sois infinitamente amable, sois mi Padre, mi Redentor y mi Dios: y por eso os amo con todo mi corazón sobre todas las cosas, y por amor a vos, amo a mi prójimo como a mí mismo, y de buena voluntad perdono a los que me han ofendido.

Acto de Contrición

Señor, detesto todos mis pecados, porque ellos me tornan indigno de recibirte en mi corazón, y propongo, con vuestra gracia, nunca más cometerlos, evitar las ocasiones de pecado y hacer penitencia.

Acto de Deseo

Señor, ardientemente deseo que visitéis mi alma y que aquí permanezcáis a fin de que yo no me separe nunca más de Vos, más quede siempre conmigo vuestra divina gracia. AMÉN.

Yo Pecador

Yo pecador, me confieso ante Dios todopoderoso, a la bienaventurada Virgen Maria, al bienaventurado San Miguel Arcángel, al bienaventurado San Juan Bautista, a los santos apóstoles San Pedro y San Pablo y a todos ustedes, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión ( Se dan tres golpes en el pecho), Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso rezo a la bienaventurada siempre Virgen María, al bienaventurado San Miguel Arcángel, al bienaventurado San Juan Bautista, a los santos apóstoles San Pedro y San Pablo, y a todos ustedes que intercedan por mí ante Dios Nuestro Señor.

Evangelio del día

2010-06-25- Evangelio según San Mateo 8, 1-4
Publicado 2010/06/25
Autor : Sagrada Biblia

En aquel tiempo, al bajar Jesús del monte, lo siguió mucha gente. En esto, se le acercó un leproso, se arrodilló y le dijo: "Señor, si quieres, puedes limpiarme".

Segundo libro de los Reyes 25, 1-12

El año noveno del reinado de Sedecías, el día diez del décimo mes, Nabucodonosor, rey de Babilonia, vino a Jerusalén con todo su ejército, acampó frente a ella y construyó torres de asalto alrededor.
La ciudad quedó sitiada hasta el año once del reinado de Sedecías, el día noveno del mes cuarto.
El hambre apretó en la ciudad, y no había pan para la población.
Se abrió brecha en la ciudad, y los soldados huyeron de noche por la puerta entre las dos murallas, junto a los jardines reales, mientras los caldeos rodeaban la ciudad, y se marcharon por el camino de la estepa.
El ejército caldeo persiguió al rey; lo alcanzaron en la estepa de Jericó, mientras sus tropas se dispersaban abandonándolo.

Apresaron al rey y se lo llevaron al rey de Babilonia, que estaba en Ribla, y lo procesó.
A los hijos de Sedecías los hizo ajusticiar ante su vista; a Sedecías lo cegó, le echó cadenas de bronce y lo llevó a Babilonia. El día primero del quinto mes, que corresponde al año diecinueve del reinado de Nabucodonosor en Babilonia, llegó a Jerusalén Nabusardán, jefe de la guardia, funcionario del rey de Babilonia.
Incendió el templo, el palacio real y las casas de Jerusalén, y puso fuego a todos los palacios.
El ejército caldeo, a las órdenes del jefe de la guardia, derribó las murallas que rodeaban a Jerusalén.
Nabusardán, jefe de la guardia, se llevó cautivos al resto del pueblo que había quedado en la ciudad, a los que se habían pasado al rey de Babilonia y al resto de la plebe. De la clase baja dejó algunos como viñadores y hortelanos.

Salmo 136

Junto a los canales de Babilonia nos sentamos a llorar con nostalgia de Sión; en los sauces de sus orillas colgábamos nuestras cítaras. Allí los que nos deportaron nos invitaban a cantar; nuestros opresores, a divertirlos: "Cantadnos un cantar de Sión." ¡Cómo cantar un cántico del Señor en tierra extranjera! Si me olvido de ti, Jerusalén, que se me paralice la mano derecha. Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti, si no pongo a Jerusalén en la cumbre de mis alegrías.

Evangelio según San Mateo 8, 1-4

En aquel tiempo, al bajar Jesús del monte, lo siguió mucha gente. En esto, se le acercó un leproso, se arrodilló y le dijo: "Señor, si quieres, puedes limpiarme". Extendió la mano y lo tocó diciendo: "¡Quiero, queda limpio!" Y en seguida quedó limpio de la lepra. Jesús le dijo: "No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y entrega la ofrenda que mandó Moisés".

Un minuto con María

Frase del día

Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

miércoles, 23 de junio de 2010

VIII Encuentro del 'Apostolado del Oratorio' reúne a millares en Fátima, Portugal

Publicado 2010/06/22
Autor: Gaudium Press
Sección: Europa


Fátima (Martes, 22-06-2010, Gaudium Press) Cerca de diez mil personas se reunieron recientemente en la ciudad Santuario de Fátima, en Portugal, para el VIII Encuentro del Apostolado del Oratorio del Inmaculado Corazón de María, promovido por los Heraldos del Evangelio. El encuentro ocurrió en la Iglesia de la Santísima Trinidad.

Mons. Manuel Monteiro de Castro, Secretario de la Congregación para los Obispos, fue quien presidió la ceremonia. Antes de la Eucaristía, y en un gran momento de la celebración, tuvo lugar la entrada solemne de la imagen del Inmaculado Corazón de María y su coronación.

Mons. Manuel afirmó en su homilía que "nuestra historia, la historia de cada persona, está profundamente impregnada de la constante solicitud de Dios. Cada uno de nosotros es objeto de la predilección del Señor".

Refiriéndose al carisma de los Heraldos del Evangelio, el Arzobispo portugués citó al Papa Juan Pablo II para decir que "la llamada no dice respecto apenas a los pastores, los sacerdotes, los religiosos y religiosas, sino que se extiende a los fieles laicos: también los fieles laicos son personalmente llamados por el Señor, de quien reciben una misión para la Iglesia y el mundo".

"La actual situación social, económica, política y cultural reclama la acción de todos nosotros", agregó el prelado. Después de la misa, se realizó la adoración al Santísimo Sacramento y, por último, se proyectó un video que muestra las actividades realizadas, en los últimos doce meses, por los Heraldos del Evangelio en Portugal y en el Mundo.

De la actividad se hizo eco la Agencia Ecclesia, agencia de noticias de la Iglesia católica en Portugal (http://www.agencia.ecclesia.pt/cgi-bin/noticia.pl?tpl=&&image=80238)

Oración a María


Acordaos

Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestra asistencia y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos.

Animado por esta confianza, a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes, y gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. Oh Madre de Dios, no desechéis mis súplicas, antes bien, dignaos escucharlas y atenderlas favorablemente Virgen gloriosa y bendita.

Amén.

Santo del día

San José Cafasso

Publicado 2010/06/23
Autor : Catholic.net
Confesor, Junio 23


Este humilde sacerdote fue quizás el más grande amigo y benefactor de San Juan Bosco y, de muchos seminaristas pobres más, uno de los mejores formadores de sacerdotes del siglo XIX.

Nació en 1811 en el mismo pueblo donde nació San Juan Bosco. En Castelnuovo (Italia). Una hermana suya fue la mamá de otro santo: San José Alamano, fundador de la comunidad de los Padres de la Consolata.

Desde niño sobresalió por su gran inclinación a la piedad y a repartir ayudas a los pobres.

En el año 1827, siendo Caffaso seminarista se encontró por primera vez con Juan Bosco. Cafasso era de familia acomodada del pueblo y Bosco era de una vereda y absolutamente pobre. Don Bosco narra así su primer encuentro con el que iba a ser después su Benefactor, su defensor y el que mejor lo comprendiera cuando los demás lo despreciaran: "Yo era un niño de doce años y una víspera de grandes fiestas en mi pueblo, vi junto a la puerta del templo a un joven seminarista que por su amabilidad me pareció muy simpático. Me acerqué y le pregunté: ´¿Reverendo: no quiere ir a gozar un poco de nuestras fiestas?´. Él con una agradable sonrisa me respondió: ´Mira, amiguito: para los que nos dedicamos al servicio de Dios, las mejores fiestas son las que se celebran en el templo´. Yo, animado por su bondadoso modo de responder le añadí: ´Sí, pero también en nuestras fiestas de plaza hay mucho que alegra y hace pasar ratos felices´. Él añadió: ´Al buen amigo de Dios lo que más feliz lo hace es el participar muy devotamente de las celebraciones religiosas del templo´. Luego me preguntó qué estudios había hecho y si ya había recibido la sagrada comunión, y si me confesaba con frecuencia. Enseguida abrieron el templo, y él antes de despedirse me dijo: ´No se te olvide que para el que quiere seguir el sacerdocio nada hay más agradable ni que más le atraiga, que aquello que sirve para darle gloria a Dios y para salvar las almas´. Y de manera muy amable se despidió de mí. Yo me quedé admirado de la bondad de este joven seminarista. Averigüé cómo se llamaba y me dijeron: ´Es José Cafasso, un muchacho tan piadoso, que ya desde muy pequeño en el pueblo lo llamaban -el santito".

Para leer el artículo completo haz click aquí

Coro y Orquesta Heraldos del Evangelio


















Para ver el video haz click aquí

Evangelio del día

2010-06-23- Evangelio según San Mateo 7, 15-20

Publicado 2010/06/23
Autor : Sagrada Biblia


Muéstrame, Señor, el camino de tus leyes, y lo seguiré puntualmente. Enséñame a cumplir tu voluntad y a guardarla de todo corazón.

Segundo libro de los Reyes 22, 13; 23, 1-3

En aquellos días, el sumo sacerdote Helcías dijo al cronista Safán: "He encontrado en el templo el libro de la Ley." Entregó el libro a Safán, y éste lo leyó. Luego fue a dar cuenta al rey Josías: "Tus siervos han juntado el dinero que había en el templo y se lo han entregado a los encargados de las obras." Y le comunicó la noticia: "El sacerdote Helcías me ha dado un libro."

Safán lo leyó ante el rey; y, cuando el rey oyó el contenido del libro de la Ley, se rasgó las vestiduras y ordenó al sacerdote Helcías, a Ajicán, hijo de Safán, a Acbor, hijo de Miqueas, al cronista Safán y a Asaías, funcionario real: "Id a consultar al Señor por mí y por el pueblo y todo Judá, a propósito de este libro que han encontrado; porque el Señor estará enfurecido contra nosotros, porque nuestros padres no obedecieron los mandatos de este libro cumpliendo lo prescrito en él."

Ellos llevaron la respuesta al rey, y el rey ordenó que se presentasen ante él todos los ancianos de Judá y de Jerusalén. Luego subió al templo, acompañado de todos los judíos y los habitantes de Jerusalén, los sacerdotes, los profetas y todo el pueblo, chicos y grandes. El rey les leyó el libro de la alianza encontrado en el templo. Después, en pie sobre el estrado, selló ante el Señor la alianza, comprometiéndose a seguirle y cumplir sus preceptos, normas y mandatos, con todo el corazón y con toda el alma, cumpliendo las cláusulas de la alianza escritas en aquel libro.
El pueblo entero suscribió la alianza.

Salmo 118

Muéstrame, Señor, el camino de tus leyes, y lo seguiré puntualmente. Enséñame a cumplir tu voluntad y a guardarla de todo corazón. Guíame por la senda de tus mandatos, porque ella es mi gozo. Inclina mi corazón a tus preceptos, y no al interés. Aparta mis ojos de las vanidades, dame vida con tu palabra. Mira cómo ansío tus decretos: dame vida con tu justicia.

Evangelio según San Mateo 7, 15-20

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Cuidado con los profetas falsos; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. A ver, ¿acaso se cosechan uvas de las zarzas o higos de los cardos? Los árboles sanos dan frutos buenos; los árboles dañados dan frutos malos. Un árbol sano no puede dar frutos malos, ni un árbol dañado dar frutos buenos. El árbol que no da fruto bueno se tala y se echa al fuego. Es decir, que por sus frutos los conoceréis".

lunes, 21 de junio de 2010

Misa los domingos a las 11 horas en la casa de los Heraldos en El Salvador

Todos los domingos a la 11 horas la casa de los Heraldos del Evangelio en San Salvador se transforma en Capilla. Allí concurren vecinos, padres de los chicos que frecuentan, y amigos de la institución. La Misa es celebrada por el Padre Fernando Gioia EP, encargado regional de los Heraldos del Evangelio.


Evangelio del día

2010-06-21- Evangelio según San Mateo 7, 1-5

Publicado 2010/06/21
Autor : Sagrada Biblia

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "No juzguéis y no os juzgarán. Porque os van a juzgar como juzguéis vosotros, y la medida que uséis, la usarán con vosotros".

Segundo libro de los Reyes 17, 5-8. 13-15a.18

En aquellos días, Salmanasar, rey de Asiria, invadió el país y asedió a Samaria durante tres años.
El año noveno de Oseas, el rey de Asiria conquistó Samaria, deportó a los israelitas a Asiria y los instaló en Jalaj, junto al Jabor, río de Gozán, y en las poblaciones de Media.

Eso sucedió porque, sirviendo a otros dioses, los israelitas habían pecado contra el Señor, su Dios, que los había sacado de Egipto, del poder del Faraón, rey de Egipto; procedieron según las costumbres de las naciones que el Señor había expulsado ante ellos y que introdujeron los reyes nombrados por ellos mismos.

El Señor había advertido a Israel y Judá por medio de los profetas y videntes: "Volveos de vuestro mal camino, guardad mis mandatos y preceptos, siguiendo la ley que di a vuestros padres, que les comuniqué por medio de mis siervos, los profetas."

Pero no hicieron caso, sino que se pusieron tercos, como sus padres, que no confiaron en el Señor, su Dios. Rechazaron sus mandatos y el pacto que había hecho el Señor con sus padres, y las advertencias que les hizo. El Señor se irritó tanto contra Israel que los arrojó de su presencia. Sólo quedó la tribu de Judá.

Salmo 59

Oh Dios, nos rechazaste y rompiste nuestras filas; estabas airado, pero restáuranos. Has sacudido y agrietado el país: repara sus grietas, que se desmorona. Hiciste sufrir un desastre a tu pueblo, dándole a beber un vino de vértigo. Tú, oh Dios, nos has rechazado y no sales ya con nuestras tropas. Auxílianos contra el enemigo, que la ayuda del hombre es inútil. Con Dios haremos proezas, él pisoteará a nuestros enemigos.

Evangelio según San Mateo 7, 1-5

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "No juzguéis y no os juzgarán. Porque os van a juzgar como juzguéis vosotros, y la medida que uséis, la usarán con vosotros. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Déjame que te saque la mota del ojo", teniendo una viga en el tuyo? Hipócrita: sácate primero la viga del ojo; entonces verás claro y podrás sacar la mota del ojo de tu hermano".

Santo del día


San Luis Gonzaga

Publicado 2010/06/21
Autor : Catholic.net

Religioso, Junio 21

Ferrante Gonzaga, marqués de Castiglione delle Stiviere y hermano del duque de Mantua, hubiera querido que su primogénito Luis, que nació el 9 de marzo de 1568, siguiera sus huellas de soldado y comandante en el ejército imperial. A los cinco años, Luis vestía ya una pequeña coraza, con casco y penacho y cinturón con espada, y jugueteaba detrás del ejército paterno, aprendiendo de los rudos soldados el uso de las armas y su colorido vocabulario. Un día aprovechó la distracción de un centinela y le prendió fuego a la pólvora de un pequeño trozo de artillería. Quedó desmayado más no asustado. Pero ese niño le daría fama a la familia de los Gonzaga, pero con otras armas. Lo enviaron a Florencia como paje del gran duque de Toscana, pero a los diez años le imprimió a su vida una dirección muy precisa, haciendo voto de perpetua virginidad.

Un viaje a España, en donde vivió unos dos años como paje del Infante Don Diego, le sirvió para dedicarse al estudio de la filosofía en la universidad de Alcalá de Henares y a la lectura de libros devotos, como el Compendio de la doctrina espiritual de Fray Luis de Granada. A los doce años, después de haber recibido la primera Comunión de manos de San Carlos Borromeo, resolvió entrar en la Compañía de Jesús. Pero necesitó otros dos años para vencer la oposición del padre, que lo envió a los cortes de Ferrara, Parma y Turín. "Hasta los príncipes- escribirá más tarde- son ceniza como los pobres: tal vez cenizas más fétidas".

Para que su alma se perfumara con las virtudes cristianas, Luis renunció al título y a la herencia paterna, y a los catorce años entró al noviciado romano de la Compañía de Jesús, bajo la dirección de San Roberto Belarmino. Olvidó totalmente su origen noble y escogió para si los encargos más humildes, dedicándose al servicio de los enfermos, sobre todo durante la epidemia de peste que afligió a Roma en 1590. Quedó contagiado probablemente par un acto de piedad: había encontrado en la calle a un enfermo y, sin pensarlo dos veces, se lo echó a la espalda y lo llevó al hospital en donde prestaba sus servicios.
Murió a los 23 años, en el día que él había anunciado: era el 21 de junio de 1591. El cuerpo de San Luis, patrono de la juventud, se encuentra en Roma, en la iglesia de San Ignacio. Este santo, víctima de cierta hagiografía amanerada, a pesar de las apariencias, era de un temperamento fuerte. Las duras penitencias a las que se sometió son el signo de una determinación no común hacia una meta que se había fijado desde su infancia.

Minuto con María - María, arco iris de esperanza.

Pidamos a María que sea nuestra guía en este dificil peregrinar rumbo al Cielo.

Para ver el video haz click aquí

Turris eburnea - Torre de Marfil

Publicado 2010/06/18
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad

Bogotá (Viernes, 18-06-2010, Gaudium Press) Después del Diluvio, los descendientes de Noé decidieron hacer una gran torre, tan grande como nunca se había visto, una torre que tocara el Cielo. Pero no con el propósito de crear un monumento para dar gloria a Dios, sino con la orgullosa intención de ser famosos y reconocidos por todo el mundo por la magnitud de esta vasta edificación . Por esta razón, narra la Escritura, Dios mismo castigó su orgullo, confundiendo sus lenguas.

Pero la idea de una torre que uniera el Cielo con la tierra, Dios quiso tornarla realidad de una manera muy diferente y con el único propósito de atraer a los hombres hacia Él para comunicarles más fácilmente su Divino Amor: Esa torre se llama María.

Si consideramos a la Santa Iglesia como el Cuerpo Místico de Nuestro Señor Jesucristo y al propio Cristo como la cabeza del mismo, fácilmente podremos nombrar a la Santísima Virgen como el cuello de este Cuerpo, y podremos de igual manera elogiarla como el esposo elogia a su esposa en el libro del Cantar de los Cantares, tu cuello es como una Torre de Marfil , que une a Cristo con su Iglesia.

Decía el Papa Juan Pablo II que María es el camino más corto y más seguro para llegar hasta Dios y tomando estas palabras se puede decir que María adquiere esa figura del cuello en el cuerpo humano, pues si Cristo es la cabeza de la Iglesia y la Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo, bien podemos concluir el papel que le toca a María en esta conjunción entre Dios y su Iglesia, entre el Cielo y la tierra, entre la humanidad pecadora y la Divinidad, tanto más porque Ella es la creatura más perfecta y más cercana a Dios en todo el orden de la creación (excluyendo obviamente a nuestro Señor Jesucristo al ser verdaderamente hombre y a la vez verdaderamente Dios).

En tiempos de paz, maravilla el contemplar a tan excelsa Torre ornada con tan grandes dones dados por Dios, puesto que Él no se escogió como madre a una simple mujer, sino a una Virgen en la cual no existió mancha alguna de pecado; a una Reina, Señora de todo el universo; a la bendita entre todas las mujeres. Su Alba Pureza e Inmaculada Concepción representadas en el marfil, pueden contarse como uno de estos altísimos dones con que Dios decidió honrar a su Madre Santísima.

En tiempos de guerra, sin dejar su belleza, pasa a la ofensiva defendiendo de los enemigos a todos los que en ella se refugian. Torre de Belén, Portugal Foto: Bernt RostadA los pies de tan valiente Torre se realiza la más grande e importante batalla que la Humanidad ha visto jamás, entre los hijos de la Luz y los hijos de las tinieblas, entre la descendencia de la Virgen y la descendencia de la Serpiente, cuya enemistad sentenció Dios en el libro del Génesis, diciéndole a la Serpiente después de maldecirla, pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la de ella, ella te aplastará la cabeza mientras tú te abalanzas sobre su talón .

Dice el Santo Job, la vida del hombre en la tierra es un continuo estado de guerra , y en ella debemos luchar para no perecer bajo las fuerzas del mal. ¿Cómo protegernos en ella? ¡Vayamos a la Torre de Marfil! ¿Quién se nos unirá para destruir a un adversario tan poderoso? ¡Pues Aquella de quien dicen que es más terrible que un ejército en orden de batalla ! Y si no tenemos armas, ¿A quién acudiremos? Corramos hacia la Torre de Marfil, pues ¡Mil escudos están suspendidos en ella y toda armadura de los valientes guerreros !

¡Aunque la Santa Iglesia Católica sea atacada por todos lados y de todas maneras, no será abalada en su infalibilidad y pureza porque tiene como bastión contra el enemigo a María Santísima!

La maravillosa vida de Pierre Toussaint


Publicado 2010/06/19
Autor: Gaudium Press
Sección: Opinión


Bogotá (Sábado, 19-06-2010, Gaudium Press) Fuera esta la oportunidad para poner bajo la protección del venerable Pierre Toussaint la recuperación de Hatí, su isla nativa.

Hijo auténtico de Puerto Príncipe, el bienaventurado -con proceso de beatificación hoy día, nacido en 1766 y muerto en Nueva York en 1853- es el modelo del católico que asumió su condición de esclavo sin resentimiento ni autocompasión, en una época en que la filosofía de la ilustración había envenenado las relaciones entre las clases y las razas en nombre de la libertad, proponiendo como solución, no llegar al acuerdo pacífico y legal, sino el reclamo insolente, el odio y la guerra a muerte.

Hacía 1787 trabajaba en Haití con una noble familia francesa que la revolución expulsó de la isla y terminó viviendo en Nueva York. El buen negro Pierre Toussaint no quiso apartarse de sus antiguos amos y partió con ellos dejando su clan, su familia y sus apegos al terruño.

Lejos estaban él y sus amos de imaginarse que una serie de vicisitudes y dolores, esperaban a la familia en la gran metrópoli, también agitada por las consecuencias de la recién pasada guerra de secesión y el asesinato de Lincoln. Crédulamente convencidos de que bien pronto pasaría el terror de los odios revolucionarios y recuperarían sus posesiones en la isla, llevaron apenas lo suficiente para vivir holgadamente, lo cual resultó fatal pues bien pronto el capital se agotó y les llegó la ruina.

Tratándose de nobles empobrecidos y vergonzantes, la sensibilidad dolorida del señor Jean Bérard du Pithon lo llevó a la tumba, dejando a su pobre viuda duramente afectada por una enfermedad crónica, también posiblemente nacida de la angustia.

El buen Toussaint no abandonó a su ama pese a que ya no tenia obligación de atenderla pues ni era empelado remunerado de ella ni era ya su esclavo. Conmovido hasta el fondo del corazón por la situación de esta viuda sin hijos ni parientes en Nueva York, brotó entonces del fondo del alma del bienaventurado, todo el recurso profundamente católico sembrado entre sus antepasados de Haití en tiempos de la colonia. Iluminado por la Divina providencia encontró la manera de llegar a ser uno de los peluqueros más cotizados por las damas de la alta sociedad neoyorquina, recaudando lo suficiente para que su ama viviera bien y abriera de nuevo las puertas de los salones de su arruinada mansión que pudo ser remodelada. De día trabajaba en la peluquería y salón de belleza, y de noche como simple sirviente en casa de su Madame. Nunca un reclamo, un reproche o una falta de cortesía. Llegó a ser incluso consejero espiritual de mucha dama de la High Society neoyorquina.

Toussaint fue hombre de misa y rosario diarios. Fue pionero del gran negocio (en aquella época) de agencias de empleo para servidoras domésticas cuando volvió la ruina a la vetusta mansión de su señora por causa de otros golpes de de la vida, entre ellos un nuevo pero infortunado matrimonio de ella y una ley de corte calvinista que los llevó otra vez a la pobreza. Recuperó nuevamente la casa de su ama y dejó testimonio de sabiduría, mansedumbre y entrega a los desamparados pues fundó varios asilos. Murió a los 87 años de edad, fue declarado venerable en 1996 y sus restos reposan hoy pacíficamente en una cripta de la iglesia de San Patricio en Nueva York.

Ciertamente habría madera en él para que se colocara bajo su patronazgo la recuperación material y espiritual de la dolorida Haití de nuestros días, tan hija de la cristiandad como cualquiera de nuestras naciones americanas.

Por Antonio Borda

viernes, 18 de junio de 2010

San Rainiero de Pisa: el santo trovador que siguió fielmente los pasos de Jesús

Detrás del altar, la urna con los restos de San RainieroPublicado 2010/06/17
Autor: Gaudium Press
Sección: Espiritualidad


Bogotá (Jueves, 17-06-2010, Gaudium Press) Conocido como el patrono de Pisa, Italia, y de los viajeros, San Rainiero de Pisa -quien nació en la ciudad italiana en 1118- fue un gran trovador, y experto en el arte de tocar la lira. Él, siendo muy joven y pese a los esfuerzos e insistencias de sus padres, prefirió una vida libertina y de diversiones antes que los estudios, pero a sus 19 años, su vida cambió por intervención divina a través de un eremita, y hoy, a pesar del paso del tiempo, sigue siendo uno de los santos que más se recuerdan en Italia.

Fue precisamente gracias a un encuentro que Rainiero tuvo con un ermitaño llamado Alberto -establecido en el monasterio pisano de San Vito-, que el hoy santo dio un giro a su vida y se convirtió. En ese entonces, el joven italiano tanto fue tocado por Dios, que a sus 23 años, ante la decisión de vivir en plena austeridad, entregó a los pobres todas las riquezas que poseía y emprendió un viaje a Tierra Santa para seguirle los pasos a Jesús.

Un santo que comía únicamente dos veces por semana

Detrás del altar, la urna con los restos de San Rainiero
La historia narra que el joven permaneció en los lugares santos por 13 años, donde vivió de las limosnas y sometió su cuerpo a innumerables sacrificios, como fue su decisión de comer únicamente dos veces por semana. Se cuenta que Rainiero peregrinó en varias ocasiones a todos los lugares santos permaneciendo por varios días, de manera especial, en los sitios donde Jesús vivió su calvario.

En 1153 regresa a su ciudad natal. Allí ya era reconocido por su fama de santidad, debido a los innumerables milagros que Dios hizo a través de él en Tierra Santa, y que siguió realizando tras su regreso a Pisa. En la ciudad que lo vio nacer se estableció en el monasterio de San Vito, donde hizo una amplia labor apostólica como laico, siendo partícipe de varias conversiones, las cuales fueron bastante admiradas por los pisanos.

Santo súbito

Refieren las crónicas que -por los innumerables milagros que obró en vida, así como por una existencia que imitó fielmente a Jesucristo- una vez falleció, es decir, el 17 de julio de 1161, Rainiero fue súbitamente proclamado Santo.
En 1632, el entonces Arzobispo de la ciudad italiana, junto con el clero de la diócesis, nombró a San Rainiero patrono de Pisa y de su diócesis, proclamando también, el 17 de junio como fiesta de precepto.
En la actualidad los restos del santo permanecen en la Catedral Santa María Asunta de la ciudad italiana, donde reposan en el interior de una urna. Se afirma que su cuerpo continúa incorrupto.

La Eucaristía no soporta ambigüedades ni reducciones

Benedicto XVI recibe en su biblioteca privada a los obispos de la Región Norte de la Conferencia Episcopal de Brasil en visita Autor : Papa Benedicto XVI

El culto no puede nacer de nuestra fantasía. La verdadera Liturgia supone que Dios responda y nos muestre cómo podemos adorarlo.

El centro y la fuente permanente del ministerio cetrino están en la Eucaristía, corazón de la vida cristiana, fuente y culmen de la misión evangelizadora de la Iglesia. Así podéis comprender la preocupación del Sucesor de Pedro por todo lo que pueda ofuscar el punto más original de la Fe católica: hoy Jesucristo sigue vivo y realmente presente en la hostia y en el cáliz consagrados.

La menor atención que en ocasiones se ha prestado al culto del Santísimo Sacramento es indicio y causa del oscurecimiento del sentido cristiano del misterio, como sucede cuando en la Santa Misa ya no aparece como preeminente y operante Jesús, sino una comunidad atareada en muchas cosas en vez de estar recogida y de dejarse atraer a lo único necesario: su Señor.

En la Iglesia, lo humano está ordenado y subordinado a lo divino

La actitud principal y esencial del fiel cristiano que participa en la celebración litúrgica no es hacer, sino escuchar, abrirse, recibir.

Es obvio que, en este caso, recibir no significa estar pasivo o desinteresarse de lo que allí acontece, sino cooperar —porque volvemos a ser capaces de actuar por la gracia de Dios— según “la auténtica naturaleza de cuya característica es ser a la vez humana y divina, visible y dotada de elementos invisibles, entregada a la acción y dada a la contemplación, presente en el mundo y, sin embargo, peregrina; de modo que en ella lo humano esté ordenado y subordinado a lo divino, lo visible a lo invisible, la acción a la contemplación y lo presente a la ciudad futura que buscamos” (Const. Sacrosanctum Concilium , 2).

Si en la Liturgia no destacase la figura de Cristo, que es su principio y está realmente presente para hacerla válida, ya no tendríamos la Liturgia cristiana, totalmente dependiente del Señor y sostenida por su presencia creadora.

¡Qué lejos están de todo esto quienes, en nombre de la inculturación, caen en el sincretismo introduciendo en la celebración de la Santa Misa ritos tomados de otras religiones o particularismos culturales! El misterio eucarístico —escribía mi venerable predecesor el Papa Juan Pablo II— es un “don demasiado grande para soportar ambigüedades y reducciones”, particularmente cuando, “privado de su valor sacrificial, se vive como si no tuviera otro significado y valor que el de un encuentro convival fraterno” (Enc. Ecclesia de Eucharistia , 10).

El culto no puede nacer de nuestra fantasía

En la base de varias de las motivaciones aducidas está una mentalidad incapaz de aceptar la posibilidad de una intervención divina real en este mundo en socorro del hombre.

Este, sin embargo, “se encuentra hasta tal punto incapaz de vencer eficazmente por sí mismo los ataques del mal, que cada uno se siente como atado con cadenas” (Const. Gaudium et spes, n.13).

Quienes comparten la visión deísta consideran integrista la confesión de una intervención redentora de Dios para cambiar esta situación de alienación y de pecado, y se emite el mismo juicio a propósito de un signo sacramental que hace presente el sacrificio redentor. Más aceptable, a sus ojos, sería la celebración de un signo que correspondiera a un vago sentimiento de comunidad.

Pero el culto no puede nacer de nuestra fantasía; sería un grito en la oscuridad o una simple autoafirmación.

La verdadera Liturgia supone que Dios responda y nos muestre cómo podemos adorarlo. “La Iglesia puede celebrar y adorar el misterio de Cristo presente en la Eucaristía precisamente porque el mismo Cristo se entregó antes a ella en el sacrificio de la Cruz” (Exhort. Ap. Sacramentum caritatis , 14). La Iglesia vive de esta presencia y tiene como razón de ser y de existir difundir esta presencia en el mundo entero.

Santo del día

Santos Marcos y Marcelino

Publicado 2010/06/18
Autor : Catholic.net

Mártires, Junio 18

Son mártires y patronos secundarios de la Diócesis de Badajoz —hoy Archidiócesis de Mérida-Badajoz—.

Un rayo que cayó en el castillo fue la causa del terrible fuego que amenazaba a todas luces alcanzar el polvorín o almacenes de pólvora de la ciudad y cuya explosión hubiera sido una catástrofe tanto en pérdida de vidas humanas como de viviendas y bienes. El apresurado rezo a los santos del día en aquel apuro hizo que milagrosamente se detuvieran las llamas en la misma zona inmediatamente próxima al almacén de munición. Las personas que se supieron protegidas por la intercesión de los santos mártires Marcelino y Pedro pidieron a las autoridades eclesiásticas sea oficialmente reconocida la protección de los santos que les libraron al final de aquella terrible tormente.

Un decreto de la Sagrada Congregación de Ritos faculta al Deán y Cabildo para elegirlos patronos menos principales de la ciudad de Badajoz. Una vez ejecutado, es aprobado por el Obispo Juan Marín Rodezno, el 13 de junio de 1969.

Frase del día

No son los que me dicen: "Señor, Señor", los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo.

La Diócesis de Minas celebra el cincuentenario de su creación

El Nuncio Apostólico presidirá Misa Solemne

En ocasión de conmemorarse el próximo 25 de junio el cincuentenario de
la creación de la Diócesis de Minas las comunidades parroquiales se
reunirán en la Solemne Eucaristía de Acción de Gracias que el domingo
27 presidirá el Nuncio Apostólico, Mons. Anselmo Guido Pecorari y
concelebrará todo el Presbiterio.

La Eucaristía se celebrará a las 16 hs en la Iglesia Catedral de Minas.

El Administrador Apostólico de la referida Diócesis, Mons. Rodolfo
Wirz, dirigió una carta a las comunidades parroquiales invitando a
unirse en esta Eucaristía.

El Pastor recordó el recorrido transitado en el Año Jubilar "con la
oración y la entrega" y sirviendo a los hermanos, sobre todo a los más
pobres y olvidados al tiempo que anunció que se continuará celebrando
el Año Jubilar hasta su clausura diocesana prevista para la Fiesta de
Cristo Rey, el 21 de noviembre. Asimismo señaló que se solemnizan las
Fiestas Patronales y se profundiza el compromiso.

En tiempos de mundial, Fútbol y Fe: la humildad y la gloria

Reflexión del Obispo de Melo y Secretario General de la CEU,
Mons. Heriberto Bodeant


Al entrar a la cancha o al hacer un gol, muchas veces se ve a los
jugadores haciendo la señal de la cruz (no sé si Obdulio Varela lo
hacía)... ¿Qué significa ese gesto para ellos? Allá por el año 1975,
Juan C. Acosta, centrodelantero de la selección juvenil uruguaya que
había ganado en Lima el campeonato sudamericano, lo explicaba así: Por
ella pedimos a Dios que nos ayude y nos proteja. Frecuentemente hay
lesiones que nos marginan de la competencia. Cuando ingresamos a la
cancha nos exponemos a muchos riesgos. Pedimos a Dios, no tanto el
triunfo, sino su protección, para poder jugar siempre. Que Él esté de
parte nuestra.

Luego del gol, bueno, le agradecemos que nos haya permitido vivir ese
momento, poder hacerlo, agregaba Ricardo Ortiz, capitán de aquel
equipo celeste .

Encomendarnos a Dios, ponernos bajo la protección del Padre, del Hijo
y del Espíritu Santo, es reconocer que somos criaturas, que no somos
omnipotentes, sino frágiles, vulnerables. Agradecer es reconocer que
la lucidez, la inteligencia, las habilidades, las fuerzas que se ponen
en la cancha no son sólo resultado del trabajo y el esfuerzo, sino
ante todo dones que hemos recibido de nuestro Creador y que hemos
podido desarrollar.

Hacerse la señal de la cruz puede ser así un signo de humildad.
Humildad, del latín humilitas, que viene a su vez de humus, tierra.
Esto nos recuerda que somos "de barro", que nuestra vida es pasajera:
"polvo eres y en polvo te convertirás". A la vez, nos encomendamos a
Aquel del que viene la Vida, el único que puede realmente colmarnos, y
que nos promete participar para siempre de su vida Divina, en
definitiva, el que nos hace entrar en su Gloria.

"Gloria" es una palabra común a las expresiones de fe y al fútbol. "La
gloriosa celeste", decimos con orgullo los uruguayos. Los cristianos
alabamos a Dios diciendo "Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu
Santo..."

Pero ¿qué es esa Gloria de Dios? El Evangelio de Juan nos acerca a ese
tema desde un ángulo tal vez inesperado: la Gloria es la manifestación
de la Verdad más profunda de Dios., es decir, su Amor, porque Dios es
Amor. Dar Gloria a Dios, glorificarlo, es nada más, y nada menos, que
reconocer abiertamente esa realidad. Asi, en el Evangelio de Juan,
Jesús aparece muchas veces glorificando al Padre, pidiendo que el
Padre glorifique su nombre, anunciando que el Hijo va a ser
glorificado por el Padre... Podríamos traducirlo así: Jesús aparece
muchas manifestando la verdad más profunda que hay en el Padre, Jesús
pide al Padre que manifieste una vez más su Amor, Jesús anuncia que el
Padre va a hacer visible, evidente, el Amor con que el Hijo se
entrega...

¿Cuál es la gloria de un equipo, de un jugador? La copa, la medalla,
el premio, es ese reconocimiento de una realidad: es el que ganó, el
que salió campeón, el que convirtió más goles, el que atajó los
penales del alargue... Esa es "la hora de la verdad", suele decirse.,
porque "fútbol son goles", y con los goles se ganan los partidos...
Sin embargo, mirando algunas trayectorias individuales, hay una gloria
más profunda en aquellos que, junto a su habilidad deportiva, que les
valió premios y reconocimientos, cultivaron otros valores: su espíritu
verdaderamente deportivo, su caballerosidad, su respeto por el otro...
Esa "gloria" está más cerca de no ser la gloria pasajera, la que hacía
decir a los antiguos romanos Sic transit gloria mundi: "Así pasa la
gloria del mundo" o, como suele decirse hoy, "los 15 segundos de
fama"...

Especial sobre el Mundial en www.iglesiacatolica.org.uy

jueves, 17 de junio de 2010

Heraldos del Evangelio del Paraguay

14 Jun 2010

Ayer domingo, en horas de la tarde, un grupo de 24 amigos de los HE realizó su consagración a la Stma. Virgen, según el método de San Luis María Grignion de Montfort.

La emotiva ceremonia fue realizada en el Capilla del Convento de las MM Carmelitas Descalzas.

Los nuevos esclavos y esclavas de la Virgen rezaron su consagración durante la Santa Misa.

Finalizada la ceremonia, todos recibieron un pequeño obsequio: la Medalla Milagrosa de la Stma. Virgen.

miércoles, 16 de junio de 2010

Oración de agradecimiento a María

Yo también soy vuestro enfermo, salvadme: “ Sálvame, porque yo te pertenezco” (Sal 119, 94)

Madre bondadosísima de Aquel que ha dicho: “No son los que están sanos los que tienen necesidad de médico” , y en otra ocasión: “Perdonad setenta veces siete” , ¿cuándo podrán nuestras caídas agotar vuestro poder y la ternura de vuestras solicitudes y cuidados?

Vais a buscar al pecador que todos han rechazado, lo abrazáis, lo reanimáis y le dais calor, y no descansáis hasta que lo habéis curado.

Yo también soy vuestro enfermo, salvadme: “ Sálvame, porque yo te pertenezco” (Sal 119, 94). Este será mi grito de esperanza todos los días que dure mi destierro. Mientras más me acuerde de mis caídas pasadas, más me acordaré de Vos, que habéis tenido el poder y la bondad de levantarme de ellas; y mayor será mi seguridad de que no me abandonaréis mientras dure mi convalecencia.

Y al fin en el Cielo, ocupando tímidamente mi sitio, entre el número de quienes os deben su salvación porque en medio de sus miserias pusieron en Vos todas sus esperanzas, seré vuestra gloria, como un enfermo es la gloria del médico que lo ha salvado de las puertas de la muerte, no una vez, sino muchísimas.

Entonces —y éste será el mejor fruto que haya producido la gracia—, mis faltas mismas serán el pedestal de vuestra glorificación y, al mismo tiempo, el trono de las divinas misericordias que quiero cantar eternamente: Misericordias Domini in aeternum cantabo (Sal 89, 2).

¡Cantaré eternamente el amor del Señor!

Santo del día

Santa Lutgarda


Autor : Catholic.net
Mística, Junio 16

Santa Mística sisterciense de Aywieres, Bélgica.

Nace en 1182. A los doce años de edad fue encomendada a las monjas benedictinas cerca de Saint-Trond, no por piedad sino porque el dinero para su dote matrimonial había sido perdido por su padre. Era la costumbre de la época.

Lutgarda era bonita y le gustaba divertirse sanamente y vestir bien. No aparentaba vocación religiosa, por lo que en el convento vivía como una especie de pensionista, libre para entrar y salir. Sin embargo, un día, mientras charlaba con unas amistades, tuvo una visión de Nuestro Señor Jesucristo que le mostraba sus heridas y le pedía que lo amase solo a El. Lutgarda aquel día descubrió el amor de Jesús y lo aceptó al instante como su Prometido. Desde aquel momento su vida cambió.

Algunas monjas que observaron el cambio en Lutgarda vaticinaron que aquello no duraría. Se equivocaron, ya que su amor por Jesús mas bién crecía. Al rezar lo veía con sus ojos corporales, hablaba con El en forma familiar. Cuando la llamaban para algún servicio, le decía a Jesús: "Aguárdame aquí, mi Señor; volveré tan pronto como termine esta tarea". También tuvo visiones de Santa Catalina, la patrona de su convento y San Juan Evangelista. En éxtasis a veces se alzaba un palmo del suelo o su cabeza irradiaba luz.

Compartió místicamente los sufrimientos de Jesús cuando meditaba la Pasión. En esas ocasiones aparecían en su frente y cabellos minúsculas gotas de sangre. Su amor se extendía a todos de manera que sentía como propios los dolores y penurias ajenas.

Después de doce años en el convento de Santa Catalina, sintió la inspiración de abrazar la regla cisterciense que es mas estricta. Siguiendo el consejo de su amiga Santa Cristina que era de su mismo convento, ingresó en el Cister de Aywieres a pesar que allí solo se hablaba francés, idioma que desconocía.

Tenía gran humildad y solo se quejaba de su propia impotencia para responder como era debido a las gracias de Dios. En una ocasión oraba ofreciendo vehemente su vida al Señor, cuando se le reventó una vena que le causó una fuerte hemorragia. Le fue revelado que, en el cielo, su efusión se aceptaba como un martirio.

Tenía el don de curación de enfermos, de profetizar, de entender las Sagradas Escrituras, de consolar espiritualmente. Según la beata María de Oignies, Lutgarda es una intercesora sin igual por los pecadores y las almas del purgatorio.

Tuvo visiones del Sagrado Corazón de Jesús. En una ocasión Nuestro Señor le preguntó que regalo ella deseaba. Ella respondió: "Quiero Tu Corazón", a lo que Jesús respondió: "Yo quiero tu corazón". Entonces ocurrió un evento sin precedentes conocidos: Nuestro Señor místicamente intercambió corazones con Lutgarda.

Once años antes de morir perdió la vista, lo cual recibió con gozo, como una gracia para desprenderse mas del mundo. Aun ciega ayunaba severamente. El Señor se le apareció para anunciarle su próxima muerte y las tres cosas que debía hacer para prepararse: 1-dar gracias a Dios sin cesar por los bienes recibidos; 2- orar con la misma insistencia por la conversión de los pecadores; 3- Para todo confiar únicamente en Dios.

Predijo su muerte que ocurrió en la noche del sábado posterior a la Santísima Trinidad, precisamente cuando comenzaba el oficio nocturno del domingo. Era el 16 de junio del 1246.